Páginas

martes, 8 de junio de 2010

Cueva Colomera. Los Serranos (Circular)

"Huelga, pero no de piernas caídas"

Este martes había prevista huelga de funcionarios en protesta por el recorte de salarios. Aunque no suelo hacer huelgas porque rara vez se ha conseguido nada si no ha sido a través de la negociación y en esta ocasión sólo se trataba de ejercer el derecho al pataleo, los ánimos, en un sector muy sindicalizado como el mío, estaban muy cargados. Debido a ello decidí, sin que sirva de precedente, no ir a trabajar.

Pero pensaba aprovechar el día ya que encima me iba a costar dinero. Mi hermano se encontraba en la misma situación que yo y desde hace tiempo me venía diciendo que quería que le llevara a hacer una ruta por el monte. Abrí la mochila de las rutas olvidadas (o pendientes) y extraje ésta.

Hace unos tres años solía salir al monte solo o en compañía de un reducido grupo de amigos. Me montaba las rutas partiendo de las fotos de satélite y no tenía entonces GPS. Me llamó la atención que en una de las fotos se veía cerca de Pedralba una mancha circular de un color verde mucho más oscuro que el resto. El mapa topográfico decía que era la Cueva Colomera, por lo que decidí montarme una ruta circular que, recorriendo los senderos de la zona, pasara por allí, para ver cómo era aquello en realidad y tomar unas fotos.

Aquella ruta la hice con lluvia y me dije que algún día la repetiría. Hace unos meses vi que otro senderista, "Casiaventurilla", había publicado en Wikiloc el track de una ruta que se llamaba algo parecido a "Cavidades y simas por los Serranos" y que coincidía en gran parte con el que yo hice en aquella ocasión pero que, más conocedor de la zona, visitaba de paso la Cueva del Vizcaíno, por lo que ésta fue la elegida para utilizarla el día de la "huelga".

A las 6'45 horas nos encontrábamos ya en el lugar de inicio. El sol trataba de superar la barrera montañosa del horizonte y, aderezado con las brumas de la mañana, nos ofreció un buen espectáculo.


Aparcamos junto al Corral de Colás, en el que hay una amplia explanada para dejar el coche. Se encuentra allí una caseta de las que utilizan los pastores que está en muy buen estado, con dos bancos corridos en su interior y una chimenea recientemente utilizada.


Empezamos a andar un tramo por pista, que enseguida se convierte en senda y emprende un constante ascenso que, sin pausa, nos lleva a los lugares más altos.




El paisaje nos ofrece las vistas de esta curiosa orografía almohadillada.


Y llegamos al Alto del Aliagar. Me ha sorprendido lo limpia que está la senda en todo su recorrido, lo que ha hecho que no nos arañemos las piernas en ningún momento, que después con la minifalda queda muy mal.




Nos cruzamos con un poste con dos indicaciones, la de Bugarra que estaba clara, y la de la Sima de la Higuera, que no sé a qué hacía alusión ya que no partía de allí ninguna otra senda para poder visitarla. Como el cartel, amablemente nos da las coordenadas, ya miraré en el mapa donde se sitúa exactamente. La senda nos lleva a La Loma de la Pinada, lugar a partir del cual podremos ver señales de un PR que seguramente viene de Bugarra.


Allí tenemos a Bugarra en el fondo del valle, disfrutando del paso del Turia que discurre mansamente a su lado y donde hay una buena zona de baño. Contrariamente al buen estado de la senda, los postes y los carteles se encuentran muy deteriorados por el óxido y algunos están rotos.


Llegamos a un cruce que nos indica la dirección a la Cueva del Vizcaíno y nos dirigimos hacia allí. En la primera imagen puede apreciarse la zona de baño a la que me refería anteriormente. La entrada de la cueva queda semioculta por unos matorrales.

Consta en primer lugar de una sala de una altura cómoda, en la que se puede estar de pie. Me coloqué el frontal y me adentré un poco más. Hay un pasaje que no llega al metro de altura que tiene el suelo lamido de pasar gente con frecuencia y al fondo se observa una abertura que parece que conduzca a otra sala pero como había que arrastrarse un poco, yo no me aventuré. Disfrutamos un rato del frescor de la cueva y volvimos a subir al vértice geodésico cuadrangular para seguir la senda a la izquierda.





Más tarde se nos presentó otro poste en el camino que anunciaba la Cueva de la Parsanera a sólo 5 minutos. Al igual que en el caso de la sima antes aludida, no partía de aquí ningún otro sendero pero por probar si la encontrábamos nos dirigimos hacia el lugar donde marcaba la flecha. A la trocha, claro, y aquí si que las aliagas se vengaron de nosotros, por lo que queda descartada definitivamente la minifalda.

A pesar de que, como se aprecia en el track, dimos una batida por la zona no pudimos hallarla y después pensé que igual el cartel estaba hasta movido y no indicaba la dirección correcta. Volvimos a la senda y buscamos uno de los escasos pinos de la zona que se salvaron de los incendios de años atrás para proceder con el almuerzo y descansar de la extensión que habíamos hecho y con la que nos habíamos acalorado bastante.


Una vez descansados y fresquitos (qué buena estaba el agua helada que llevaba en la mochila; lástima no haber congelado una cervecita), bajamos por el lateral de este barranco.


Llegamos a su base, pisando el cauce de un arroyo seco y desde el que se oía con fuerza el rumor del agua provocado por algún salto en la zona del Turia.


Llegamos a la Sima o Cueva Colomera, una hondonada circular que destaca por la verticalidad de sus paredes y por el color verde oscuro y brillante del follaje de los árboles del fondo, de los que sus copas ocupan la totalidad de la base del círculo, de ahí que se viera esa mancha verde oscura desde la foto del satélite.


Abajo, a la izquierda, se aprecia la entrada de una cueva grande pero como no se puede bajar, nos quedamos con las ganas de verla.





A partir de aquí, y cuando lo que apetece ya es llegar a los coches, el track nos hace sufrir durante los 4'5 km que quedan, ya que el sol está ahora más alto y tiene más fuerza y nos emplaza a otra fuerte y constante subida. Nos cruzamos con otro poste en el se anuncia la Sima del Perro y dos cuevas más, pero tampoco se ve senda definida hacia ningún sitio y ya no quedan fuerzas ni ganas para más probaturas.


Llegamos a los coches sobre las 12'00 horas, habiendo disfrutado de una bonita excursión, con el aliciente de la cueva y la sima y a la que, en épocas de calor, le sobra el tramo de subida desde la Cueva Colomera hasta los coches. Totalmente aconsejable llevar agua de sobra para beber, ya que no hay fuentes en el camino y hacerla en un día fresco por los importantes desniveles que posee.





Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track haciendo clic aquí: PABLOONCE

1 comentario:

  1. Muy chula la ruta. Me la apunto aunque creo que en la primera cueva ya he estado.....

    www.fentunmuntayer.com

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.