Páginas

sábado, 14 de abril de 2018

0318 - Vértices Geodésicos C.V.: Quencall (506 m) / A+ 472 m / 13,67 km


...







Este sábado la ruta propuesta era subir al vértice geodésico Quencall, o Alt del Trencall, nº 318 en altura de la Comunidad Valenciana, con 506 m de altitud, situado en el Término Municipal de Catadau, Valencia.


Saldríamos desde el Área Recreativa Tres Pins siguiendo el PRCV-324, apoyándonos en un track de Ludwin que publicó en 2012. Subiríamos al Pla de Matamont y después al Alt del Trencall, donde se encuentra el vértice Quencall. Esta ruta Ludwin y otros después de él la hacían lineal de ida y vuelta. Para descender utilizaríamos un tramo hecho por Paco y Mariano para hacerla circular. 

Para llegar al punto de inicio  desde Valencia hay que seguir A-7 y tomar la salida 361, (Alfarp-Catadau-Llombai). Seguir la CV-520 hasta pasar Llombai y en el cruce con la CV-50 girar a la izquierda hacia Carlet. Un poco más allá, en el primer semáforo, girar a la derecha y continuar la carretera asfaltada hasta llegar al área recreativa.


A la cita acudieron María Jesús Guillot, Manel, Gala y un servidor.

El día era perfecto para caminar, pues la temperatura no era baja y tampoco hacía viento. Además nos envolvía una bruma neblinosa que siempre hace que parezca que el mundo se ha detenido, porque amortigua los ruidos y si te paras hasta puedes escuchar algo poco habitual... el silencio.

Aparcamos en el Área Recreativa Los Tres Pins, bien acondicionada y comenzamos a caminar por la carreterilla asfaltada siguiendo el camino del Granotar.







Durante toda la ruta predominaría la presencia de la Sierra del Caballón, con el Colaita destacando y mostrando lo descarnado y pronunciado de sus estratos de piedra, que la caracterizan con esas líneas paralelas dibujadas sobre ella.

En el nacimiento de una pista hacia la derecha nos encontramos con este apacible mirador en el que el cartel de madera lleva escrito "Els Cints", para anunciar la presencia de los cintos, cinglos o cortados que se ven al fondo. Un buen lugar que cuenta con un banco para sentarse y admirar la escena o descansar.



Las líneas paralelas que os comentaba cuando mirábamos a la derecha.


Al frente, o izquierda, según las evoluciones del recorrido, teníamos a la vista la Cruz del Quencall, donde se sitúa el vértice y adonde nos dirigíamos.


Llega un momento en el que, siguiendo las marcas del PR abandonamos el asfalto y tomamos una pista por la izquierda cada vez más en desuso.


Pasamos por un corral de ganado derruido que tiene un panel explicativo.



Y por una joven plantación de albaricoques que estaban llenos de fruto y que este año van a dar una estupenda cosecha.


Cruzamos una pista más principal y continuamos recto, siempre hacia nuestro objetivo.

Abandonamos la pista por la izquierda al llegar a lo que parece una gran conejera cercada y aquí comenzamos a ascender teniendo a nuestra izquierda las vistas del Barranc de la Font. Después bajaríamos por encima de las lomas de la otra vertiente.




La subida hay que ganársela poco a poco y lo hacemos parando de vez en cuando a mirar el paisaje.





Esta primavera que se ha retrasado tanto porque el invierno se negaba a abandonarnos, ya pide paso con fuerza, como lo atestiguan estas jaras rosas y los lirios de montaña.



El Quencall todavía lejos... pero llegaremos. En la otra imagen lo acercamos con el zoom.






Llegamos al Pla del Matamón y vimos este panel totalmente descolorido y al lado un aljibe con agua en su interior. Un poco más allá y dominando la última loma, aún quedaban los restos de un poste quemado.



Aquí tenemos a Gala en un posado robado. No le gustan las fotos y hay que pillarla por sorpresa, aunque aquí parece que nos esté guiñando un ojo como diciéndonos: ¡Menuda subida!, eh?



