Páginas

sábado, 20 de diciembre de 2008

Forcall - Mola Garumba (Zona de Morella)

Esta semana y para realizar la despedida de la temporada, José Manuel nos propuso una fabulosa excursión por los alrededores de Morella. Contábamos con la ayuda de Luis Gispert que había realizado el trayecto de ida y vuelta por el mismo lugar un mes antes, aunque nosotros pretendíamos hacer la ruta circular y, no existiendo track, convertía a la ruta en algo aventurera en la vuelta.

Cuando nos íbamos acercando al inicio de la ruta el termómetro exterior del coche llegó a marcar -2º y cuando por fin tocamos tierra, el mercurio marcaba 1º, pero no hacía viento y, para mí, ni frio.

Comenzamos la ruta desoyendo las indicaciones de Cebrián y vadeamos el río gracias a unas piedrecitas que gentilmente José Manuel, que iba en avanzadilla de reconocimiento, se aprestó a colocar. Y enseguida pasamos por la Ermita de la Consolación.

Cuando llegamos a la base de la Penya del Migdia, los pasos entre grandes rocas iban sumando estrellas a la ruta. Por cierto, no sabía yo que mi nuevo peinado causase tanta expectación ante los fotógrafos.

Desde arriba hay unas bonitas vistas de Forcall.

Comenzamos a bordear, prácticamente siguiendo la misma curva de nivel para dirigirnos al alto de la Mola Garumba y el camino nos sigue ofreciendo preciosas imágenes para el recuerdo y que hacen que el largo trayecto en coche para llegar a la zona tenga así su recompensa. Esta ruta hubiera hecho que las cámaras de Toni y Dioni (nuestros fotógrafos más profesionales) hubieran echado humo.

Pasamos por un frondoso bosquecillo de alcornoques, para lo cual tuvimos que cruzar las vallas de varios cercados de corrales de vacas, por el interior de los cuales anduvimos, pasando cerca de un abrevadero y ante la curiosa mirada de sus moradores, que se preguntaban qué sería aquel jolgorio que se escuchaba. No pude resistirme ante esta última imagen porque me vino instantáneamente a la cabeza aquello de: “Con un 6 y un 4 hago la imagen de tu retrato” ¿Alguien lo recuerda?

Pero si hay algo en la panorámica que atrae la mirada como si de un poderoso imán se tratase, es la visión del imponente castillo de Morella situado en lo alto de su loma con el pueblo rodeando su base.

Llegando al vértice geodésico de la Mola Garumba el grupo anda distendido disfrutando de las vistas.

Y en la bajada todos se animaron y era gracioso ver a 25 senderistas, muchos de ellos con el gorro rojo de Papá Noel puesto, cantando a grito pelado canciones navideñas. Como éramos 25, una de las canciones más requeridas fue el “25 de diciembre, fun, fun, fun”. Y en una orilla del camino pudimos ver los antiguos restos de un componente de otro grupo que lo debía haber hecho rematadamente mal en una anterior Navidad.

La vuelta, que la hicimos por el lecho de un barranquito, siguió dejándonos bonitas imágenes.

Acercándonos al pueblo José Manuel nos volvió a sorprender con otra hilera de piedras que había colocado para que pasáramos y un rato después llegamos a Morella –de lo que alguno se alegró mucho- y literalmente tomamos sus calles con nuestros gorros rojos.

Tras degustar de una buena comida en armonía en el restaurante “El mesón del pastor” y después de los brindis, Nuria hizo entrega a José Manuel de un regalo por parte tanto de los que estábamos presentes como de los que no habían podido venir, agradeciéndole la dedicación y los buenos momentos que nos ha ofrecido durante toda la temporada.

El regalo consistió en un libro de Rafael Cebrian sobre rutas y unos crampones, como haciéndole un guiño a que en verano prepare otra ruta por nieve como la que hicimos este mes de Julio en Pirineos y de la que todos guardamos un grato recuerdo.

Un saludo a todos y felices fiestas.
Pablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.