Páginas

jueves, 31 de agosto de 2017

2017 - 08 - Cuatro rutas sencillas en Pirineos



...


Durante el año mis hijos me habían comentado en varias ocasiones que querían ir a ver Pirineos pero no se había concretado nada. Al final un día de Agosto les dije: Bueno, ¿nos vamos o qué? Y me tocó organizarlo todo deprisa y corriendo. Un "pensat y fet", como se suele decir.

Llamé a Jose, compañero del grupo de senderismo y que es asiduo y bien conocedor de la zona de Benasque y le pedí consejos de rutas sencillas. Al final, entre lo que me recomendó él y lo que encontré buscando por la zona organicé la escapada.


Dadas las fechas de agosto y la precipitación, no pude encontrar totalmente el alojamiento que hubiera deseado, pero también estuvimos muy a gusto. Alquilamos un apartamento en Sahún, a 5 km de Benasque, que más bien era una casa rural donde todo estaba nuevo y muy limpio y que nos serviría de base para las salidas.

Ya que querían ver Pirineos quería mostrarles algo de lo que a mí me gusta, pero en plan sencillo, sin pretensiones. Solamente para intentar crear afición y que vieran el interior de las montañas, no visitar Iglesias, museos, etc.

Así quedó la cosa al final, aunque llevaba más posibilidades cargadas en el gps:

Día de llegada: De Eriste a la Cascada de Espigantosa.
Segundo día: Del parking del Camping Aneto al Ibonet de Batisielles e Ibón de Escarpinosa.
Tercer día: Ruta Tres cascadas de Cerler.
Día de vuelta: Congost de Mont-Rebei.

15/08/2017 - Día de llegada: De Eriste a la Cascada de Espigantosa.

Como llegamos a Eriste sobre las tres de la tarde y el apartamento no lo podíamos habitar hasta las cinco, decidimos hacer una rutilla ese mismo día para que sirviera de toma de contacto y así estirar las piernas, aunque llegáramos un poco más tarde al habitáculo, que para encerrarnos ya tendríamos tiempo.

Aparcamos al lado del Lago de Eriste, cruzamos la carretera y enseguida vimos el poste indicativo que sigue el PR y nos metimos por las calles del pueblo siguiendo las señales.

En un principio había pensado en subir con el coche por la pista hasta la zona de aparcamiento en la Cascada y desde allí ir hasta el Refugio de Ángel Orus y vuelta, pero me enteré de que habían cortado el acceso por la pista a vehículos particulares y que sólo se podía subir en autobús, por lo que preferimos recorrer la senda del PR hasta la Cascada.





Nada más salir del pueblo ya nos invadieron de lleno los verdes de Pirineos por todas partes.


El sentido es siempre ascendente pero llevadero y abajo iba quedando el Lago de Eriste.





La senda empedrada es una maravilla.









El camino que llevábamos nos llevó hasta el Puente de Tramarrius, sobre un torrente que brincaba con alegría. Allí, en las rocas al lado del agua, decidimos hacer la parada para comer.









Continuamos el PR, que enseguida se uniría a la pista por la que viene el autobús desde Eriste hasta la cascada y continuamos por ella admirando el paisaje y la enorme cantidad de avellanos que crecen silvestres a las orillas.







Llegamos a la zona de aparcamiento donde le hice una foto al cartel informativo de los horarios de autobús. Precio 5€.



Continuamos unos metros más y llegamos a la zona de la Cascada de Espigantosa.




La admiramos desde allí y nos hicimos las fotos de recuerdo. Se puede ir hasta la misma, pero nosotros tampoco teníamos mucho tiempo, así que nos contentamos con verla desde un poco de distancia.








Tras estar allí un rato comenzamos el descenso. Al llegar al desvío hacia el Puente de Tramarrius decidimos continuar por la pista, que también nos llevaría hasta Eriste y así no volver por el mismo sitio, pero pienso que fue un error, porque la pista es más sosa y aunque hubiéramos repetido el sendero, el recorrido es más corto y más bonito.


Pasamos por un mirador con buenas vistas del lago.



Y llegamos a la carretera y donde comienza la pista de subida que, como veis, está cerrada a uso particular.






16/08/2017 - Parking Camping Aneto - Ibonet de Batisielles - Ibón de Escarpinosa.

