Páginas

sábado, 13 de diciembre de 2008

Subida al Montdúver desde Xeresa

Esta semana José Manuel nos propuso subir al Montdúver desde Xeresa, próxima a Gandía. Cuando llegamos al inicio de la ruta hacía bastante fresco, pero durante la ruta el ambiente se convirtió por momentos en gélido al arreciar el viento con rabia y tuvimos que echar mano de todo lo que llevábamos en la mochila para intentar combatir la sensación térmica de estar cerca de los cero grados. Soplaba Eolo con tanta fuerza que incluso podría haberse llevado volando el mal humor si es que a alguno se le ocurría traérselo de casa. A mí, por ejemplo, me quitó hasta el dolor de cabeza...

Como veis en la imagen el sol intentaba salir sin mucha fuerza y por otro lado, la luna tampoco quería abandonarnos.

Hasta aquellas antenas que se ven en la lejanía teníamos que subir pero no pasa nada, hasta las travesías más largas comenzaron con unos pequeños pasos y ahí tenemos a Juan diciendo: “¿Passssssssaaa con las antenitas?”

Incluso hay quien se lo toma con más filosofía como la figura que aparece en el perfil del horizonte, tumbada, mirando ligeramente hacia la derecha. Se puede imaginar, la frente, la nariz respingona y la barbilla ¿Alguien la ve?

Aquí tenemos a José Manuel pensando si llevamos atuendo adecuado para entrar al Casino que indica la señal.

Hay momentos en que la subida se empina y en ocasiones hasta hay que hacer una pequeña trepada, sin complicaciones a no ser que te resbales, porque el desnivel en ocasiones llega a ser importante. Si te paras a imaginar…

Al fin llegamos a las antenas y buscamos un sitio resguardado del fuerte viento para almorzar, momento en que se nos unió un nuevo compañero que debía tener ya mucho andado porque se comió tres barritas energéticas que le dio Pacojavi.

Las vistas desde arriba eran impresionantes aunque nos defraudó el que hubiera una persistente neblina que no dejaba que aun se viera más allá. Con el viento que hacía creíamos que estaría el ambiente más despejado. Aun así, para muestra un botón. Y aquí está Juan de nuevo diciendo: "¿Véis como no era para tanto?".

La bajada unos la comenzaron por pista mientras otros siguiendo el dicho de que “la aventura es la aventura” nos metimos un trecho por donde en realidad marca el PR, es decir, una senda casi inexistente entre carrascas y matorral que en muchas ocasiones nos sobrepasaban en altura y hacían que se nos engancharan las mochilas. Cuando José Manuel encaró el impenetrable sendero saltando el quitamiedos de la pista yo dije en voz alta: “¿Es broma, no?
Os pongo una imagen aunque ha salido borrosa.

El descenso es muy dulce y pasamos por la Ciudad Encantada de…., bueno, en realidad son un grupo de piedras que dieron mucho juego a las cámaras de fotos.

Por último cruzamos un barranco muy frondoso que se había salvado en parte del incendio de hace unos años y que tenía hasta un arroyo con minifuente incluida.

Cuando comenzamos la ruta le pregunté a José Manuel si íbamos a pasar por la Cueva del Parpalló, porque yo había leído que estaba en el Montdúver pero me dijo que íbamos a repetir el track que ellos hicieron hace unos años y que no estaba previsto, y que en ese momento desconocía su situación exacta.

Pues bien, una vez en casa y gracias al amigo Google, buscando información sobre el asunto he visto que la Cueva del Parpalló está situada en la cara opuesta del Montdúver a la que subimos nosotros. En el Sudeste de Barx se encuentra la Font de la Drova y desde allí hay señales que indican cómo acercarse a la Cueva. Además, el lugar donde encontré la información:


dice de la cueva: "La Cueva de Parpalló es una de las referencias principales para el arte paleolítico español. Las más de 5000 piezas de arte y muebles encontrados en esta cueva abarcan prácticamente todas las etapas del Paleolítico Superior, incluyendo todas las evoluciones que experimentó el arte en este tiempo. Estas plaquetas pintadas y grabadas que se extienden desde el Gravetiense hasta el Magdaleniense permiten - dentro de ciertos límites - llevar a cabo análisis comparativos con estaciones del Arte Sureño".

La página web además contiene información sobre muchas rutas de senderismo y, por supuesto, también sobre ésta, de la que hasta hay una colección de waypoints descargables con los que montar una ruta alternativa a la que hicimos nosotros, subiendo al Montduver pero por la otra cara. Bueno, es algo que le he propuesto a José Manuel por si quiere contemplar la posibilidad de hacerla en un futuro.

Eso es to, eso es to, eso es todo amigos.
Hasta la próxima.
Saludos.

2 comentarios:

  1. Me encanta como cuentas la ruta, y también las fotos.
    Realmente fué una ruta muy bonita y lo pasamos muy bien.

    Belén.

    ResponderEliminar
  2. Ayer , nosotros tambien teníamos previsto subir al Mondúver realizando gran parte del recorrido del Prv51 que se inicia en Tavernes de la Valldigna.

    Aprovecho este comentario para invitaros al 1º Encuentro Bloguero Senderista, se trata de un proyecto que venimos pensando desde hace ya tiempo y que nos hemos decidido realizarlo en Enero, para mas información entrar en el siguiente link :

    http://alex-reunionesyeventos.blogspot.com/2008/11/1-encuentro-bloguero-senderista.html


    Atentamente,

    CASIAVENTURILLA

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.