Páginas

sábado, 2 de mayo de 2015

0332 - Vértices Geodésicos C.V.: Raca (458 m) y Roca Blanca / A+ 709 m / 16,15 km

...





Este sábado la propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 332 en altura de la Comunidad Valenciana, Raca, con 458 m de altitud, situado en el Término Municipal de Borriol, Castellón.
Para llegar al punto de inicio tomaríamos la A-7 hacia Castellón y CV-10. Nada más pasar Borriol nos saldríamos por la salida 23 (Borriol Nord) y aparcaríamos en la Ermita de Sant Vicent.  
Para esta ruta me basé en un track de Goterris y en una pequeña modificación que le hizo Jose de Trotasendas Benicalap, que la acortó un poco, ya que nosotros la íbamos a alargar por la otra parte.  Nosotros la hicimos al revés, en el sentido de las agujas del reloj, para así evitarnos con la fresca el gran tramo de camino asfaltado, que después, al final de las ruta, se haría más pesado de recorrer.


Comenzaríamos quitándonos la parte más sosa al principio, tomando el Camí de l’Assut y el Camí del Barranc de la Mola, que está en parte hormigonado. Al final haríamos una pequeña trocha para unir con una pista que nos interesaba y tras varias combinaciones nos saldríamos por una senda. A partir de este momento intentaríamos seguir el trazo de una antigua senda de la que desconocía su estado, que está dibujada en el mapa TopoICV pero que no se ve apenas en la foto del satélite.

En buena pendiente nos subiría hasta El Portell y ya por el cordal subiríamos a Roca Blanca. Desde allí continuaríamos la senda hasta el vértice Raca, tomando después el Camí de la Llobera. Más adelante nos desviaríamos por una senda por la derecha que nos llevará al Camí dels Porcs, que nos bajaría hasta la Ermita donde estaban los coches.

Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track para que os hagáis una idea fiel del recorrido:



 A la cita acudieron Pili, Mari, Ana, Paco, Kiquet, Paco II, Jose, Manuel Carlos y un servidor. Como este fin de semana había venido un calor todavía impropio de esta época, habíamos decidido salir pronto y a las 7:20 ya estábamos en el punto de inicio con un día fantástico.
Cruzamos la bonita Ermita de Sant Vicent, comprobando que en la parte de atrás la fuente tenía abundante agua.
Comenzamos caminando por el Camí de l'Assut y al llegar a él hicimos la curva hacia la derecha, rodeándolo, para tomar el Camí de Raca.
Todo estaba de un verde intenso y era una gozada disfrutar del monte en ese estado. Hay que ver la magnífica respuesta que ha tenido la naturaleza en esta "nuestra" Comunidad (al estilo de "Aquí no hay quien viva") con sólo una semana de lluvia intensa en esta temporada. Me imagino lo agradecido que debería ser el terreno con tal que sólo lloviera una vez al mes, ya que pueden pasar meses y meses y no cae ni gota.
El Camí de Raca nos fue llevando por el Barranc de la Mola hasta que de pronto acababa y comenzaba una senda en ascenso.
La senda ya nos fue haciendo pasar por un bonito entorno, salpicado de vez en cuando por el ordenado desorden de las piedras de rodeno.
A nuestra izquierda veíamos el Tossal Roig cubierto de una alfombra verde.
Llegó un momento en que nos salimos de la pista por la izquierda y seguimos una difusa senda que nos fue haciendo atravesar por el lateral antiguos bancales de cultivo.
Aunque a veces parecía que se perdía y costaba encontrarla, la íbamos siguiendo y llegamos a la pista. Ahora sé que podíamos haber llegado al mismo punto siguiendo la pista, pero ni en el mapa topográfico del ICV, ni en el del Instituto Geográfico Nacional está pintada esa curva de la pista, sino que figura que acaba donde nos salimos nosotros por la senda. De todas formas es un entorno muy agradable de caminar y más aventurero.
Más adelante nos volvimos a salir por otra senda muy poco transitada, que nos iría subiendo hacia nuestro objetivo, Roca Blanca, que ya veíamos allá en lo alto.
Una delicia caminar por este entorno y más con todo el monte florido a nuestro alrededor.
Allí arriba teníamos la cima de Roca Blanca. Menos mal que existe la senda para subir, porque de lo contrario mal lo hubiéramos tenido para atravesar este sotobosque tan espeso.
Como todo tiene su final, llegamos al Portell, a la espina dorsal de la Sierra y ya podíamos ver el mar al otro lado y a nuestra izquierda la imponente presencia de la Mola del Morico.
Nosotros tomamos la senda de la derecha, quedando el Morico detrás de nosotros.
La subida se empina por momentos pero se pasa bien y estábamos motivados porque habíamos decidido que almorzaríamos arriba.
Panorámica de la estupenda Sierra del Desierto de las Palmas. Al fondo asoman Les Agulles de Santa Águeda.
  