Había ganas de bañarse en el Ibón de Escarpinosa que habíamos visto en las fotos, así que comenzamos la ruta aparcando el parking superior. En el mismo sitio que utilizamos hace unos años para hacer la ruta de Los Tres Refugios dando la vuelta al Posets.

Allí vimos el cartel indicativo de la ruta que íbamos a hacer. Nosotros y un montón de gente, porque el tiempo y la vistosidad de la ruta acompañaban.



Cogimos la senda que sigue el GR desde el parking y que ahorra una vuelta de la pista y llegamos a ella para seguirla.


En estas fechas del año el agua que cae desde arriba por las cascadas es muy exigua, no así por el río de Estós.


Veíamos la parte de atrás de la presa y a continuación del Embalse de Estós, con su agua siempre de color esmeralda.




Las imágenes del río saltando entre las piedras con el agua tan transparente y azul hacen que te quedes encandilado.





Pasamos la Palanca de Aiguacari y cambiamos de vertiente.


Más adelante llegamos a la Cabaña de Santa Ana. Refugio libre que puede servir para un resguardo.



Continuamos por el GR viendo al fondo las montañas que hacían que vibrara mi sentido arácnido y a las que tengo ganas de volver, pero será en otra ocasión.




Deseaba desde el principio llegar a la Fuente de Coronas. El agua cae por una madera hasta un tronco vaciado que hace de abrevadero. Este agua está súper fresca y buenísima. La recordaba tal cual de la anterior ocasión y reconozco que soy fan.




Llegamos a un desvío. Por la derecha iríamos hacia el Refugio de Estós, como hicimos en la anterior ocasión. Ahora tomaríamos por la izquierda siguiendo las indicaciones hacia los Ibones.


La senda comienza a empinarse y da poca tregua, aunque el entorno es precioso.






Llegamos al puente metálico, la Palanca de los Carboneros. Allí nos detuvimos la vez anterior en el arroyo a refrescarnos y comer con los pies en el agua y así lo volvimos a hacer en ese lugar encantador.




Continuamos por la fantástica senda y de vez en cuando asomaban las puntiagudas Agullas de Serisué, Chisé y Perramó.


Llegamos al encantador lugar del Ibonet de Batisielles. Un pequeño lago o charca empantanado que ofrece muy buenas imágenes del contraste y la unión del valle y las montañas. Allí había bastante gente y mucha se queda aquí y se da la vuelta. Otros van hacia el Ibón Gran de Batisielles y otros al Ibón de Escarpinosa.

Cuando hicimos la ruta de los Tres Refugios habíamos pasado por el Ibón Gran de Batisielles, pero
 es un Ibón típico de alta montaña, rodeado solamente de rocas y sabía que éste les gustaría más.




Bordeamos el ibón por la derecha siguiendo la senda hacia las agujas que teníamos enfrente.



Este año no había nevado mucho en Pirineos, además de que había hecho bastante calor, por lo que sólo se veía algún pequeño nevero aislado en las cumbres.




 Al sobrepasar en el ascenso este collado por donde aparece Ana, ya tuvimos frente a nosotros el espectáculo.



Precioso lugar, donde aprovechamos para buscar un lugar cerca del agua, que no era fácil porque estaban todos ocupados. Localizamos uno en el que me empeñé en tener la aguja de Perramó enfrente para que saliera también en las fotos y nos dimos un baño en sus heladas aguas.












Después del estupendo disfrute de los sentidos emprendimos la vuelta por el mismo sitio, parando a comer con los pies en el arroyo que baja del lago. Pasamos de nuevo y nos despedimos del Ibonet de Batisielles y desandamos la senda mientras yo me entretenía además comiendo de vez en cuando las pequeñas pero sabrosas frambuesas que iba encontrando al paso.







17/08/2017 - Ruta de las Tres cascadas de Cerler.

Para este día tenía previsto una ruta más durilla pero la cambié por ésta, muy sencilla y disfrutar así de los paisajes. Fuimos a Cerler y aparcamos en las cercanías de la oficina de turismo. Desde allí cogimos las indicaciones de la ruta de las Tres Cascadas, que nos sacó del pueblo por una senda fantástica.



