Páginas

domingo, 9 de noviembre de 2008

Circular Chóvar - Nevera de Castro

La salida de este sábado ha sido del tipo que yo llamo "Bricorutas", es decir: "facil, sencilla y para toda la familia" (ésto, dicho con el acento de Kristian, el presentador de Bricomanía, gana mucho). La ruta ha sido igual que la que hizo el grupo en febrero de 2005 menos en un desvío antes de llegar a la nevera, en que nosotros dimos un poco más de vuelta, al parecer, planificada.


Es normal, pero me ha parecido curioso ver que muchas de las fotos que he tomado son casi idénticas a algunas de las que publicó José Manuel en su día.


El día que nos tocó en suerte fue magnífico, ambiente fresquete, con sol, pero sin frío ni calor. Excelente para caminar y, cuando el sol cogió fuerza, fue muy luminoso.


Ya de entrada, el embalse de Ajuez, con sus aguas tan quietas como la superficie de un espejo, hizo que desenfundáramos nuestras cámaras y comenzáramos a disparar a diestro y siniestro.





Seguimos entre alcornoques y moles de rodeno hasta la fuente fresca, que aunque no se vea entre los helechos, os juro que estaba ahí.




En el camino vimos una roca que se asoma al acantilado y que como veis es muy similar a la de al lado. Ahí está Carmen_K, en la roca del Rey León: ¡HAKUNA MATATA!



Como era de rigor, visitamos la entrada de la mina de mercurio abandonada.




Después llegamos a la Nevera, que está perfectamente restaurada, donde almorzamos, unos de pié, dilucidando sobre la autenticidad de ciertos rebollones que habían encontrado y otros sentados en el mismo techo de la nevera. Desde ese tejado en forma de queso de tetilla hice la siguiente foto y me viene a la mente una frase que en el camino dijo Toni sobre que las habitaciones del Castillo eran realmente amplias, pues en una montaña estaba el castillo y en otra tenían la nevera, con lo que hubo la correspondiente mofa acerca de los desplazamientos nocturnos para picar algo.



Ya en la bajada, en la umbría, los lados de la senda estaban alfombrados por musgo con un verde intenso y muchas setas, de las que ofrezco este bonito ejemplar seguro que no comestible.

También vimos lo que en un principio parece un alcornoque con curiosas formas, pero que no se engañe nadie, no es un árbol como todos los demás sino la figura de un personaje que intentó publicar como suyas las rutas de la página de RocaCoscollá y ante el hecho resultó embrujado y convertido en alcornoque por partida doble. (Es broma, claro).


Éstas y más fotos de la ruta pueden verse en http://picasaweb.google.es/Pabloonce/

El track de la ruta realizada se encuentra libre para descargar en PABLOONCE

Os animo a que veáis las crónicas y las fotos de Luis Gispert y de Kiquet clicando en los enlaces que están en esta misma página.

Un saludo.
Pablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.