Páginas

sábado, 27 de diciembre de 2014

0193 - Vértices Geodésicos C.V.: Monduver (843 m) / A+ 798 m / 14,67 km

...

"Tres cimas del Mondúver"






Este sábado la ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 193 en altura de la Comunidad Valenciana, Mondúver, con 843 m de altitud,  situado en el Término Municipal de Xeresa, Valencia.

Para llegar al punto de inicio seguiríamos la A-7 dirección Alicante y tomaríamos la salida 872 Alzira-Carlet . Por la CV-50 seguiríamos en dirección Tavernes de Valldigna, hasta la indicación de Simat, por donde giraríamos a la derecha por la CV-600. Más adelante seguiríamos hacia Barx por la CV-675. La atravesaríamos buscando dirección Gandía y llegaríamos a La Drova.

 


La ruta sería prácticamente igual a la que ya hicimos en 2009, a la que añadiríamos la subida a la Peña Negra y el tramo de cresta, para así hacer todo el recorrido por el dorsal de la Sierra del Mondúver.

Saldríamos de la Fuente de la Drova y nos dirigiríamos a la Font del Parpalló y la Cova del Parpalló. Desde ahí continuaríamos hasta el Coll de la Rafela y giraríamos a la derecha para subir a la Peña Negra.

Volveríamos por el mismo sitio al Collado y continuaríamos la subida hasta el Mondúver. Tomaríamos la pista de descenso y nos saldríamos de nuevo por la senda hasta la indicación de ir por la cresta o andando. Elegiríamos la cresta, pasaríamos cerca del Forat de la Drova y seguiríamos hasta subir al Peñalva o Peña de Migdía.


Bajaríamos y pasaríamos por la Cova de les Mallaetes y, tras un empinado descenso, llegaríamos a Barx, donde nos acercaríamos a su fuente, lo atravesaríamos y regresaríamos de nuevo a la Drova.

Esta sería una ruta montañera, con cierta exigencia tanto en las subidas como en las bajadas y con varios tramos de cresteo, y por tanto también sería muy entretenida y disfrutona. Si añadimos el que tuviéramos la suerte de pillar un día sin niebla, tendríamos unas vistas estupendas, que la otra vez se nos negaron.

Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track que he preparado para que os hagáis una idea fiel del recorrido:



A la cita acudieron Mari, Ana, Paco, Manuel Carlos, Jose y un servidor. Eran las 7:30 cuando ya estábamos en la Fuente de la Drova preparándonos para comenzar a caminar, entre las luces de la noche y las del alba.



El cielo despejado, el Mondúver allá arriba, esperándonos y el amanecer que había comenzado su curso lento pero constante. En esos momentos no hacia viento, aunque las previsiones eran de que fuera aumentando con la mañana. Todo auguraba que íbamos a disfrutar de un magnífico amanecer.


El Peñalva, última cima de nuestra ruta.


Las antenas del Mondúver acercadas con el zoom.


Pasamos por el centro de interpretación del Parpalló y allí comenzó el espectáculo de colores. Amaneceres como éste son los que te recompensan y dan soporte a los madrugones. Dormir puedes hacerlo todos los días y a cualquier hora, pero estar aquí... en este momento, no tiene precio. Os pongo aquí sólo unas cuantas de las muchas fotos que hicimos de ese asombroso amanecer.







Continuamos subiendo por la pista, de la que en una curva nos salimos por senda y pasamos por la Font del Parpalló, de la que caía un hilillo de agua.










No volvimos hacia atrás a la pista de nuevo, sino que continuamos hacia arriba por la senda, lo que nos ahorraría una gran lazada. Esto haría que no pasáramos por la entrada de la Cueva del Parpalló, pero como de todas formas está cerrada, tampoco se pierde mucho. Vimos la entrada desde la pista.





Continuando el ascenso veíamos las paredes de roca de nuestra izquierda, con dos grandes oquedades resaltables. Ésta es una de ellas. 




Y ésta otra un poco más arriba, con salida por la otra parte, que invita a ir hacia allí y pasar por ella.






Ya teníamos a la vista, arriba a la derecha nuestra primera cima: La Peña Negra. Hace cinco años nos quedamos con ganas de subir a ella y ahora nos íbamos a quitar esa espinita.


Al llegar al Collado de la Rafela vimos el abrigo con banco de piedra que puede venir muy bien para refugiarse en caso necesario.


Pasamos a la otra parte de la Sierra y ya se nos ofrecieron las primeras vistas del mar Mediterráneo.




Siempre tiene un atractivo especial la mezcla de las montañas agrestes con la cercana placidez del mar.



 Comenzamos a seguir la senda que le iba dando la vuelta por la izquierda a la Peña Negra. La senda llegaba a un colladito y a partir de ahí comenzaba a ascender. 