Veíamos de vez en cuando las pistas de esquí de Cerler con los telesillas. Había leído que algunos funcionan y te llevan a lo alto (previo pago de unos 11€, creo) y se pueden hacer otras rutas habiendo superado un buen desnivel. También lo aprovechas los aficionados a las BTT, que suben con las bicis y después se tiran aprovechando el descenso.


La senda nos llevó a la pequeña Ermita de San Pedro Martir.




La senda se acercó hasta el lecho del Barranco de l'Ubago y cruzamos el arroyo por el Puente de Vadiello.



La senda a partir de aquí va paralela al arroyo en un ambiente típico pirenaico, pero como el fondo por donde discurre el río es de tierra negra, el agua no aparece a la vista con la limpieza habitual.


La senda nos llevó a una pista y había gente que la seguía hasta casi la base de una presa y después subía por una senda bastante empinada. Nosotros en cambio cruzamos la carretera y tomamos la senda en ascenso, que pasa por unos abetos en sombra y que supongo que es el camino natural para ir a la cascada y en poco trayecto dejó ante nosotros la estupenda imagen de abajo. Como veis mucha gente por todos lados este agosto, sobre todo en las rutas sencillas.




La cascada es espectacular y la senda cruza a través de un puente con chapas metálicas muy cerca de su base, desde donde se percibe su belleza y donde no puedes permanecer mucho rato o acabarás chopado. Continuamos después del puentecillo por la senda hacia la siguiente cascada.


Caía muy poca agua tanto de ésta como de la siguiente y en el lateral fresco de una de ellas nos paramos a comer.



Continuamos por la senda que nos dejaba atrás la vista de la cascada principal que habíamos visitado.




Ahora hacia Cerler por la otra vertiente del barranco, con la vista de las montañas al fondo.




La senda, una vez llega a Cerler, nos hizo callejear por la preciosa parte antigua del pueblo, pasando por dos fuentes con agua, una de ellas en la fachada de la Iglesia.






18/08/2017 Congost de Mont-Rebei

Abandonamos temprano nuestro hospedaje porque teníamos que regresar, además teníamos que estar relativamente pronto en el destino porque algunos tenían compromisos.Aún así en el camino de vuelta decidí mantener el desvío que tenía previsto para volver a visitar el Congost de Mont-Rebei y recorrerlo hasta donde nos diera tiempo.

Desde que estuve aquí la otra vez esto ha cambiado un poco. Ahora ya no puedes aparcar libremente como antes, sino que hay una barrera en la pista y ahí ya te cobran los 5€ por dejar el coche. Han puesto algunas barandillas de madera e indicaciones para seguir el recorrido y una construcción con tienda donde comprar cosas como mapas o recuerdos y agua, porque no han dejado una misera fuente afuera. Lo que sí que viene bien es que en uno de los laterales de la construcción hay unos WC que evitan que la gente vaya utilizando cada rincón.

Comenzamos a caminar en principio por la pista. Nosotros cogimos un desvío por la izquierda que se recomienda en el caso de que el embalse tenga bastante agua, que no era el caso. Es una senda que circula más arriba y que hace el recorrido un poco más largo y lento. A la vuelta volvimos por la pista de abajo, pues hacía bastante calor. Llegamos al puente colgante y lo atravesamos.



Y enseguida comenzamos a recorrer la parte más espectacular del cañón. Se camina bien pero la caída es importante, por lo que hay que llevar siempre mucha precaución.










No teníamos más tiempo, incluso nos habíamos pasado del que teníamos y veíamos allá lejos las pasarelas de madera que, en zig-zag y colgadas de la pared vertical sirven para bajar del acantilado, por lo que nos dimos la vuelta y continuamos disfrutando de la visión de este espectáculo hasta los coches, desde donde continuamos nuestro regreso.



Hay gente que hace la ida o la vuelta en Kayak y hace la otra parte del recorrido por la senda del acantilado y así tiene una ruta de lo más completa.











Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar los tracks de las rutas pulsando en los siguientes enlaces:

Ruta Eriste a Cascada Espigantosa.
Ruta Parking Camping Aneto a Ibonet de Batisielles e Ibón de Escarpinosa.
Ruta Tres cascadas de Cerler.
Ruta Congost de Mont-Rebei.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.