Desde ese punto se adivina a lo lejos el contorno de la albufera, pero las brumas de este día no nos lo dejaron ver bien.




La senda iría haciendo ahora un amplio giro hacia la derecha para encarar el Quencall por encima de las lomas.




Conforme íbamos subiendo y al cruzarnos con otra senda que viene de Carlet, vimos esa lengua de piedra que nos llamó la atención y decidimos que en la bajada nos acercaríamos a ella y la recorreríamos por la parte superior para intentar bajar por su punta y volver por la senda que se ve en la imagen.



Nosotros de momento continuábamos subiendo y vimos a nuestra izquierda unas rocas desde las que se tiene un improvisado mirador con muy buenas vistas.



Ahora sí que teníamos encarado el último tramo de subida al Quencall. Como comentaba al principio de la crónica, estábamos siguiendo un track de Ludwin. El hizo esta ruta en febrero de 2012 y el gran incendio que asoló toda esta zona fue en el mes de julio de ese mismo año. A continuación os pongo la foto que hizo él de este mismo lugar antes del incendio.


En estas montañas, siempre castigadas con periodicidad con las llamas, se observaba que al menos todo estaba cubierto con un prolijo manto verde de monte bajo. Han pasado casi 6 años y todavía no se ha llegado a recuperar el aspecto que tenía. Y eso que se trata solamente de matorral.


Llegamos a la cruz y al vértice y allí decidimos almorzar con la amplitud de las vistas.





La albufera un poquito más visible.


Comenzamos el descenso por la misma senda por la que habíamos subido, que en este tramo coincide con la que viene de Carlet y al llegar al punto donde teníamos que desviarnos por la nuestra hacia la izquierda, seguimos recto para dirigirnos a la lengua de piedra que habíamos visto cuando subíamos. Esta es la vista hacia atrás, hacia donde habíamos almorzado un poco antes.


Y estas son las imágenes caminando sobre el lomo de la lengua de piedras.







Al llegar al extremo, por la parte que no se ve se baja perfectamente ya que no presenta esos cortados que se aprecian desde aquí, y tomamos la senda de vuelta hasta seguir por la que habíamos venido esta mañana.
Llegamos al aljibe y allí tomamos por la derecha para bajar por toda esa secuencia de lomas que se ven en la siguiente imagen. Este tramo es campo a través, sin senda pero, como se aprecia en las fotos, siempre se van encontrando claros por los que pasar sin pisar practicamente el monte.



A la izquierda teníamos el Barranc de la Font y caminábamos ahora por la otra vertiente a la que hicimos al principio de la jornada.


En el descenso vimos un grupillo de unas doce cabras montesas que parecían bastante jóvenes y que aguantaban bastante tiempo nuestra proximidad.


Ya se adivinaba allá abajo la antigua pista que debíamos tomar.


Aquí la tenemos. Ahora la seguiríamos hacia la derecha. Al rato la pista hace un giro de 90 grados hacia la izquierda y continuamos el suave descenso.


Nos salían al paso ahora las flores de jara blanca, más pequeñas y delicadas.


La Sierra del Caballón siempre presente. Ahora se trataba de volver a los coches haciendo combinaciones de pistas con sendas. En este tramo no marcado es conveniente apoyarse con el gps y estar atento a los cruces y a donde salirse porque a veces los inicios de las sendas no son muy evidentes e incluso hay que cruzar un campo de olivos abandonado que puede ofrecer ciertas dudas, pero siguiendo el track no hay problema.


Llegamos a la apacible área recreativa donde teníamos los coches y vimos que hasta tenía una fuente con agua, que utilizamos para refrescarnos. Un buen lugar para comer al final de la ruta, del que seguro que tomará buena nota nuestro amigo Juane, de "Esto se empina".






Una ruta agradable de hacer y sin complicaciones aunque hay que estar atentos al seguimiento del track en el regreso por la abundante combinación de pistas y sendas. Como no tiene nada de sombras no es un recorrido recomendable para las épocas del verano con mucho calor.




Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí:  PABLOONCE.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.