La senda se iba perdiendo poco a poco y la subida se hacía más agreste.


Llegamos a un tramo un poco expuesto, ya que por la derecha no se veía buena subida y por la izquierda quedaba un poco aéreo, pero con cuidado y extremando las precauciones porque ahora ya soplaba el viento con fuerza y podía desequilibrarnos, conseguimos superarlo.





 
El llegar arriba, aparte de la satisfacción, se nos ofreció la recompensa de las vistas. El Golfo de Cullera a nuestra izquierda. 


Y Dénia y el Montgó hacia la derecha.


Enfrente de nosotros la siguiente montaña que tendríamos que superar por su lateral derecho para acercarnos al Mondúver.



Foto cimera.





Comenzamos el descenso por el mismo sitio por el que habíamos venido, teniendo especial cuidado en el ya conocido tramo complicado.














Llegamos de nuevo al Collado de la Rafela y tomamos la senda de la derecha que en una buena subida nos iría haciendo progresar por la parte derecha del Macizo, con las vistas del mar siempre a mano.
















Preciosas imágenes las que tuvimos durante toda la subida...y no es porque lo diga yo, lo dicen ellas mismas.



De vez en cuando alguna sencilla trepadita que siempre amenizan las rutas.





El Mondúver ya lo teníamos casi a tiro.


Llegamos al punto donde se nos unía la senda que subía desde Xeresa. Abajo se ve la terminación de la pista. 






Dos buenos contraluces los conseguidos aquí por Paco y Manuel Carlos.









Por fin llegamos al Mondúver y echando la vista atrás vi a dos senderistas que se aproximaban por la loma. Yo creía que eran anónimos pero Mari, con su vista de lince, comenzó a gritar que era Miguel Arce y acercándolo con el zoom vimos que así era.  


¡¡Vaya casualidad más chula!! Hacia casi un año que no nos veíamos y tuvimos la suerte de encontrarnos con Miguel y su amigo Vicent en ésta, la última del año. Le recordé a Miguel que le diera un tirón de orejas a Simón Corresendas, que lleva un montón de tiempo sin publicar crónicas, aunque me consta que sigue haciendo rutas con asiduidad.


Estando almorzando, las nubes nos mostraron otro caprichoso fenómeno, produciendo por el efecto del Sol, un curioso arcoíris circular que intenté capturar en esta fotografía.







 Comenzamos ahora el descenso del Mondúver por la pista cementada. Al superar la primera curva vimos una senda que nacía por la izquierda y que nos haría ahorrar una buena lazada y como ya la conocíamos nos metimos por ella. En la segunda curva volvimos a ahorrarnos un corto tramo. 




Y después nos salimos de la pista por la senda que recorre el cordal.


Abajo podíamos ver la Urbanización de La Drova y, aumentando con el zoom, podíamos ver que los coches seguían esperándonos en la fuente.





Íbamos dejando atrás el Mondúver y sus antenas.



Hay un momento en que no se puede continuar recto y el PR desciende un poco para después volver a la dorsal.




El sendero nos ofrecía en un punto la posibilidad de ir por una senda lateral o por la cresta. Por supuesto, en esta ocasión elegimos la cresta.


Justo antes de llegar arriba, la senda ofrecía una desviación por la derecha y en unos metros se encontraba el Forat de la Drova. Un agujero que permite ver la otra parte del Macizo. Es pequeño por esta parte pero parece grande por la otra.



 El primer tramo de la cresta hacía parecer que la cosa iba a estar complicadilla pero sólo son unos metros de escasa dificultad.














Abajo el valle de la Drova y enfrente otra abrupta Sierra con El Morret como referencia y a la que haremos pronto una visita.



Aún nos quedaba un buen trecho por delante. Al fondo se pueden ver los cortados del Peñalva, a donde teníamos que subir.









Poco a poco nos fuimos aproximando hasta que llegamos a su pared, pensando en por dónde podríamos subir. 





La respuesta estaba justo al girar esa pequeña mole rocosa. Hay instalada una cuerda para ayudar en la trepada.

















Ahora sólo quedaba ir recorriendo la espina dorsal hasta llegar al final.





Un buitre nos demostró cómo hay que hacer para ascender aprovechando las corrientes térmicas sin mover las alas ni una sola vez.




Manuel Carlos y Paco ya habían llegado al extremo.






Al fondo estaba el Mondúver y toda la dorsal del macizo que habíamos recorrido.


Abajo se veían las localidades de Simat de la Valldigna y Benifairó un poco más a la derecha.


Con el zoom acercamos la imagen para poder ver bien el Monasterio de Simat.



Al fondo de la imagen Tavernes de Valldigna.



Esta es la foto de la tercera cima de la jornada, el Peñalva, con unas vistas excelentes, como en las dos anteriores.






