Páginas

sábado, 7 de enero de 2012

13ª etapa del GR-7 Comunidad Valenciana: El Rebollar a Campamento de Tabarla / A+ 746 m / 21,18 km

...
"Waiting for tonight???"
(¿Esperando a que llegue esta noche?)

Esta semana tocaba acompañar a Kiquet en su 13ª etapa del recorrido del GR-7 a lo largo de la Comunidad Valenciana. En este caso iríamos desde El Rebollar hasta el Campamento de Tabarla, o viceversa. Como siempre, nos dividimos en dos grupos y nosotros fuimos en el de viceversa, haciendo la ruta al contrario para solventar el tema de los coches en las rutas lineales.

A la cita acudieron: Mari y Jose, Carmen_K, Belén, Kiquet, Manuel Carlos, Toni, Juan Carlos y un servidor.

Aunque hacía buen día, despejado, con sol y sin viento, el coche había llegado a marcar la "friolera" temperatura de -5 grados cuando veníamos. Al comenzar a andar estábamos a -2. Iniciamos la marcha cuando pasaban unos minutos de las 8 de la mañana, desde una pista donde dejamos el coche antes de cruzar un vado del río Magro por donde pasaba bastante agua. Cruzamos por unas piedras que hay en el lateral de la derecha y enseguida llegamos al Campamento de Tabarla. Lo cruzamos y bajamos al río para salvarlo por uno de los nuevos puentes de madera.

Poco después tuvimos que volver a cruzar el río, pero en el sentido en que veníamos nosotros no estaba muy claro el punto por donde hacerlo. Aunque es estrecho, llevará un caudal de medio metro de profundidad en algunos tramos. Kiquet localizó un punto en el que nos podríamos ayudar de unas piedras y pasamos sin problemas. En el sentido contrario está más claro, porque el caminillo hecho entre lo juncos lleva al punto exacto de cruce.

La senda nos llevó a la primera buena subida del día. Teníamos que sacarnos el frío del cuerpo y sin más llegamos a las cuatro muy derruidas edificaciones que componen Casas de Tabarla.


Enseguida pasamos por la fuente (con agua) del Pozico Valentín, con "z" como lo pone allí y continuamos por una agradable senda que circula paralela a la carretera. Más tarde el GR abandona la carretera hacia abajo y tuvimos que volver a vadear el río, en esta ocasión el Mijares, ayudándonos de otra fila de piedras. En el track de Bornem, que es el que seguimos, ellos no habían podido cruzar por aquí cuando lo recorrieron y se habían vuelto para cruzar por el puente próximo que está en la carretera, volviendo a unir con las marcas del GR-7 un poco más allá.


Pasamos por las Casas de Mijares y por el paradisíaco albergue y comenzamos la subida más larga de la jornada. Vimos el buzón del GR y Juan Carlos dejó constancia escrita de nuestro paso.


Llegamos al Aula de la Naturaleza de Las Moratillas y llamamos por teléfono al otro grupo para ver dónde se encontraban e ir planeando el lugar del almuerzo juntos. Como aún estábamos algo separados, continuamos por la pista del Área recreativa, donde todavía pudimos saborear algún madroño perdido de los que adornan las veredas.



Decidimos que nos encontraríamos en las Casitas del Cuco, un agradable lugar en una pinada al lado de la pista y hacia allí que nos dirigimos. Casualmente la sincronización fue total ya que llegamos al mismo tiempo al lugar y tras las bromas y las fotos del encuentro, buscamos un lugar mullido donde hiciera sol y nos pusimos a almorzar, disfrutando de un momento muy agradable.



Tras el almuerzo nos volvimos a separar y nuestro grupo se dirigió en descenso hacia el Barranco del Fresnal, por el que circulamos un rato y donde, al estar en la humbría y profundo, había esta fenomenal helada. La fuente de Roses estaba seca.

Cruzamos la Rambla del Quixal y comenzamos el ascenso, en principio con suavidad...


...y después con más exigencia, que nos llevaría hasta la cima del Cerro Simón, tramo donde pudimos expandir nuesras retinas y donde el esfuerzo, el sol y el avance de la mañana, dieron lugar a una temperatura muy agradable e hicieron que nos pudiéramos quedar en manga corta y alguno hasta en pantalón corto.



Cuando rebasamos el cerro, apareció ante nosotros abajo la llanura que forma la Plana de Utiel-Requena y al fondo podíamos ver el Cerro Carretero, que nos tapaba el Pico del Tejo, donde estuvimos en la etapa anterior.


Y siguiendo el principio físico de "todo lo que sube, baja", lo hicimos por la empinada pista que se encontraba totalmente desgranada y que hacía engorroso y molestón el largo descenso. Llegamos a la Plana y tras atravesar viñedos y un gran campo de nogales, llegamos a El Rebollar, fin de esta etapa.


Teníamos el coche aparcado cerca de la fuente que vimos y usamos en la otra etapa y, al más puro estilo semáforo, procedimos a nuestro relajante y curativo baño de pies, terminando nuestra ruta a las 13:30.


Una etapa agradable de caminar, donde se circula a través de grandes pinadas y aunque no tiene muy grandes hitos remarcables, se hace amena porque va variando el paisaje y el tipo de recorrido.

Y mientras Jennifer López está esperando a que llegue la noche, nosotros ya estamos esperando a que llegue el próximo sábado con la incógnita vibrando en nuestros cuerpos de saber qué nos deparará la siguiente ruta.





Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track pulsando aquí: PABLOONCE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.