Páginas

sábado, 7 de octubre de 2017

2017 - 10 Olocau, Peñas de Alí Maimó, Senda de los Maquis, Presa de Olocau / A+ 496 m / 14,19 km

...



Este sábado, como muchos estarían ya de puente, la ruta propuesta era una cercana pero muy agradable que hicimos el año pasado por estas fechas. Nos acercaríamos hasta Olocau para subir a la Peña de Alí Maimó, la ladera de la Pedralbilla, senda dels Maquis y Barranc del Frare.

A la cita acudieron Ana, Reyes, Victor y un servidor.

Aunque las previsiones auguraban que estaría nublado y que incluso según avanzara la mañana caerían algunas gotas, en realidad éstas no se cumplieron y nos salió un día luminoso y espléndido para que disfrutáramos de nuestra escapada a la montaña. 

Una luna totalmente llena nos esperaba para que le hicieramos una foto.



Coincidió que era el día de la Fiesta Mayor del Pueblo y se oían petardos y música de charangas despertando al respetable.



 Tras la empinada subida inicial llegamos a las  Peñas de Alí Maimó y nos asomamos desde las rocas para contemplar ese espectacular rincón.




Desde la misma senda  se nos ofrecía una buena panorámica, en la que asomaban las Ermitas de San Vicente de Lliria y de La Montiel en Benaguacil.


La senda enseguida nos hizo pasar al lado de la Cova del Cavall, en la que no entramos. 


Continuamos un poco más por la senda y nos llevó hasta un estupendo mirador que tiene unas vistas impresionantes y además unas rocas muy buenas para sentarse allí mismo y dedicarse a la contemplación del paisaje.


El Sol salía entre las montañas y bañaba todo con una luz muy limpia que hacía resaltar el estupendo verde de la buena pinada que todavía se conserva en esta zona.


Hicimos un pequeño campo a través para enlazar con una senda inferior, muy sencillo, ya que se podía caminar entre los pinos sin ningún problema.






Las  sendas y pistas nos fueron llevando al punto más alejado del inicio de nuestra ruta y veíamos la Pedralbilla a nuestra izquierda. El año pasado, justo en esta zona los madroños estaban plenos de frutos maduros, pero en esta ocasión estaban vacíos, no tenían ni siquiera frutos verdes, nada. Aquí se ha cumplido a rajatabla lo de dar un año cosecha abundante y al siguiente descansar. Habrá que volver el año que viene, jeje.

Llegamos al punto en que cogimos un desvío en leve ascenso por la izquierda de la senda y que nos iría elevando un poco sobre el barranquito, ya en dirección hacia Olocau de nuevo.


Era casi obligatorio pararse de vez en cuando  y mirar a todos los lados para no perderse nada del paisaje y de esas magníficas pinadas, que mostraban un verde intenso a pesar de la continua falta de lluvia.




Elegimos para almorzar el mismo sitio que el año pasado y disfrutamos de ese agradable momento.




Seguimos por la senda admirando las paredes de nuestra derecha.




Un pequeño pozo en el camino. El año pasado había allí una culebrilla resguardada de unos 80 cm y 15 días más tarde, otro senderista que volvió a hacer la ruta me comentó que estaba todavía allí en la misma posición, pero esta vez no la vimos.



Conforme íbamos bajando aumentaba la frondosidad del entorno.




Llegamos al Coll del Sentig y cogimos la "segunda salida", como si nos lo dijera el gps de un coche al llegar a la rotonda. Ahora bajaríamos por una cómoda pista que nos llevaría hasta la Font del Frare o de Sant Didac. Un lugar curioso y que enseguida hace que despegue la imaginación. Además, la fuente tiene agua.





Un poco más adelante, también en la misma pista, la Font de la Cava, también con agua (aunque sea de manguera se agradece).




Y llegamos al paraje de El Arquet en Olocau, donde teníamos los coches. Reyes, que había vivido varios años aquí, se ofreció a enseñarnos la Presa de Olocau y nos fuimos para allá, añadiendo un poco más a la ruta.


Salimos del pueblo siguiendo unos postes que según lo que decía iban a La Pedralbilla y cruzamos un par de vadeos de la Rambla por pista cementada.



Después continuamos ya por senda siguiendo indicaciones blanqui amarillas de PR, acercándonos e incluso caminando por las piedras del lecho del barranquito.


Y a unos 20 minutos desde que salimos del pueblo apareció ante nosotros la nombrada presa, en un buen estado de conservación.


Cuidado al cruzar por la parte superior, ya que tiene bastante altura y no hay vallas de protección.






Después de la visita emprendimos el regreso por el mismo camino.




Ante nosotros apareció la muy angosta canal que veíamos por la mañana desde arriba de las Peñas de Alí Maimó.


Aún decidimos hacer una visita más. Arriba a nuestra derecha según caminábamos hacia el pueblo vimos que estaba la Font de ls Salut y cogimos una senda que subía hasta ella con la intención de después bajar por la pista que llega hasta allí.



Una fuente que antaño tendría su importancia y con mesas de piedra para el descanso, pero que actualmente se encontraba sin agua.




Bajamos por la pista y enseguida entramos en la población de Olocau y llegamos a los coches. Aprovechamos que hacía un día estupendo para quedarnos a comer de bocata y neverita en las mesas del Área Recreativa de El Arquet y dimos por finalizada esta estupenda ruta que nunca defrauda.






Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE


1 comentario:

  1. Qué bonito reportaje Pablo! Gracias (Reyes)

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.