Iniciamos el descenso volviendo un poco sobre nuestros pasos. Para ello hay varias opciones. Una es volver hasta las cuerdas, bajar hasta el colladito donde está el poste de señales y ahí coger la senda que baja y va bordeando el Peñalva.
 
Para los más impacientes existen dos variantes más. Cuando por la parte de arriba estábamos volviendo hacia las cuerdas, apareció una senda que subía hasta allí por la derecha y que es por la que se puede subir también aquí desde el lugar de la cuerda, continuando por la derecha de las rocas en lugar de trepar.
 
Nosotros descendimos por ella y cuando la senda comenzaba a volver hacia la derecha y a la zona de las cuerdas, vimos que había la posibilidad de hacer una bajada directa y que incluso se veían algunas fitas por la ladera, por lo que decidimos seguir recto para abajo para enlazar con la senda que nos vendría por la derecha.




Llegamos abajo sin problemas y enlazamos con la senda oficial, ésta en perfectas condiciones y tan acondicionada que parecía la Senda dels Enginyers. Esta senda nos haría dar la vuelta al Peñalva y después comenzar a bajar.







La senda de bajada estaba acabada de limpiar con máquina.



En la bajada pasamos por la puerta de la Cova de les Mallaetes, que estaba cerrada con una puerta metálica.


Al girar las rocas se podía ver el lateral de la cueva, cerrado por una tela metálica pero presenta un buen agujero, por el que se metió Manuel Carlos para hacer una foto del interior, que es un abrigo en el que hay una abertura a la derecha que parece que tenga continuidad.



Nos centramos en la senda y continuamos el largo descenso.






Llegamos a Barx y comenzamos a atravesarlo, recargando agua en la fuente.



Atravesamos la población y seguimos después un tramo al lado de la carretera para desviarnos después cruzándola y pasando detrás de unas granjas de pollos y así caminar por una pista que coincidía con el GR de los Monasterios y que nos llevó directos a la Fuente de la Drova, donde teníamos aparcados los coches. Aquí la foto de la prueba superada.



 Una ruta fantástica, que además ha sido un broche de oro para terminar el año. Hemos tenido mucha suerte con el día que nos ha salido, muy claro, lo que nos ha permitido unas vistas impresionantes desde estas montañas muchas veces cubiertas por la niebla. El viento fue en ocasiones un poco molestón pero gracias a él tuvimos ese ambiente cristalino.
 
Nos quedamos sin palabras contemplando el súper precioso amanecer y la ruta en general ha sido muy disfrutona con las trepaditas y sus buenas sendas. Nos ha quedado esa sensación en nuestras retinas y en nuestros cuerpos que se tiene cuando has disfrutado "plenamente" de una buena mañana de senderismo.





Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE



 

7 comentarios:

  1. Hola Pablo,
    que sorpresa tan grande encontrarnos en la cima del Monduver, me llevé una gran alegría de veros a todos. Espero que pronto pueda compartir caminata con vosotros. Gracias por las fotos que me enviaste.
    Un fuerte abrazo y feliz año.
    Miguel Arce

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, con lo grande que es el mundo y la montaña a veces tiene estas cosas. A nosotros también nos dio mucha alegría veros, aparte de por el sitio y la coincidencia, porque hacía mucho que no nos veíamos. A ver si te pones al 100% y nos acompañas pronto en alguna ruta. Eso sí: atentos, porque cuando viene Miguel, hay aventura, jeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Pablo.
    Una ruta que he tenido el placer de disfrutar en un par de ocasiones,sin la subida a la Peña Negra(de la que tomo nota)...La segunda nos pillo una niebla del 15,pero que le dio otro ''enfoque''...jejeje...La verdad es que es muy completa en cuanto a como comentas variedad,subiendo,bajando,cresteando..De las que hay que recomendar si ó si....
    Un abrazo y Feliz y Montañero 2015

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane, Feliz 2015 a tí también y a vuestro grupo. Ya leí vuestra crónica de la niebla en el Mondúver, muy parecida a la que tuvimos nosotros también en una ocasión aquí.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Excelente ruta para terminar el año, gracias a tu trabajo bien hecho y esfuerzo por consegir cada semana una ruta, felicitarte y animarte a que sigas con tus miles, con esa ilusion que tanto nos trasmites en cada ruta. Feliz Año 2015. Y a todos los senderistas.

    ResponderEliminar
  4. Hola Pablo, me incorporé al grupo en el mes de mayo y quiero agradecer a todos los miembros del grupo la buena acogida que me han dado, me han hecho sentirme muy a gusto y en especial a tí por el trabajo tan importante que realizas todas la semanas para que la ruta sea posible, interesante, novedosa,...,etc.
    Os deseo a todos un feliz año 2015!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por los comentarios. Como siempre digo: ¡Sin vosotros esto no sería posible!

    Saludos

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.