Páginas

sábado, 8 de mayo de 2010

PRV-53 - Pedreguer

"Los hombres que miraban fijamente a las cámaras"

Como el sábado que viene 5 compañeros vamos a participar en la Marató i Mitja de Castellón a Sant Joan de Penyagolosa, algunos decidimos este fin de semana descansar de los entrenamientos y no meternos mucha caña y 3 de nosotros nos apuntamos a una ruta más tranquila con el grupo, que hay que ir reservando fuerzas para hacer esos 65 km, aunque al final no fue una tan sencilla y tuvo su desnivel.

La ruta programada para esta semana era una circular por Pedreguer, que saliendo de este pueblo, en la Ermita de San Blas, nos llevaba primero al Castellet de L'Ocaive, después al vértice geodésico donde estaba el Castell D'Aixa, Font D'Aixa y regreso a la Ermita.

Empezamos ya muchos con manga corta pues hacía un buen día. Además se comenzaba subiendo, para variar.



Enseguida ganamos altura y ya podíamos ver al fondo la silueta del Montgó.


En la imagen central vemos el primer castillo al que tenemos que subir, el Castellet de L'Ocaive. Tuvimos que reconquistarlo presto pues vimos que lucía un pendón propio de otras tierras. En la tercera imagen se aprecian unas cabras. De seguro que ellas estarían viendo a otras enfrente.









Los primeros conquistadores llegan al castillo que ofrece magníficas vistas.




Una vez tomada posesión del mismo, iniciamos el descenso, no sin antes volver a saludar a las cabritas.



Como se hacía la hora, buscamos un sitio para almorzar, lo cual era un poco difícil porque la ladera a la que habíamos llegado estaba completamente pelada y con restos de ramas quemadas por todas partes, como resultado de un incendio forestal que tendrá una antigüedad de aproximadamente un año. Eso hizo que siguiéramos avanzando intentando coronar los próximos collados y tuvimos suerte, ya que al rebasar uno de ellos, se daba paso a la otra vertiente y nos aproximamos hasta un acantilado que tenía unas vistas de vértigo (literal) y allí disfrutamos de nuestro almuerzo.



Una vez repuestos continuamos nuestro avance hasta llegar al Castell D'Aixa, el punto más alto del recorrido. Del castillo no quedaba apenas nada reconocible pero habían instalado allí el vértice geodésico de la zona y nos hicimos la foto de grupo.

José Manuel colocó la cámara con un pequeño trípode encima de una roca y después de los preparativos previos y cuando ya estábamos posando sonrientes, estallamos todos en una gran carcajada, ya que la cámara justo en el momento en que lanzaba la primera foto, se cayó de su emplazamiento por sí sola.

Y es que no puede ser, estas salidas sabatinas al monte son tan saludables y oxigenan tanto los cerebros que incluso incrementan nuestro poder mental. Estando todos tan concentrados mirando a la cámara era normal que pasara. De hecho, el año pasado se estrenó una película que trata de este tema: "Los hombres que miraban fijamente a las cámaras", de la que os pongo una secuencia:










Retomamos otra vez nuestra andadura. En nuestro camino tuvimos que pasar a través de un pequeño túnel de piedras.



Teníamos enfrente el Tossal de la Llosa y el track nos guiaba hacia el fondo del barranco de la Fondacha. Se oían de vez en cuando unos cencerros, hasta que divisábamos de dónde provenían.
Cerca de nuestra senda, allá abajo se encontraba una vaca grande con tres vaquillas, pero estaban sueltas y campaban a su antojo. Enrique Ponce "Kiquet", que iba el primero, se quedó mirando el panorama decidiendo si se quedaba o si tomaba la alternativa y se vestía de grana y oro.



Decidimos bajar, pero con tiento, sin dejar de mirar a las vacas que también nos observaban atentas. Menos mal que el track después se desviaba a la derecha y se alejaba de los bichos.



En el descenso hasta la Font d'Aixa el grupo se estiró bastante.


Como los que estábamos en el primer bloque llegamos algo adelantados, Manolo y yo aprovechamos para poner los pies a remojo en esta preciosa balsa de la font d'Aixa ¡Qué fresquita estaba el agua y que relajados se quedaron nuestros pies! Todo un gustazo. Cuando llegaron todos seguimos nuestro camino pasando por algunas zonas quemadas y superando una fuerte pendiente que hizo que el grupo se volviera a fraccionar.



Miguel iba como una moto y esta última fase fue en cabeza de la marcha.




El último tramo, con una bajada larguísima se nos hizo un poco cansina, pero la ruta en general estuvo muy bien. Las vistas que nos ofrece en todo el recorrido son excelentes. Al final nos acompañó muy bien el tiempo ya que durante la última mitad de la ruta se empezó a nublar con lo que estuvimos resguardados del sol. De otra manera hubiéramos pasado bastante calor.




En los datos de la ruta no os pongo el desnivel acumulado porque el gps dio algún error y me calculó bastante más que a los demás, pero el previsto era de unos 750 m.



Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track haciendo clic aquí: PABLOONCE

2 comentarios:

  1. Hola Pablo: Además de disfrutar con tus crónicas, que complementan las de José Manuel, y como este sábado estarás disputando la MIM y por lo tanto no nos veremos en Sarrión, te deseo toda fuerza e ilusión para poder terminar la carrera, que yo creo que todos los cinco que participais del grupo lo hareis con exito.
    Salut, força y optimisme.

    ResponderEliminar
  2. Hola Riquelmito, ¡qué caro eres de ver! Tú y tu fabuloso vino. Te agradezco los ánimos en nombre de los cinco, que seguro que nos harán falta. A ver si coincidimos cuando pase el gran día ¡Cómo lo estoy disfrutando desde que empecé con los entrenamientos! Es una ilusión que dura meses.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.