Páginas

sábado, 26 de julio de 2014

2014 - Sot de Chera PRCV-223 / 485 m / 10,27 km

...







Para este sábado me habían pedido una ruta cortita y cercana y como la semana pasada nos cruzamos un par de veces con el PRCV-223 y lo vimos atractivo para hacer, en esta ocasión nos volveríamos a dirigir a la población de Sot de Chera, en la que, aparte de disfrutar de una buena ruta en su mayoría por senda, nos daría la opción de bañarnos en sus claras aguas a los que quisiéramos cuando finalizáramos. 


Al trazado del PR le recortaríamos una vuelta que hace por abajo acercándose al Centro de Toxicómanos.



Para llegar al punto de inicio saldríamos de l’Eliana y por la CV-35 seguiríamos hasta desviarnos a la altura de Villar del Arzobispo por la CV-395, que nos llevaría a Chulilla pasando por Bodegas Vanacloig y a Sot de Chera, donde aparcaríamos en el Área Recreativa de la Fuente del Tío Fausto.


En primer  lugar nos dirigiríamos hacia el Este, siguiendo el paseo entre los chopos hasta el Centro Rural El Cerrao. Allí cogeríamos el PR y ya no lo soltaríamos hasta que volviéramos. En la parte interior de la propiedad, al lado del algarrobo que hay a la derecha nace una senda en ascenso que nos llevaría hasta Los Monegrillos y los Corrales de Pera.


Desde este cruce de pistas tomaríamos la de enfrente, que nos llevaría en leve ascenso hasta el Mirador de El Morroncillo, donde previsiblemente almorzaríamos. 

Desde ahí sería todo bajada y primero, por el mismo tramo de pista de subida, volveríamos hasta los Corrales de Pera. 

Allí tomaríamos la pista de la izquierda que nos haría pasar por las proximidades de la Fuente Rodrigo y un poco más allá nos saldríamos por una senda por la diestra, desde la que tendríamos buenas vistas del río Reatillo y por la zona de El Justal volveríamos a Sot de Chera y a los coches donde, el que quisiera se podría pegar un refrescante chapuzón.


Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track para que os hagáis una idea fiel del recorrido:




Esta semana y tratándose de pleno verano, hicimos pleno. Volvieron a salir con nosotros compañeros que hacía tiempo no venían. A la ruta acudieron Mari, Pili, Karmen, Ana, Jose, Manuel Carlos, Kiquet y un servidor.

A las 7:30 ya habíamos aparcado en el área recreativa de la Fuente del Tío Fausto y comenzábamos a caminar.


En esta ocasión íbamos a seguir íntegramente el recorrido del PRCV-223, al que le recortaríamos un pequeño bucle que hace en la parte de abajo. Empezamos a caminar hacia el Centro de Turismo El Cerrao, cruzamos su puerta abierta y subimos por la senda que comienza detrás de la garrofera.

Al principio soplaba una agradable brisa, pero ésta se detuvo bruscamente en cuanto comenzamos a subir. Después, durante la mañana, iría apareciendo de nuevo caprichosamente.











El Pico Ropé se asomaba para saludarnos de vez en cuando.


Llegamos al final de la senda y cogimos la pista hacia la izquierda, siempre siguiendo las señales del PR.






 Más adelante volvimos a desviarnos por una senda que nace por la diestra en ascenso. La subida seguía siendo algo exigente hasta llegar a la parte de arriba de la loma, donde se volvería más frondosa y plana.






Al rato de comenzar a descender había que estar atentos a una senda que sale por la derecha y que, aunque llega al mismo sitio, es más agradable de recorrer. Llegamos así al cruce de pistas de los Corrales de Pera y continuamos por la pista rectos según veníamos.


En animada charla, este tramo de pista, que haríamos de ida y vuelta, nos iría subiendo hasta el Morroncillo, deparándonos buenas vistas del entorno y certificando lo que íbamos ascendiendo al comprobar la situación de la población de Sot de Chera y el Morrón allá abajo, cuando al aparcar lo teníamos que mirar hacia arriba.







Llegamos al Mirador de El Morroncillo, donde hay unas mesas y bancos de piedra, pero como allí no había sombra, cuando nos asomamos a la valla de madera, Kiquet comprobó que al otro lado había rocas y sombra para almorzar, ya que el sitio quedaba algo más bajo, y allí que nos fuimos acomodando.



 Las vistas desde el mirador son impresionantes, teniendo enfrente como referencia a la derecha el Pico Ropé y a la izquierda el Cinco Pinos, a los que enlazamos en la ruta que hicimos por allí cuando los subimos siguiendo la lista de los vértices geodésicos.



Aquí, aumentada por el zoom de Manuel Carlos, la población de Chera. A su izquierda, en las fotos superiores puede apreciarse que el Pantano de Buseo tenía poca agua embalsada.


El sitio que elegimos para almorzar era una pasada, justo al borde del acantilado y con mucha sensación  de altura debajo de nosotros, y en el que había que moverse poco y con precauciones.
















Abandonamos el Mirador volviendo por la pista anterior hasta el cruce de los Corrales de Pera, donde ahora tomamos la de la izquierda.




Al poco de caminar nos desviamos otra vez por la izquierda a la altura de una casa con aspecto de albergue que tenía las ventanas y puertas pintadas de verde. Al rato nos salimos de la pista siguiendo las indicaciones blanqui-amarillas por una senda que nos salía por la derecha.



Esta senda también es una maravilla, al igual que la que habíamos utilizado por la mañana y desde ella podíamos ver allá abajo el curso del Río Reatillo, que cambia su nombre por el de Sot al atravesar Sot de Chera.














Ahora ya estábamos encarados hacia Sot de chera y el Morrón salía a nuestro encuentro y una senda en zetas nos fue bajando con comodidad por la zona de El Justal.

















Sin más llegamos a la población y a los coches, dando por finalizada la ruta.

Le estamos sacando partido a esta zona de Sot de Chera y seguro que tiene mucho más que ofrecernos. Ha sido una ruta muy placentera, con su punto de esfuerzo inicial, su momentazo del almuerzo y la preciosa senda de bajada. Si a eso unimos el que nos hayamos reencontrado en el monte con amigos que ya echábamos de menos y el baño final que nos dimos en las transparentes aguas del río, puedo afirmar y afirmo que ha sido una ruta muy completa y que nos ha dejado un buen sabor de boca.

Una ruta corta, muy buena para verano porque se acaba pronto y altamente recomendable.



Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

2 comentarios:

  1. Hola Pablo.
    Tomo buena nota de esta ruta después de haber hecho alguna por Chera,creo que hay que acercarse Sot a caminar también,aunque si he tenido la oportunidad de bañarme en el rio...bufff como estaba el agua.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane. El año pasado hicimos una ruta por Sot de Chera y este mes hemos hecho otras dos y todas tienen su aliciente. Si vienes, te encantará bañarte en los Charcos del Gruñidor.

      Saludos.

      Eliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.