Páginas

sábado, 4 de julio de 2015

2015 - 07 -Ruta del Agua Chelva / A+ 260m / 8,46 km

...


Este sábado la ruta propuesta era una corta, cercana y sencilla. “Para toda la familia”, que diría el de Bricomanía. Haríamos la ruta del agua de Chelva tal como figura en los paneles informativos, aunque tomaríamos un tramo de un track de Andacontiocanya en el segundo óvalo del ocho, para hacerlo circular.

Para esta ruta en forma de ocho, por motivos estratégicos saldríamos desde el Área Recreativa de Molino Puerto, desde donde ya  hemos comenzado un par de rutas, así al acabar podríamos ir a bañarnos a La Playeta, que se encuentra bastante cerca. Iríamos primero hacia la población de Chelva pasando por la Plaza Mayor, que es desde donde normalmente se comienza esta ruta y atravesaríamos el bonito barrio antiguo.


Bajaríamos de nuevo al río, lo cruzaríamos y continuaríamos por nuestra izquierda donde subiríamos a un mirador y seguiríamos hasta la antigua y derruida fábrica de la luz. Allí daríamos la vuelta y volveríamos por el mismo sitio, al lado del río hasta el área recreativa.
 
Una vez allí tomaríamos una pista por la derecha siguiendo el PRCV-93 (La Mozaira-Chelva-Tuéjar). Más tarde lo abandonaríamos por la izquierda para bajar al río y cruzarlo por un puentecito enfrente de las Casas de Olinches. Continuaríamos por una senda local que nos llevaría a un antiguo túnel excavado en la tierra por donde antiguamente pasaba agua y que tiene una longitud de unos 100 metros, por lo que es conveniente llevar frontal o linterna.

Lo atravesaríamos y llegaríamos a una zona en que el río hace un cañón y que se llama La Playeta por la acumulación de sedimentos que le dan ese aspecto y seguiríamos hasta que enseguida regresáramos a los coches. Una vez allí dejaríamos las mochilas en el coche, cogeríamos los pertrechos de baño y volveríamos a las pozas de La Playeta para bañarnos y terminar la ruta fresquitos.

Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track para que os hagáis una idea fiel del recorrido:




A la cita acudieron Ana, Pablo y un servidor. Aparcamos en la entonces solitaria Área recreativa de Molino Puerto y comenzamos a subir hacia la población de Chelva siguiendo las marcas de PR. Enseguida pasaríamos al lado de una fuente.
 





Chelva, sobre todo en su parte antigua está llena de agua por todas partes. Se escucha agua corriendo por debajo de las calles y hay muchísimas fuentes, por lo que los que me conoces saben que yo estaba encantado.




Nos fuimos metiendo por las calles estrechas, sin llegar a la carretera.



Al fondo, tras pasar por un arco, llegaríamos a la Plaza Mayor.



En esta zona se encuentra el Barrio Cristiano-Medieval






Y el Mudéjar, con esa fuente característica.




Pasamos delante de la Mezquita del Arrabal o Ermita de Santa Cruz, dependiendo de la época a la que pudiéramos hacer referencia.








El agradable callejeo nos fue sacando del pueblo y comenzamos una bajada hacia el río.





Ahora íbamos a hacer uno de los ramales de la ruta. Se toma como referencia la antigua fábrica de la luz para dar la vuelta y volver, porque sino podríamos llegar hasta Calles.


Tras cruzar el río por el puentecito comenzaba una buena subida.




Una vez arriba podíamos ver una buena panorámica de Chelva, por donde antes habíamos callejeado, su Iglesia y a su derecha y más al fondo, el Pico del Remedio con sus antenas.




De vez en cuando hay carteles explicativos, como éste que habla de las Cuevas del Montecico, excavadas en las paredes y utilizadas generalmente como almacén de grano, como ocurría cuando visitamos Les Covetes de los Moros en Bocairent.



 
 

Aquí hay una pequeña duda porque las señales del PR continúan recto y hacia abajo hay marcada una X indicando que por ahí no continua, pero nosotros bajamos por esa senda hacia el río.


Un paraje que, a pesar de haber sido en algún momento tocado parcialmente por un incendio, conservaba su frondosa belleza de vegetación de ribera.





Muy agradable caminar por esta zona, con el sonido del correr del agua siempre presente.



Nos asomamos a la Fábrica de la Luz. Antigua central eléctrica y cuyo cartel explicativo dice que Chelva fue el primer pueblo de la comarca que tuvo energía eléctrica gracias a las centrales que se construyeron aprovechando la energía hidráulica.




 

 


Al lado mismo del derruido edificio hay unas cuantas mesas que se pueden aprovechar para descansar antes de dar la vuelta. Un verdadero remanso de paz o como me dio por llamarlo en esa ocasión : "El rincón de pensar".



