Páginas

sábado, 9 de diciembre de 2017

2017 - 12 Simat de la Valldigna-Les Arcades-Font del Cirer-Cova de les Mallaetes-Collado Penyalva-Font Nova- Font de la Escudella-Ermita de Santa Ana / A+ 700m / 13 km








Este sábado la ruta propuesta era hacer un recorrido por Simat de la Valldigna. Volveríamos a utilizar una de Trotasendes Benicalap a la que le cortaríamos un tramo casi del final, para no hacer la vuelta que pasa por la Font del Gos. En septiembre de este mismo año 2017 ya recorrimos una parte de este término para subir al vértice del Mirador. En esta ocasión conoceríamos otras sendas distintas. 


Saldríamos de la población de Simat y nos dirigiríamos en primer lugar a la Font del Cirer (normalmente con agua). Continuaríamos hacia la Cova de les Mallaetes y al llegar al Collado de Peñalva y teniendo cerca la Penya del Migdía, bajaríamos hacia la urbanización pasando por la Font Nova. Seguiríamos caminando por sendas y pasaríamos por otra fuente más (también sin agua), la Font de la Escudella. Pasaríamos por la Ermita de Santa Ana y llegaríamos a los coches.



Para llegar al punto de inicio seguiríamos la A-7 hasta La Alcudia, donde nos desviaríamos por la CV-50 hacia Alcira y más adelante cogeríamos por la derecha la CV-600 que nos llevaría hasta Simat de la Valldigna, donde aparcaríamos en las proximidades del Monasterio.

A la cita acudieron Ana, Mari, Reyes, Pili, Ángela, Kiquet (al que hacía mucho que no veíamos), Jose, Quico, Manuel Carlos y un servidor.

 El día se presentaba con una temperatura muy agradable para caminar y comenzamos por la pista entre naranjos.





Cuando vimos dos pilones de piedra a la derecha continuamos por la pista de tierra que allí nacía.



Así llegamos a Les Arcades, un acueducto de mampostería del siglo XVIII que llevaba agua desde la Font del Cirer hasta el Monasterio.










Seguíamos ahora una preciosa senda en ascenso que nos haría coger altura con rapidez, dejándonos bonitas vistas de la población de Simat y todo el valle con la Serra de les Agulles y de la Murta al fondo.











Tenía ganas de comer madroños, ya que este año en Olocau no ha habido ninguno, como pudimos comprobar en nuestra visita y aquí sabíamos que sí había. Estaban ya un poco pasados pero aún pudimos comer todos los que quisimos y vimos que ya estaban muy floridos, comenzando a elaborar el fruto que darán el año que viene.






Una vista hacia arriba para comprobar lo que nos quedaba por subir.


Las sendas exuberantes de vegetación... y sin lluvias ¿será todo lo verde que vemos de plástico?




Estas bayas crecían al lado de la senda. Desconozco su nombre.



Llegamos a la carretera superior y a la Font del Cirer. Manaba agua de la fuente y a mí me pareció muy buena.






Continuamos hacia la derecha de la fuente por la carretera y a la vista de este panel indicativo nos salimos por la izquierda haciendo una pequeña y sencilla trepadita para dirigirnos a la Cova de les Mallaetes.










Ya pasamos por aquí en diciembre de 2014, cuando hicimos la cresta del Mondúver desde La Peña Negra hasta el Peñalva. Ahora habían reparado el agujero que había en la tela metálica para que no se pudiera entrar.




Al girar la senda había una puertecita metálica entre la que se podía ver la entrada de la cueva.











Cuando terminamos la subida buscamos un lugar con unas piedras para sentarnos y procedimos a almorzar con muy buenas vistas.


Después continuamos por la senda que nos dirigiría hacia el Collado de Peñalva y teniendo en frente la montaña con el mismo nombre, también llamada Penya del Migdía. De ella bajamos por aquí en 2014 desde el Mondúver y también pasamos por la Cova de les Mallaetes, desviándonos después hacia Barx.




La senda nos bajaría ahora hacia la urbanización de Les Foies.



Los cazadores cazados. Como en "Solo ante el peligro", ambos desenfundamos nuestras cámaras a la vez y disparamos al contrario.










Lástima que la bruma no nos dejara ver los azules del mar.


La población de Simat, de la que habíamos salido, quedaba allá abajo bastante lejos.


Pasamos por encima de un bonito cortado antes de enlazar el corto tramo asfaltado.










Llegamos a la urbanización y al lado del bar estaba la Font Nova, de la que caía un hilillo de agua.



Volvimos a coger otra senda pasando por este curioso dedo de piedra.



Y un poco más tarde se nos ofreció la única ventana por la que ver las antenas del Mondúver en toda la jornada, a pesar de estar bastante próximos.





Tras combinar algún que otro pequeño tramo de pista enlazamos con la preciosa senda que bajaba encajada por nuestro último barranco.




Pasaríamos al lado de la Font de la Escudella, que se encontraba seca y que tiene una pequeña pocilla excavada en la roca.


Al final del estrecho barranquillo asomaba ya el Monasterio de Simat.





Nos agradó mucho la profusión de madroños de buen porte que encontramos en las sendas de la ruta.



Simat desde las alturas.


También desde lo alto nos observaba este ejemplar de águila, a la que Manuel Carlos logró congelar en una foto.


Llegamos a la zona de plantaciones de naranjos y ahora bajaríamos por las pistas entre ellos.



Llegamos a la Ermita de Santa Ana y continuamos por la izquierda.




Los campos de caquis van sustituyendo en parte a los monocultivos de naranjo y ambos se retaban en duelo con la profusión de sus frutos como nosotros antes con las cámaras.




Sin más llegamos a las paredes del Monasterio y enseguida a los coches. Aprovechamos los bancos de madera del parquecito que hay al lado de donde aparcamos para quedarnos a comer de bocata y neverita, dando fin a esta muy agradable jornada en la que hemos podido caminar por bonitas sendas y con unas vistas maravillosas.






Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE


2 comentarios:

  1. Hola Pablo
    Una pena encontrar varias fuentes en una ruta y solo encontrar un poco de agua en un par de ellas, pero es el mal de esta época, esperemos que se solucione y podamos ver las fuentes tal y como nos gustan.
    De madroños ya imagino que no os podréis quejar, nosotros comimos bastantes, pero aun dejamos para los demás jajaja.

    Por lo demás la ruta no está nada mal.

    Un saludo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
  2. Hola Jose, la ruta es una maravilla, por la calidad de las sendas y las vistas que tiene y lo de los madroños, jaja, gracias por dejarnos algunos. Hace tres semanas debería haber muchisimos por alli. Gracias por compartir la ruta y a ver si coincidimos algún día por las montañas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.