Páginas

sábado, 7 de marzo de 2009

Circular: La Canal del Garbí desde Albalat dels Tarongers

“Nuestro particular Monte Rushmore.”

“… Pienso que la forma en que la vida fluye está mal. Debería ser al revés: Uno debería morir primero para salir de eso de una vez. Luego, vivir en un asilo de ancianos hasta que te saquen cuando ya no eres tan viejo para estar ahí. Entonces empiezas a trabajar y trabajar por cuarenta años hasta que eres lo suficientemente joven para disfrutar de tu jubilación. Luego fiestas, parrandas, alcohol. Diversión, amantes, novios, novias, todo, hasta que estés listo para entrar a la secundaria… Después pasas a la primaria y eres un niño que se pasa todo el día jugando sin responsabilidades de ningún tipo… Luego pasas a ser un bebé, y vas de nuevo al vientre materno, y ahí pasas los mejores y últimos 9 meses de tu vida flotando en un líquido tibio, hasta que tu vida se apaga en un tremendo orgasmo…¡Eso sí es vida!”

Esto es otro trocito de la película “El curioso caso de Benjamín Button” en el que se dice que la vida debería empezar por el final y seguir su curso al revés ¡Quizás debiéramos planteárnoslo también para las rutas! Empezar por el final cuando estás cansado y conforme avanzas, estar cada vez más fresco. Y lo de terminar con el orgasmo…..bueno….


Después de una ruta larga viene una ruta corta. Tras la paliza de la semana anterior, José Manuel nos propuso hacer para este sábado una ruta circular que partiendo de Albalat dels Tarongers y tras subir la Canal del Garbí nos devolvía a los coches. Entre 13 y 14 kilómetros.

Como esta ruta quedaba cerca, habíamos quedado a las 7’30 en La Pinada, por lo que a las 08’00 ya estábamos en marcha en un día claro y luminoso (para variar), aunque con mucho viento (para no variar).

Aparece ante nosotros una silueta rocosa ¿Será allí donde tenemos que subir? Tras reagruparnos seguimos sorteando las piedrecitas y ramitas (como diría Pacojavi) caídas en el camino.

Y seguimos subiendo disfrutando del paisaje.
Hacemos unas primeras trepaditas para abrir gana antes de llegar a la Canal y tras atravesar una pedrera que amenaza con caerse sobre nosotros…

…llegamos a nuestro particular Monte Rushmore, donde José Manuel tiene pensado hacer esculpir los caretos de los miembros del grupo Roca Coscollá. Aquí os pongo varias perspectivas para que cada uno vaya eligiendo dónde quiere que se le coloque. Ya sabéis, cuando lo tengáis decidido mandar email a José Manuel.

Mientras bordeábamos estos inmensos peñascos de rodeno se podía ver con total claridad el pulmón que es esta zona.

Siguiendo la senda llegamos a la Canal que es un barranquito abrupto por donde el que marcó el GR situó la ruta un día que había salido de copas.

Y ahí tenemos a José Manuel delante del “momento grieta”, un espacio reducido entre dos grandes piedras a través del cual hay que pasar y dependiendo de tu tamaño te tienes que quitar la mochila porque sino no cabes. Mary y Mª José superaron la prueba con éxito.

Más imágenes de la ascensión por la Canal

Y aquí tenemos a José Manuel viendo si puede estrujar al GPS para que subamos todavía un poco más.

Después de visitar el mirador buscamos un lugar resguardado del viento y almorzamos delante de un cuadro que ni el Museo de Arte de Nueva York.

En un momento del camino de regreso vimos que nos habíamos pasado un desvío que marcaba el track que llevábamos grabado. En teoría deberíamos retroceder un tramo y coger una senda que salía por la derecha. Como yo también tenía el track me lancé en avanzadilla y subí campo a través la loma de la derecha para encontrar la senda, pensando que los demás iban a retroceder y seguir el track. Cuando por fín el GPS me indicaba que estaba sobre el track, ahí no se distinguía ninguna senda. Lo corté varias veces a derecha e izquierda por si el GPS no me estuviera situando del todo bien, pero nada. Por lo que me decidí a esperar que llegara el grupo. En un momento de ese silencio grité: “¿Hay alguien?” y un cuervo contestó: “Craaack” y yo dije: “¿Pero hay alguien más?” (parodiando al viejo chiste), pero nada de nada, sólo el silencio, por lo que llamé por teléfono a José Manuel –menos mal que teníamos cobertura, lo cual no suele suceder, porque hemos tomado la mala costumbre de no llevar o encender los walkies- y me dijo que ellos no habían retrocedido sino que habían seguido por la pista, por lo que yo seguí el track en solitario y aunque en un principio no había senda, al final sí que vi lo que algún día debió ser una pero que estaba muy perdida y aboqué al sendero. Lo seguí y tras un rato ví al grupo que me estaba esperando en una curva y tuve que soportar un leve chorreo “cuando el que en realidad había ido por el camino previsto había sido yo” jeje. Nada, aventurillas que pasan.

Aproximadamente a las 13'00 llegamos a los coches y como era pronto y apetecía, parte del grupo se quedó en un bar que había al lado del parking a tomarse una refrescante cerveza.

Hasta la próxima.
Podréis descargaros el track clicando aquí: ROCACOSCOLLA.

3 comentarios:

  1. FANTASTICO!!!!!!!!!!!
    Cada cronica es mejor que la anterior!!
    lo de las fotos de las peñas para que esculpan nuestras caras.....buenisimo!!
    Ya se porque vas tan callado....
    Estan pensado en todo lo que vas a poner en el Blog.
    Enhorabuena...

    ResponderEliminar
  2. Para que veas que no era yo el único que te veía callado...jeje.Para mi "careto" la segunda foto,para el pedazo de nariz que gasto es visto un risco que dejara la mitad de la faena hecha,jeje.
    P.D:Si es que ya no respetamos ni los tracks...
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, Pablo. Me ha gustado mucho la descripción que haces de la ruta, fruto de una admirable destreza del ingenio. A la espera de la siguiente, que como destaca Merche "cada crónica es mejor que la anterior", recibe mi afectuoso saludo.

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.