Páginas

domingo, 3 de junio de 2012

Volta pel Terme de Vilamarxant 2012 / A+ 698m / 50 km (en tres etapas)

...


"Una vuelta muy torera."



Éste era el tercer año que se organizaba la Volta pel Terme de Vilamarxant en la época moderna. Unas jornadas que pone en marcha la sección de montaña del Club de Atletismo de Vilamarxant para la gente del pueblo y amigos y no quería perdérmela. Como cada año, se habían introducido novedades en el recorrido, pero en esta ocasión habían querido incorporar muchas sendas y la parte del río de Pedralba, por lo que pintaba muy bien.

Aqui podéis ver un vídeo de la simulación de vuelo en 3D que he preparado para que os hagáis una idea fiel del recorrido:


30 senderistas nos juntamos el sábado a las 7:30 en la Plaza del Lavadero y una vez dejamos los bártulos en la furgoneta de apoyo comenzamos a caminar.










Nos dirigimos hacia el río y entre cañares y caminos de huerta llegamos al Azud de Ribarroja, espectacular por su extensión y que a estas horas parece que se había engalanado para salir en la foto.



















Tras el deleite visual continuamos nuestra marcha pasando por el Mas dels Frares y volvimos a internarnos por sendas desconocidas y muy frondosas.

















De vez en cuando había paraditas y tanto Porrina como Enric nos daban los detalles curiosos de las zonas por donde íbamos pasando. Así se nos contó de la existencia de antiguas acequias o canales, unos construidos por los romanos y otras por los moros y de las que pudimos contemplar y seguir los restos en varios tramos.






Pasamos por uno de estos acueductos, en esta ocasión subterráneo, y nos asomamos a los respiraderos que de vez en cuando había situados a lo largo de su recorrido.


Por esa pasarela cementada teníamos que pasar. Habíamos tenido suerte, pues depende del día y del agua que suelte el pantano, el río va más o menos crecido y días antes el agua pasaba un poco por encima. A la derecha teníamos nuestro puesto de avituallamiento itinerante, que Santos y Miguel se encargaban de situar estratégicamente y, siendo grandes conocedores de las pistas y caminos de la zona, iban saliéndonos al paso en lugares acordados para que pudiéramos refrescarnos con las bebidas de una gran nevera de hielo que portaban en la trasera de la furgoneta.









Allí procedimos a la dura tarea del almuerzo y una vez repuestos continuamos la marcha, ahora por la otra margen del río, internándonos en el término de Pedralba.









Llegamos a enlazar con las sendas que describe Estéban Cuéllar en su libro sobre Ramblas, Barrancos y Cañones "Caminando por la Comunidad Valenciana 4". Este trozo ya lo conocía por haberlo seguido varias veces con anterioridad. Llegamos a lo que bautizamos como Cova del Pardalet y nos hicimos una foto de grupo.





Pasamos por la margen contraria a donde se encuentra la zona de "Las cuatro piedras", donde la gente aprovecha a veces para pegarse un bañito. La verdad es que hubiera apetecido porque nos tocó una mañana en que hizo bastante calor.





Tuvimos  a la vista desde la parte de Pedralba la zona que en los mapas figura como El Alron, aunque en el contorno es más conocida como Penya l'Atron y, con ayuda del zoom, vimos como en sus escarpadas paredes hay alguna pareja de águilas que está volviendo a anidar, por lo que hay que ser especialmente respetuosos con el paraje.




Las sombras con que nos cobijaba la espesura de las sendas no era suficiente para quitarnos de encima el calorcillo que se estaba apoderando del final de la mañana.




Algunos agradecieron la presencia de unas cuevas en uno de los laterales del barranquito por la sensación algo más fresca que se sentía en el interior.


Salimos del barranco y en un tramo de pista asfaltada que terminaba de aproximarnos a Pedralba, vimos una señal de "Peligro, playa nudista" y hacia allí que nos fuimos. Llegamos al puente de la carretera y bajamos al río, donde muchos nos pegamos el buen refrescón que hacía rato que estábamos deseando.


Al lado mismo del puente se encontraba el Restaurante Sardi, donde habíamos reservado para comer y he de decir que nos pusieron una paella buenísima y eso que es difícil pillar el punto cuando cocinas para tanta gente.


Alguno aprovechó la sobremesa para pegar una cabezadita.








Costaba ponerse en marcha de nuevo pero al final conseguimos movernos y continuamos siguiendo el río pero ahora por el márgen que da a Vilamarxant y pasamos por una presa donde unos niños la estaban utilizando como tobogán improvisado y nos daban una envidia que pa' qué.



