Páginas

sábado, 7 de marzo de 2020

0333 - Vértices Geodésicos C.V.: Falconera (456 m) "Cervino de la Safor"



...



Este sábado volvimos a tener otro contratiempo. Teníamos organizada la ruta por el Vall de la Gallinera, pero a última hora nos enteramos de que justo el sábado se había organizado un rally en el Valle y alrededores de 212 km, con lo que nos vimos obligados a improvisar con rapidez.

Estábamos pensando en repetir cualquier cumbre de las más notorias cuando Manuel Carlos propuso una ruta que había hecho su compañero Carlos hacía unas semanas. Se trataba de subir al Vértice Falconera.


Como todavía no habíamos coronado este vértice, lo teníamos en nuestra lista de pendientes y caería tarde o temprano y éste era un momento perfecto. 

La subida ya se la habíamos visto a Paco Domingo en febrero del 2013 de la que hizo una fenomenal crónica que os animo a leer pulsando aquí: Crónica de Paco sube y baja.

En ella contaba Paco que siempre que pasaba por la carretera se sentía atraído por la forma de esta montaña, el Molló de la Creu que, por su cara Este, tenía un buen parecido con el Cervino alpino.

Con el track de Carlos y el vino en las alforjas nos fuimos para allá para aparcar en la urbanización del Molló de la Creu.

A la cita acudieron Pili, Mari, Manuel Carlos y un servidor.

Comenzamos a caminar desandando el camino por el que habíamos venido en coche para llegar a la Autopista y seguir paralelos a ella sentido Alicante.



La cruzamos por debajo aprovechando uno de sus pasos.


Y caminamos hacia la izquierda, sentido Valencia, con la silueta del Molló ya a la vista. Un poco más adelante volvimos a cruzar la autopista por debajo hacia la otra parte.



Desde esta orientación presenta su cara más bonita.





Llegamos a la entrada de la urbanización del Molló y subimos por el Carrer del Margalló.




Y más adelante por la muy empinada calle del Pi Pinyoner.


Al final de la calle y a la izquierda comienza la senda y en uno de los pinos está clavada la "Piedra de Roseta" de esta ruta. Habría que seguir en nuestro caso los puntos rojos pintados en las piedras y los árboles para llegar a la cima y después bajaríamos siguiendo los puntos azules para hacerla circular.

Paco en su crónica de hace 7 años hablaba de marcas de un PR. Las marcas de Pr amarillas y blancas no las vimos en ningún momento de la ruta. Se ve que las han sustituido por los puntos de colores.





Así pues nosotros a seguir los puntos rojos.  Pronto llegamos al desvío para visitar la Cova de la Xurra, pero nosotros continuamos recto.




La senda atraviesa una frondosa pinada




Algún pino caído nos obligaba a reencontrarla.


Y salimos de la pinada abriéndonos hacia la parte rocosa de la ruta.






Comenzaría ahora una sucesión de cuevas y abrigos.













Arriba se veía una de las entradas de la Cova de la Recambra.







Aunque se puede subir sin ellos, en esta roca habían puesto dos escalones que venían muy bien.




Esta es una de las partes más entretenidas. Las trepaditas no presentan dificultad para la gente acostumbrada a la montaña.





Arriba nos observaba la otra boca de la Cova de la Recambra.







Nos acercamos a visitarla aunque es un abrigo sin profundidad pero un balcón con muy buenas vistas.






Continuamos y al rato buscamos un lugar resguardado del viento donde almorzar en condiciones y lo encontramos muy cerca de la entrada de la Cova del Abisme. Mientras le dábamos al gaznate vimos como llegaban tres escaladores que se metieron en ella. Después vendrían adonde estábamos nosotros porque allí mismo comenzaba la ruta de escalada que venían a subir.

Tras el almuerzo fuimos a visitar esta Cova que es la más interesante del recorrido.


En la entrada crece una garrofera que dificulta un poco el acceso.







Valió la pena la visita para admirar las formaciones de estalactitas y estalagmitas.




Como se ve en esta imagen, en continuo crecimiento, aunque como siempre los bárbaros se empeñan en cortar cualquier pequeña puntita que a las gotas les lleva décadas construir.















No hay que seguir mucho más adentro sin experiencia ni equipo adecuado, ya que llega un momento que aparece una sima vertical y nos contaron que tiempo atrás había habido un accidente de fatales consecuencias. 



Por allí iban los escaladores disfrutando de su vía.



Y nosotros continuamos disfrutando de la nuestra.






Por aquella canal nos llevarían los puntos rojos.


Alpinista en acción.













El Mongó vigilando el horizonte.


















 Llegamos al collado desde el que podíamos ver la otra vertiente.







 Ya sólo nos quedaba subir esto para llegar a la cima.








El Vértice Falconera.





El Mondúver con sus antenas detrás.





Comenzamos el descenso. Ahora siguiendo los puntos azules.






Al fondo aumentando con el zoom de la cámara, el Benicadell.


Al fondo a la derecha, donde están esos pinos se encuentra el Molló, otras rocas con vistas, pero nosotros no subimos en esta ocasión.















Desde aquí podíamos ver las dos entradas de la Cova de la Recambra donde habíamos estado hace un rato.














En la vuelta no hay ningún problema de seguimiento con la senda.






 Que nos fue bajando hasta llegar de nuevo a los coches.
 

Una ruta que nos ha encantado. Buenas sendas, entretenida y con vistas. Seguro que la volvemos a hacer en otra ocasión.

El desnivel acumulado es 425 m tanto en subida como en descenso (no sale bien en el gráfico).




Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE



4 comentarios:

  1. Hola Pablo, gracias en primer lugar por mencionarme en la intro de la ruta. En segundo lugar me alegro un montón de que os gustara y que la disfrutarais. A pesar de su modestia en cuanto altitud, esa subida tiene su puntito lo que le da un toque aventurero. Veo que se está poniendo de moda y eso, añadido a que ahora está señalizada, la hace más asequible ; lo cual no se si es bueno o malo. Sea como sea no me importa seguir compartiendo mi amor por el Cervino de la Safor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco, no podía ser menos ya que fue tu estupenda crónica la primera que leí sobre este montecillo singular que estaba en nuestra lista "To do". Y gracias a Carlos por su track, ya que cuando una ruta está bien como está no necesita de más variaciones y si no lo hubiéramos tenido la hubiéramos compuesto sobre mapas como hicimos en la mayoría de los "Más de Mil". Yo opino que el que esté marcada quizás le quite un poco la aventura de buscar el mejor paso y sentirse pionero, pero al mismo tiempo, siendo interesante, hace que la mayoría de los que la recorren pisen todos por la misma senda, no se degrade el monte en demasía y mucha gente menos aventurera o que comienza pueda disfrutarla. No todos podemos ser pioneros en todas las rutas. Yo estoy contento de poder leer crónicas que me inspiren y me den a conocer nuevos e interesantes lugares para visitar, al igual que yo hago al compartir las nuestras. Un saludo y que sigamos disfrutando de nuevos lugares.

      Eliminar
  2. Hola Pablo.

    Por si alguien no conocía el Molló de la Creu... esta semana ha quedado bien claro donde está, como es y como se las gasta su subida jejeje.
    A parte de embaucarnos con su silueta, esta variante de subida, con un toque de aventura, a nuestro particular Cervino nos encantó. Eso sí, nosotros vistas ninguna, y la Cova de l'Abisme por despiste nos la saltamos, así tendremos que volver a visitar esta bella montaña.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Dani niebla y pasarse la Cova, buenos motivos para volver, como si hiciera falta alguno, jeje. A ver si nos vemos. Un abrazo.

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.