Páginas

sábado, 26 de febrero de 2011

0023.Vértices Geodésicos Más de Mil C.V: Bellida (1323 m) y 0078 Cumbre (1126 m) / A+ 683 m / 21,89 km



Este sábado hemos hecho una ruta en torno al Vértice Geodésico nº 23 en orden de altura de la Comunidad Valenciana, “La Bellida”, con 1323 m de altitud. Está situado en el Término Municipal de Sacañet. Por proximidad también hemos subido al vértice “Cumbre”, de 1126 m, perteneciente al término de Alcublas.

En la ruta que he preparado para esta ocasión saldríamos desde la localidad de Sacañet y tomaríamos un tramo del Barranco de La Bellida para después dejarlo y dirigirnos al Corral de Elías (km 2.2). Por la Cañada Real de Aragón llegaríamos al Vértice de La Bellida (km 4), después hasta La Cañada (km 5.2) y nos desviaríamos hacia la Fuente Marcivera (km 6.5). Una vez superado el Mas de Janyes (km 9) circularíamos por el Barranco del Pozuelo. A continuación saldríamos del Barranco (km 10.5) y ascenderíamos hasta el Vértice “Cumbre” (km 17), regresando después a Sacañet (km 21).

A la cita acudieron Mari y Jose, Manuel Carlos, Salva, Kiquet, Aurelio, Riquelme y un servidor.
Siendo un poco antes de las 8 menos cuarto ya comenzamos a andar. El día se preveía nublado y con viento, aunque con temperaturas agradables.

El fuerte viento de inicio hacía que las conversaciones se perdieran y que sólo pudiéras escuchar al que tenías al lado. Siempre me llama la atención que con tanto ruido que hay con el viento, te sientes más sólo y aislado, como metido en tí mismo.







El constante ascenso desde el inicio hacía que fuéramos teniendo rapidamente buenas vistas, con el sol saliendo sobre el mar y el Peñagolosa en el horizonte. En seguida llegamos al primer vértice de la jornada, La Bellida en el que, como estaba en lo más alto y despejado hacía un viento muy molesto, lo que hizo que no nos detuviéramos demasiado en las contemplaciones.




Huímos rapidamente de la zona siguiendo nuestro camino que nos llevaría a zonas más bajas donde el aire soplaría con menos fuerza.



En seguida llegamos a los primeros ventisqueros, típicos de esta zona, donde se contabilizan hasta 50 de ellos. Al igual que las neveras, estos eran utilizados para depositar la nieve prensada y convertirla en hielo, separado en capas por paja. En esta zona en lugar de hacer neveras profundas, se aprovechaba el desnivel y se construía un murete semicircular en la parte inferior, a semejanza de las dunas. La cubierta seguramente sería de troncos y ramas. Os transcribo un poco de información que he encontrado en Wikipedia:

"Los trabajos en los neveros comenzaban en primavera, después de las últimas nevadas. Cargaban la nieve con palas y la llevaban a los pozos de nieve, donde la prensaban para convertirla en hielo. Al pisar la nieve ésta se compactaba con doble finalidad: para disminuir el volumen ocupado y para que se conservara más tiempo en forma de hielo. Después se cubría con tierra, hojas, paja o ramas formando capas de un grosor homogéneo.
Ya en verano, se cortaban bloques de hielo que eran transportados a lomos de bestias de tiro (caballos o burros) durante la noche para evitar que se derritiera, hasta los puertos y núcleos urbanos más cercanos donde eran comercializados. La dureza del trabajo debía ser impresionante. Los neveros (trabajadores de la nieve) no disponían de abrigos y calzado moderno, y trabajaban en condiciones de frío intenso acumulando la nieve en los pozos.
Los más viejos del lugar seguro que recuerdan tener que ir a comprar barras de hielo para alimentar las primeras neveras domésticas. Con la aparición de los frigoríficos y la producción de hielo en forma industrial, se evitó la dependencia de la meteorología. Quedaban entonces obsoletos los almacenes de hielo y de nieve, así como las técnicas de recolección, almacenaje, extracción y transporte."

El ventisquero más grande de los que hay aquí y que tiene el muro mejor conservado es el llamado "Ventisquero de los frailes" que pertenecía a la Cartuja de Portacoeli.



En estas dos imágenes tenemos el Ventisquero de los frailes.



Continuamos nuestro caminar hasta la Fuente Marcivera, pero aún era muy pronto para almorzar por lo que seguimos un rato más. Pasamos al lado de un cartel que anunciaba una batida de jabalíes ya pasada, pero que no habían retirado.



Más adelante nuestro track nos introducía por el barranco del Pozuelo, un estrecho barranquito que recordaba bastante al de la semana pasada.



Al igual que aquél, también éste era ameno y divertido de recorrer, mostrándonos cambios de imagen en cada curva del meandro del cauce del arroyo.





Pensamos en parar a almorzar a la hora de siempre pero Aurelio esperaba una llamada importante y como en el fondo no había cobertura, decidimos seguir hasta el punto en que saldríamos de allí y nos elevaríamos por la ladera. Al final, pudo más la hora y el almuerzo que los negocios y paramos en unas piedras del río, dejando la llamada para cuando estuviéramos más altos.



Llegamos a la otra fuente, que era el lugar donde nos desviábamos por la izquierda y empezaba una larga y empinada subida.




Cuando llegamos arriba nos dirigimos hacia el siguiente vértice, primero por pista, después por senda y por último un buen tramo a la trocha buscando el mejor paso sin desviarnos mucho del track.





Ya veíamos en frente al Vértice "Cumbre", de 1126 metros de altitud.



Detrás de Kiquet, allá abajo puede verse la localidad de Alcublas. El viento del inicio de la mañana lo habíamos dejado de sentir cuando entramos en el barranco y creíamos que volveríamos a sufrirlo cuando subiéramos pero ya había amainado y salieron a relucir las mangas cortas.






Una vez hecha la foto de grupo y admiradas, aquí sí, las vistas, continuamos nuestro camino ya de regreso a los coches.

Llegando a Sacañet, la primavera nos saludó mostrándonos unos almendros con las flores en todo su esplendor.



A las 13:30 llegamos a los coches y terminamos con nuestro tradicional baño de pies, despidiéndonos hasta la próxima.








Una ruta sencilla que no ha tenido ninguna dificultad y en la que nos hemos quedado con ganas de caminar más. Creo que nos ha faltado ese punto de esfuerzo que solemos disfrutar, pero cada ruta es distinta. El comienzo estuvo deslucido por el viento, pero mejoró más tarde en el barranquito.

Un saludo a todos y hasta la próxima.

Podéis descargar el track pulsando aquí: PABLOONCE
Pulsad si queréis ver la presentación de "Más de Mil"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.