Aquí el panel de la ruta, tal como la hicimos menos el ramal de la izquierda, en el que cogimos una modificación de Andacontiocanya muy acertada. Iniciamos el regreso por donde habíamos venido.

 


Una vez llegamos al puentecito hay que estar atentos y no seguir rectos, sino cruzarlo y continuar por la izquierda, que nos llevará por un camino junto al río y con el agua brotando de vez en cuando de las paredes de la derecha.




Al cruzar un puente de piedra llegamos enseguida al Área Recreativa de Molino Puerto, donde teníamos los coches, caminamos por ella hasta pasar las mesas cubiertas y el bar (que estaba cerrado hasta las 10) y elegimos una mesa solitaria y a la sombra para disponernos a almorzar.




Una vez repuestos tomamos una pista cementada por la izquierda, que en durillo ascenso nos fue sacando del valle del río y pudimos contemplar de nuevo el Pico del Remedio.

 
Me llamó la atención que entre los grandes bloques de piedra que formaban los ribazos habían incrustado pequeñas piedrecitas que le daban un aspecto un tanto artificial. Era como si las hubieran puesto en época reciente y lo vimos en varios lugares.
 



La pista, que coincide aquí también con el GR-7 nos hizo coger un poco de altura y podíamos ver al otro lado del barranco formado por el río las sendas que recorreríamos más tarde.
 

Comenzamos a descender de nuevo y cogimos el SL-Olinches.
 



Una nuez.
 
Este sendero es muy agradable. Se llega a un punto en que hay que estar atentos a un puentecito que hay entre las cañas a nuestra derecha.
 
Lo cruzamos y nos llevó a una casa en ruinas en la que hay que atravesar su vaya rota. Nosotros comenzamos a seguir las indicaciones del SL, que nos metía por un campo abandonado a la izquierda, nada más pasar la casa, pero ese tramo hace muchísimo que no se limpia y la vegetación lo ha tapado.
 
 
Aquí estamos de regreso al desvío. Vimos en la foto aérea que se podía continuar por un campo superior y continuamos unos metros y nos desviamos a la derecha un poco más arriba, comprobando que esto mismo había sido utilizado por más gente pues había paso hecho entre las hierbas.


El senderillo nos llevaría a cruzar un campo de perales abandonado.
 




Y al terminar los campos el sendero volvía a ascender por una zona un poco descompuesta.
 




Las marcas brillaban por su ausencia y cuando parece que no se sabía por dónde seguir, había que bajar y cruzar las cañas por donde se intuía el paso.
 

Al otro lado de las cañas ya había una senda clara que hubo que coger hacia la izquierda.
 


Esta senda nos bajaría de nuevo al río y caminaríamos por su lado y después por una serie de pasarelas que nos irían acercando al túnel de Olinches.
 







Éste es un túnel por donde antiguamente pasaba el agua, pero que en la actualidad se encuentra seco. Tiene una longitud de más de 100 metros para atravesar la montaña y, aunque desde esta parte se puede comenzar caminando erguido porque la parte superior está bastante alta, ésta va decreciendo hasta 1, 30 o 1,40m en algunos puntos y hay que tener cuidado en no darse con la cabeza en las piedras. El túnel, debido a su longitud es totalmente oscuro por lo que hay que alumbrarse con linternas, frontales o con el flash del móvil, como hicimos nosotros.
 


Aquí os dejo un vídeo que tomé y que representa la filmación del paso íntegro por el túnel.

 

 
 


Al poco de salir del túnel el sendero nos iría llevando hacia la izquierda y acababa en La Playeta, un pequeño cañón que forma el río y donde se han depositado sedimentos de arrastre dando origen a una playita. Nosotros dejamos el lugar porque queríamos llegar a los coches, que estaban muy cerca y cambiar las mochilas por las cosas de baño.



 



Llegamos al área recreativa de Molino Puerto, dejamos las mochilas en el coche y nos pusimos los bañadores y con calzado de río y las toallas volvimos a La Playeta.
 

El agua estaba muy clara y fresca como todas las de río. Estuvimos un rato disfrutando de las aguas y el entorno y volvimos a los coches dando por finalizada la ruta.
 





Una ruta sencilla, corta, cercana a nosotros y con baño final, que se agradece en épocas de verano. Como complicación sólo hay que estar atentos a no pasarse el puentecito entre las cañas del sendero de Olinches y en tomar la senda del campo superior y no la que indica la marca de pintura del SL. Llevar además un frontal o linterna para el paso del túnel y bañador para aprovechar las aguas de La Playeta.
 

 
 
Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.