Y por delante nuestro, el Puerto de Castellón.
En esta imagen, en el sentido de nuestra marcha se podía observar cómo una pantera vigilaba el litoral, alerta ante posibles amenazas. Si no se distingue a la primera, seguro que lo veréis más claro dentro del círculo en la segunda imagen.


Tirando de zoom teníamos una buena imagen de Les Agulles de Santa Águeda, donde hicimos una espectacular ruta uniéndolas con el Bartolo no hace mucho. Podía verse en su perfil el trampolín, donde subimos y l'Agullot.
Aquí está nuestra imagen de aquella subida al trampolín.
Llegamos a la cima de Roca Blanca y en las losas de piedra de aquél mirador natural nos dispusimos a almorzar.
Al fondo asomaba, cómo no, la silueta del Penyagolosa.
  
Una vez concluido continuamos nuestro camino. Ahora nos dirigiríamos hacia el vértice Raca, que aún quedaba bastante lejos. Puede apreciarse en esta panorámica. Se encuentra en esa montaña que está abajo a la derecha. Había que bajar y volver a remontar. 
Ahí tenemos la montaña donde se encuentra el Vértice Raca, enfrente de nosotros.
Este tramo también tiene lugares singulares.
Volvimos a ver aquí una escolopendra que se dejó fotografiar.
 
Sí, ya sé..., lo de la evolución y todo eso... pero me cuesta imaginar que tanta belleza, tanta simetría y tanta perfección se pueda dar por generación espontánea, sólo con el paso del tiempo...

Como todo lo que baja, sube, (je, je), tocamos fondo y tocaba subir hacia el vértice.
A nuestra derecha ahora, volvíamos a ver el Tossal Roig.
Llegamos al vértice y desde allí se nos ofrecía una estupenda vista de parte de lo que habíamos recorrido y se podían apreciar muy bien Roca Blanca, el Morico, el Bartolo con sus antenas y las Agulles de Santa Águeda.
Comenzamos nuestro descenso desde el vértice dirigiéndonos hacia una caseta de muy buena factura y con pinta de refugio, que tenía una terraza orientada hacia el mar. Un lugar privilegiado el que habían escogido.
En el descenso pudimos ver hacia nuestra derecha la presencia de una cueva o abrigo natural.
Y más abajo, a la sombra de una garrofera, estaba dispuesta esta mesa y sus asientos para servir de descanso y solaz a aquellos que quisieran aprovecharlo.
Primavera en estado puro. Una de las mejores épocas para caminar por las montañas hasta que lleguen los verdaderos calores allá por mitad o finales de junio.
Al pasar junto a una propiedad vimos este curioso y original guardián, mucho más bonito y menos molesto que los perros de algunas fincas, que con sus insistentes ladridos se ponen muy pesados.
Cruzamos el Río Monleón o Riu Sec de Borriol, que no estaba "sec" en esta ocasión y enseguida llegamos a la Ermita donde teníamos los coches.
Os dejo aquí con "Las flores de Paco", unas muy buenas fotografías que tomó en esta ruta y que son sólo una muestra de la explosión de Primavera que hemos tenido la suerte de disfrutar en esta jornada. 


Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

4 comentarios:

  1. Hola Señor Cuesta...digo Pablo...jeje.

    Estupenda crónica estupendamente complementada con esas fotazas de la explosión primaveral.
    Menudas vistas desde la Roca Blanca, ¿verdad?, compensan con creces la dura subida desde el Portell.
    Vi más parecido al diablo la semana pasada que esta a la pantera jejeje.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Dani, jeje. Las vistas eran preciosas, sobre todo cuando se baja desde Roca Blanca hacia el Raca. En ese punto hay una visión con una profundidad increíble, lo malo fue que estaba bastante brumoso. Yo esperaba que con el poniente del día anterior estaría el ambiente súper claro, pero no fue así.

    En cuanto a la pantera, he modificado la foto en cuestión para que sea más evidente. A ver ahora...

    Un abrazo.
    Pablo

    ResponderEliminar
  3. cuanto se suele tardar en hacer esta escursion

    ResponderEliminar
  4. Hola Carla, lo del tiempo se emplear es super relativo, depende de tu estado de firma, de la costumbre que tengas de caminar por montaña, de llamar que te puedas equivocar aunque lleves GPS y sepas utilizarlo, del número de participantes, de las paradas que hagáis y su duración. Nosotros vamos a un ritmo normal y paramos bastante en el almuerzo porque nos gusta la montaña, caminar y disfrutar también del entorno y de esos momentos. Nosotros empezamos a las 7:30 y solemos acabar siempre alrededor de las 14. No lo se ahora en concreto en esta ruta pero esta tarde lo miro te te lo digo exacto. Un saludo. Pablo

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.