Páginas

sábado, 20 de diciembre de 2014

0160 - Vértices Geodésicos C.V.: La Selleta (919 m) / A+ 457 m / 14,1 km

...



Este sábado la ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 160 en altura de la Comunidad Valenciana, La Selleta, con 919 m de altitud, situado en el Término Municipal de Culla, Castellón. 

Para llegar al punto de inicio seguiríamos la A-7 hacia Castellón, CV-10 hasta la salida nº 33 y por la CV-15 pasaríamos por la Vall d’Alba, Els Ibarsos y Els Rosildos. Después nos desviaríamos por la izquierda por la CV-165 hasta Vilar de Canes. Pasaríamos el pueblo y justo a la salida hay una calle que sube por la derecha. Nos meteríamos por ella para aparcar un poco más arriba, al lado de un jardincito. 

Cuando ya tenía hecho el track para esta ruta y estaba buscando alguna imagen, me encontré con que Pascual Paricio había seguido uno de los Capítulos de Estéban Cuéllar y que su ruta hace casi el mismo recorrido, aunque algo más corta y además nosotros le habíamos añadido un punto de incógnita con la aventura final.
Comenzaríamos subiendo por una pista cementada que después se convierte en senda hasta  llegar al Azagador de La Selleta. Continuaríamos por el mismo, que circula por el cordal de la Serra d’En Segures hasta llegar al Vértice La Selleta. Seguiríamos por él hasta una vieja conocida, la Font d’Ombría, donde estuvimos cuando hicimos la ruta para subir al Bovalar y volveríamos a pasar por los campos de avellanos.

Desde allí bajaríamos al Barranc de la Vila y nos incorporaríamos a una pista que sigue el Azagador de los Serranos y antes de llegar a la carretera CV-168, nos saldríamos por la diestra iniciando una trocha de subida por la línea de Término que separa los de las poblaciones de Vilar de Canes y Culla.

Éste sería el tramo aventurero de la ruta pues no se aprecia senda, aunque el mapa dice que circula por allí la Colada del Cap de Moro a La Selleta.  Pasaríamos por la Penya del Mocho y el Cap del Forné y atravesando unos campos de almendros enlazaríamos con una pequeña pista que nos llevaría al azagador y el sendero que utilizamos al principio de la ruta y que nos devolvería a los coches.

Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track para que os hagáis una idea fiel del recorrido:


 A la cita acudieron Mari, Ana, Pili, Ángela, Jose, Quico, Manuel Carlos, Paco, Nolo y un servidor. Antes de las ocho nos pusimos a caminar. Nos había tocado esta vez un día fantástico, con una temperatura de inicio de unos 7 grados, sin viento y con el cielo raso y azul. 
Como era la última ruta antes de la Navidad había sido obligatorio traer el gorrito apropiado a estas fechas o similar, como hacemos cada año alguna vez cuando se acercan estas fechas.







El Sol estaba perezoso y le costaba salir de las calmadas aguas del Mediterráneo, pero poco a poco fue tintando el cielo con sus colores anaranjados y así fuimos testigos de un bonito amanecer.





















Estábamos teniendo una buena subida y una vez en las partes más altas podíamos ver a lo lejos viejos conocidos como la población de Ares del Maestrazgo...


O la Ermita de Sant Cristofol, acercada en la siguiente imagen con el zoom.




Continuamos llaneando por la parte superior, siempre por sendas en buen estado.




Ahora teníamos ante nosotros una imagen fantástica en la que se unían el Peñagolosa a la izquierda y la población de Culla a la derecha.

Esto es lo máximo que lo pude acercar sin que saliera ninguna de la foto.


Y ahora por separado. El Peñagolosa.

Y Culla.



Ya teníamos el vértice de La Selleta a tiro y nos hicimos en él las fotos de rigor.





Continuamos ahora comenzando un descenso en forma de tobogán que nos llevaría a la Font d'Ombría.



Buena vista delante de nosotros del Azagador de la Selleta.







Allí abajo se encontraba la Fuente y en su parte superior la custodiaban unas rocas con curiosas formaciones.





Esta fuente no ha acusado la sequía y de ella manaba un abundante chorro.









Estaba previsto almorzar aquí pero como todavía estábamos en la zona de sombra preferimos continuar bajando hasta el Mas de Foyes d'Amunt, donde un poco más allá sabíamos, por otra de nuestras rutas, de la existencia de una casita con un lugar excelente para nuestro propósito.






Pasamos por los campos de avellanos ya conocidos y enseguida llegamos al lugar elegido.







Nos costó levantarnos de aquel lugar en el que se estaba tan bien. En este punto, si íbamos hacia la derecha seguiríamos el recorrido de Cuéllar pero nosotros habíamos querido alargarlo un poco más y nos fuimos por la izquierda para meternos por el Barranc de la Vila, que es atravesado por una pista cementada.


Para salir del barranco y unir con la pista superior hicimos un pequeño tramo de trocha. No tiene dificultad ya que el monte no entorpece demasiado y enseguida llegamos a la pista, que tomaríamos ahora hacia la derecha.

La pista se convertiría en senda y nos llevaría por el Barranc de la Font de l'Ombría.





Antes de llegar a la carretera  queríamos añadir a la ruta un puntito de aventura y la idea era hacer un poco de trocha para subir por la derecha a la Penya  del Mocho y continuar por la parte de arriba hasta el Cap del Forné y La Selleta y bajar después por unos campos de almendros a enlazar con el azagador de la mañana para regresar a los coches, pero al comenzar a subir nos encontramos con una valla con alambre de espino en su parte superior.
Como la valla no era muy alta y no llegaba al metro del altura no hubiera sido problema el saltarla, pero la valla estaba llena de carteles con el indicativo de Coto Privado de Caza y se oían tiros aislados en su interior. Esto hizo que, por precaución, decidiéramos abortar el plan y no subir a las peñas de arriba, ya que saltar una valla oyendo tiros... pues no parecía muy tranquilizador.
Seguimos la pista y enseguida llegamos a la carretera y por ella misma regresamos a la población de Vilar de Canes, acortando un poco por la zona de las piscinas municipales.






Como nos sobraba tiempo nos fuimos con los coches a la cercana Ermita de San Pablo, que estaba abierta y la pudimos ver por dentro.




Habíamos leído en la crónica de Pascual Paricio, como él recomendaba comer en el Restaurante La Perdigana y habíamos reservado una mesa allí. Se encuentra justo enfrente de la Ermita, al lado de la gasolinera. El teléfono es 964.42.83.67.
Al igual que Pascual, debo recomendar este sitio. Se podía elegir entre 5 primeros platos y 12 o 13 segundos, ensaladas al centro, bebidas, postres y café. Precio 12 Euros. Todo estaba buenísimo. Las chuletas y el conejo a la brasa, especialmente, pero el que pidió sepia o chipirones  de segundo también lo disfrutó. Todo servido con organización y celeridad y quedamos tan a gusto que seguro que repetiremos.
A la salida del restaurante nos hicimos otra foto para conmemorar la jornada, aunque ha salido excesivamente quemada por la luz.


Una ruta cómoda, sencilla y sin pretensiones, con un buen tramo de pista final. En época que no fuera de caza, hubiéramos subido sin problemas a la parte final que teníamos prevista, pero escuchando los tiros allí, no era lo apropiado en esta ocasión.




Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.