Páginas

miércoles, 6 de diciembre de 2017

2017 - 12 Onda - Ermita Santa Bárbara - Montí Menor - Marimón / A+ 450 m / 10,17 km

...




Este miércoles festivo queríamos hacer una ruta cercana y corta para llegar a comer a casa. Elegimos  para esta ocasión un track de Casiaventurilla, saliendo desde Onda para pasar por la Ermita de Santa Bárbara y subir al Montí Menor y el Marimón.

Es una ruta sencilla y por la que se camina por buenas y bonitas sendas.


A la cita acudieron Ángela, Pili, Mari, Ana, Jose, Quico, Rafa, Manuel Carlos y un servidor y con los primeros rayos y colores anaranjados del amanecer ya estábamos en el punto de inicio.



Teníamos por delante una bonita mañana, que en principio se presentaba con 3 grados de temperatura y en la que nos cogió por sorpresa una leve brisa que enfriaba más el ambiente y que no estaba prevista. Menos mal que sólo duró unos minutos, hasta que José Antonio Maldonado (el hombre del Tiempo) vino a poner órden y dijo que hoy no tocaba viento.




Comenzamos dirigiéndonos al cauce seco del Río Sonella. Al fondo ya se veía en la ladera la Ermita de Santa Bárbara, que acercaríamos con el zoom.



Cruzando el río seco.




Al otro lado del río vimos la subida, cruzamos una pequeña acequia y continuamos ya subiendo con suavidad por una magnífica senda entre pinos.





De vez en cuando había que mirar atrás para ver cómo Onda se iba alejando.


Un poco más a la izquierda asomaba elegantemente el Penyagolosa.






Llegamos a las ruinas de la Ermita de Santa Bárbara y le hicimos varias fotos, volviendo a bajar un poco por el mismo sendero para continuar según subíamos de frente.











Abocamos a una pista de tierra y al poco nos desviamos por senda de nuevo por la derecha.




Magníficas sendas todas las que hay en esta zona, donde la única dificultad estriba en perderse (si no se lleva gps) entre la gran cantidad que nos salen al paso.





No me canso de repetir lo agradable que era caminar por esas sendas en todo el recorrido, frondosas y llenas de vegetación, con las enredaderas creciendo profusamente por todos lados. Siempre comento lo agradecida que es esta tierra y que con tal que lloviera una vez al mes, y mira que pido poco, esto sería un auténtico vergel.


En  algunos tramos se conserva muy bien el antiguo firme empedrado.





Aquí uno de los múltiples desvíos que pueden confundir. En este caso era por la derecha.



Pasamos por la Font del Retor, habitualmente seca.











Llegamos a la cima del Montí Menor y en el círculo de piedras alrededor de un pino decidimos hacer la parada del almuerzo. Desde ese punto hay muy buenas vistas tanto hacia el mar como del gran manto verde que todavía, y por suerte, se conserva en esta zona.







Continuamos después por la senda de la izquierda según habíamos subido, que nos dirigiría al Marimón.



Continuando disfrutando de estas maravillosas sendas.









Ya teníamos a tiro el Marimón, que por cierto no escuchamos ninguno cerca en toda la mañana. De todas formas lo único que hubieran podido cazar hubiera sido un senderista o corredor, porque habíamos muchos por estas montañas aprovechando esta preciosa jornada.


La zona es un mirador con vistas a Onda y muy bien dispuesto con mesas de piedra por todas partes. Algunas hasta con sombra para los días de calor.






Resulta extraño que la valla de madera que lo rodea esté quemada mientras que el entorno no lo está. A no ser que hubieran utilizado las ramas de pino quemadas del incendio que quedó próximo para montarla. No sé, quedaba raro.




Bonito pulmón verde.



Comenzamos el descenso, encontrando más mesas a nuestro paso.























La senda nos llevó ahora a pasar junto a un ejemplar de "pino enano". Está señalizado y en la foto practicamente lo hemos tapado.




Aparecía de nuevo al río seco de la mañana para completar el círculo. Cuando llegamos a la acequia nos fuimos hacia la derecha y enseguida vimos una tabla de madera por la que continúa la senda hacia el cauce. Lo cruzamos y enseguida estuvimos en los coches.




Una ruta corta pero muy bonita. Todo el trayecto por sendas preciosas y muy cuidadas entre pinos, algunas de ellas muy frondosas y frescas. Una maravilla para hacer una escapada sencilla y sin pretensiones pero muy agradable.



Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE



No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.