Páginas

sábado, 19 de diciembre de 2009

Muela del Buitre y de Santa Catalina. Losilla de Aras (Circular)

"En busca de la nieve perdida"
Hola, últimamente os he puesto algún video en las crónicas. En ésta me gustaría empezar con uno también:

Ya que a principios de semana había nevado tanto, José Manuel tenía pensado hacer una ruta por nieve, pero como las previsiones eran variables y bastante catastrofistas, cuando publicó la ruta dijo que nos íbamos a la nieve pero que no sabía a donde y que lo decidiría en el último momento. Y sin saber a donde, allá que nos íbamos apuntando todos, porque como Kate Winslet le dice a Leonardo Dicaprio: "confío en tí". Pues eso, que confíabamos en que nos llevaría a una buena ruta, fuera donde fuera. Aunque ahora que lo pienso, después no me dió el beso que viene a continuación de esta escena...mmmm, bueno, en otra ocasión.
Nos dijo que llevaríamos 4 rutas en cartera y que elegiríamos una u otra según se presentaran las circunstancias. Al final se decidió por hacer la ruta de la "Muela del Buitre" saliendo desde Losilla de Aras, pero combinándola con otra ruta en un tramo, la de la Muela de Santa Catalina, para evitar pista y añadir un tramo más bonito.
Conforme nos íbamos acercando a Losilla íbamos viendo que no se iba a cumplir nuestro deseo de pisar la nieve, ya que debido a los diez grados de aumento de temperatura del miércoles y al viento del jueves, la nieve prácticamente había desaparecido.
Siendo las 08'20 horas aparcamos en Losilla, con una temperatura exterior de -4º C.

-4ºC que, como subimos a 1549 metros de altitud, seguro que se convirtieron en algunos momentos en -6º ó -7º y que cuando azuzaba el viento la sensación térmica era todavía más baja. Cada uno se puso lo que llevaba para combatirlo e incluso hubo dos personajes camuflados que ponían la nota llamativa de color por sus gorros y que de lo tapados que iban no sé ni cómo veían. Deberían tener poderes paranormales o extraterrestres.

Ante la vista de la silueta de la Muela que era nuestro objetivo y de la "caries" por donde teníamos que pasar, decidimos hacer una parada de reagrupamiento, donde Juan Carlos aprovechó para ofrecernos un caldo calentito que llevaba en un termo y que nos supo a gloria.

Nieve sólo quedaba en algunos ribazos aislados, pero lo que sí que había permanecido era el frío. Al acercarnos a unas piedras espantamos a un ave que se lanzó con vuelo raso y salió a la luz el dicho que en esta ocasión tenía más razón que un Santo:
"Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo"

El grupo se estiraba en la subida serpeante hacia la Muela y el rostro de José Manuel refleja el frío que hacía.

Los últimos metros son un poco más empinados y con la rasca y los guantes, ni nos agachamos a coger las conchas fósiles que se encuentran desperdigadas en este punto.

Unas panorámicas desde arriba.



A lo lejos se veía el Calderón nevado. Durante un momento de la llegada incluso se apuntó la posibilidad de haber ido allí pero al no llevarlo previsto se nos hubiera hecho muy tarde. En otra ocasión será.


Ya bajando se observa el anillo de nieve que rodeaba la muela en esta vertiente.


Hicimos la foto de grupo en un lugar más resguardado y desde el que se podía observar el valle.

Continuando el descenso hay que sortear algunas rocas.



Nuestros dos naranjitos seguían maravillados con lo que veían a su paso, y ante las imágenes podeis comprobar que no era para menos.

Aquí los tenemos tomando datos de nuestra tecnología para exportarla a su planeta a su regreso. En este caso se trata de unos molinos de viento en construcción. Se ven pequeños de lejos, pero impresiona el tamaño de las piezas cuando están en el suelo.


Os dejo unos cuantos relajantes salvapantallas.



Llegamos a la ermita donde almorzamos la otra vez y nos permitimos unos minutos de relax aprovechando el solecito. En la tercera imagen estoy solo pero después se me unirán 3 montañeros más dando lugar a una simpática foto que supongo que José Manuel publicará en su crónica.

Acercándonos a Losilla pasamos al lado de la Travina Cuatro Garras, que es una enorme y anciana sabina albar. La bajada en este tramo hay que tomarla con precaución pues algunos troncos que hacen de límite de los escalones en la tierra, están sueltos y ruedan, con el consiguiente peligro, como alguno comprobó en sus carnes, de que se produzcan resbalones.


Ya cerca del pueblo pasamos por un estanque que estaba completamente helado, como nosotros, y hasta al insistente Toni le costaba romper la capa de hielo con piedras cada vez más grandes. Puede observarse el grosor del hielo en el abrevadero que sería de unos dos centímetros.


Epílogo: Una ruta en la que aunque no se cumplieron nuestras expectativas de pisar la nieve, nos lo pasamos como siempre, genial. Y es que hay que ser positivo y tomar las cosas como vienen, inténtando sacarles el máximo provecho, ya que en gran medida todo lo que nos pasa depende de la "suerte", como dice Woody Allen en su última película, y nosotros la tenemos cada sábado.
Así es que............. "si la cosa funciona"....





Espero que os haya gustado. Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podréis descargaros el track clicando aquí: ROCACOSCOLLA.

1 comentario:

  1. Pablo las fotos geniales mas que salvapantallas podrian ser murales, aunque no as conseguido descifrarme quien era el espia de negro que llevasteis toda la mañana. Nosotros lo pasamos bien, bueno muy bien. Un saludo Mari y Jose

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.