La senda se separaba y acercaba caprichosamente al río: ahora una cuestecita, ahora para abajo, ahora un corralito, ahora una cueva... y veíamos al otro lado del cauce tramos de las sendas por las que habíamos pasado por la mañana.








Poco a poco nos fuimos alejando de los cañones del Turia entre sendas que discurrían por zonas hace años devastadas por los fuegos. En la segunda y tercera imágenes podéis comprobar lo indiscreto que es el zoom de la cámara que llevo.




De la nada apareció otra vez nuestro avituallamiento portátil y mientras algunos aprovechaban para descansar, otros decidieron refrescar a Marta con el agua helada de la nevera, que parecía que iba un poco acalorada.



Cuando nos íbamos acercando a la Masía donde íbamos a pernoctar, el cielo comenzaba a mostrarse tormentoso..., pero nos aguantó sin llover.





Una vez duchados con la fresquita agua del pozo que un motorcillo nos sacaba a las mangueras y, mientras iban llegando los que se habían ido a duchar a sus casas, procedimos a montar las mesas para la cena y a calentar una carrillada que habían dejado preparada la noche anterior, a la que acompañamos  con patatas cocinadas en la misma salsa.

Una luna con aspecto de película de aventuras nos acompañaba y era testigo de cómo la gente iba repitiendo de la olla, hasta que acabamos con toda esa carne que se deshacía en la boca. Enhorabuena a los cocineros.







A los postres, Enric procedió a un sorteo de regalitos entre todos, con las correspondientes notas de humor.


Y Pepe tuvo que repetir, y él encantado de hacerlo, por petición popular,el chiste de "El Toro", que había contado muchas veces en el día y que cómo cada vez que lo contaba todos nos reíamos más, ya se había convertido en un clásico de la ruta de esta temporada:


Para que a él también sienta que le cuentan alguno os dejo el siguiente vídeo:


Una de las cosas buenas que tiene esta caminata es que no hace falta hacerla toda entera, sino que según los compromisos de la gente, hay quien hace un tramo o dos o los tres y se incorpora cuando va pudiendo. Así, con algunas ausencias y nuevas incorporaciones, nos hicimos otra foto de grupo después de desayunar.




Hoy el sol estaba cubierto por una neblina que se agradecía y la brisa que soplaba era más fresca. Nada que ver con la mañana anterior.


Seguimos nuestro recorrido por el Terme y nos dirigimos al Área Recreativa de la Pedrera del Rey, donde teníamos previsto almorzar.


A partir de aquí se nos llevó por una sucesión de sendas, unas más pisadas y otras casi indefinidas, que nos fueron acercando hasta la pista que sube a la Rodana Gran.



De ahí continamos por otras en las que de vez en cuando se veían marcas de un punto de pintura azul y nos llevaron a unas lomas donde se encuentran algunas simas que han protegido con vallas de madera, pues son bastante profundas, y a las cercanías de la Cova del Llentiscle.

Continuamos enlazando con la zona de Els Caballons hasta la Bassa Barreta, donde hicimos una paradita y coincicimos con un grupo de senderistas y con otro de caballistas. Sólo faltaba que alguien gritara aquello de: "¡Vamos, vamos, que me los quitan de las manos!"





Como tramo final, regresamos al pueblo por una senda que nos evitaba el paso por las pistas y bajo la sombra de los pinos.

Os dejo aquí el mapa completo de la ruta de las tres partes juntas y agradecer especialmente a Porrina y Enric el esfuerzo realizado en la preparación y organización de la logística de la Volta y a todos los colaboradores. Y también a los participantes por el buen rollo que siempre hay entre todos, sin olvidarnos de algunas ausencias que hemos echado de menos y que por circunstancias no han podido acudir, aunque esperemos que sí lo hagan, y con fuerzas renovadas, en la próxima edición.

Como comentario personal, aunque todo lo que he puesto es personal, jeje, decir que me ha encantado la elección del recorrido de este año y la selección de sendas, muchas para la mayoría desconocidas y que son el fruto de la experiencia de todos estos caminantes que semana a semana se patean todo el Término. Hay veces que me decía a mí mismo: ¡pues sí que da para mucho el Terme del poble, y parecía pequeño!



Pulsando aquí podeis ver las fotos que hizo "Encarna"  , las de "Neus" y aquí las de "Raúl"
Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track pulsando aquí: PABLOONCE

3 comentarios:

  1. Pablo cada día te superas más con tus comentarios y tus reportajes.Gracias
    Impresionante

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pablo por tus crónicas acompañadas de un gran reportaje. Ya estamos pensando en la próxima. Saludos.
    Encar.

    ResponderEliminar
  3. REVIVIR LO VIVIDO ,ES LA SENSACION QUE SE PERCIBE AL VER TU MONTAJE. GRACIAS PABLO


    NEUS

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.