Páginas

sábado, 7 de julio de 2012

22ª Etapa "Última" del GR 7 Comunidad Valenciana: Elda a Pinoso / A+ 397 m / 25,10 km

...
 "El último baile"
"La Luna sabrá guiar el corazón..."

 Hoy tocaba hacer nuestra última etapa del GR-7 a su paso por la Comunidad Valenciana, en el trayecto de Elda a Pinoso. A la cita acudieron Mari, Jose y  Karmen, que harían el trayecto de Pinoso a Elda y Kiquet, Mariano, Juan Carlos y un servidor, que lo haríamos de Elda a Pinoso, intercambiandonos las llaves de los coches cuando nos cruzáramos. Toni se había apuntado pero a última hora no pudo venir y echamos mucho de menos a Manuel Carlos, que ha estado en todas las etapas pero que en ésta tenía un compromiso.
 
Esta fenomenal Luna también quería ser testigo notarial de nuestra ruta.

 

Aquí podéis ver el vídeo de la simulación de vuelo en 3D que he preparado para que os hagáis una idea fiel de la ruta. En esta ocasión he alargado el vuelo ya que me sobraba gasolina y porque me encantaba la canción y no era plan cortarla cuando empezaba a animarse. Sirva como un pequeño recuerdo a una de las reinas de la música de baile, Donna Summer, que nos dejó hace muy poco:



Nosotros nos dirigimos (en la primera imagen) a la Ermita de la Virgen de los Dolores, donde terminamos la etapa anterior, mientras que el resto lo hacían (segunda imagen) dejando el coche bajo unos pinos en la entrada de Pinoso, casi en Murcia.

 

Comenzamos a andar en una mañana que se preveía calurosa y despejada. Una primera vista atrás  nos dejaba ver la imponente silueta de la Silla del Cid que se observa desde esta perspectiva.
 

Y sin más preámbulos comenzamos a andar por aquel secarral donde, como te quedes sin agua, vas listo. Yo esperaba ver de un momento a otro a Clint Eastwood con su poncho y el palillo en la boca.



Esta etapa iba a transcurrir practicamente toda por asfalto y algo de pista polvorienta. No había muchos alicientes y a la cámara le costaba salir de su bolsa.




Antes de lo que esperábamos recibí una llamada de Jose diciéndome que ya estaban saliendo de las Casas del Senyor, lugar donde en principio parecía que nos podríamos haber cruzado para almorzar ¡Vaya ritmo que llevan! Como aún faltaba un poco para que nosotros llegáramos, ellos decidieron continuar y nos cruzamos en medio de una carretera. Improvisando, nos metimos en un campo de olivos y a la sombra de uno de ellos nos dispusimos a saborear las viandas e intercambiar las experiencias de cada grupo en la jornada hasta ese momento.



Tras el almuerzo hicimos la foto de grupo. Como no había ni piedras donde apoyar la cámara, puse el trípode sobre la carretera y Jose me pilló en esta foto que él mismo dice que habría que titularla "La dura vida del fotógrafo senderista".


Y aquí está el resultado.
 













Continuamos la marcha por la llanura viendo a nuestra izquierda un pino de muy buen porte.












































Cuando estábamos llegando a Casas del Senyor, pasamos junto a un estanque y la única carrasca que vimos en el recorrido, que estaba vallada y que debía ser prima hermana de la de Culla por sus grandes dimensiones.


En este pueblecito hay una fuente (con agua), donde nos refrescamos y repusimos las reservas de líquido. También vimos que estaba plagado de higueras cargadas con unas enormes brevas y probamos las primeras de la temporada, bueno, probamos, no: nos atiborramos porque ya íbamos mirando cada una por las que pasábamos y comparando sabores y dulzores. Saliendo de la población pasamos más tarde al lado de lo que en el mapa era una cantera de mármol.


Llegamos a la otra población que debíamos atravesar, Encebres, que nos recibió amablemente con una fuente, de la que por supuesto hicimos uso. Al terminar el pueblo hay otra fuente al lado de un jardincito. Las higueras aquí también se prodigaban, por lo que nosotros continuamos con el menú degustación.

Yo me había traído el paraguas por si la solana era inaguantable al final de la ruta pero,  aunque era fuerte, se podía aguantar. No obstante había que probar su protección y la verdad es que se notaba bastante el ir protegido por la sombra portátil. Lo que no había manera de proteger era el calor del asfalto, que hacia que quemaran las suelas de nuestras zapatillas.


A las 12 terminamos la etapa llegando a Pinoso y procedimos al merecido y en esta ocasión, más aún deseado, baño de pies y nos dirigimos con el coche a la Ermita de Elda a esperar que llegara el otro grupo. Llegaron casi a la vez que nosotros lo hacíamos con el coche y cuando se asearon, Jose sacó una mesa plegable y una bandeja con porciones de pizza, que degustamos con cervezas de la neverita.

Después nos hicimos la foto de grupo brindando con champán por la consecución de este reto propuesto por Kiquet y que habíamos conseguido disfrutar y finalizar.



































Esta ruta es sin duda la menos atractiva de todo el GR7 de la Comunidad y la anterior le va a la zaga, pero nos ha sorprendido gratamente, ya que creíamos que el secarral iba a comenzar mucho antes y no ha sido así, sino que hasta estas dos últimas etapas, siempre hemos caminado ente vegetación y montañas y las etapas han tenido su aliciente.






Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


“Epílogo”

Parece que fue ayer cuando, en Agosto de 2010 estábamos sentados en uno de los bancos del exterior del Refugio de la Renclusa, tomándonos unas cervezas después de haber hecho una muy gratificante ascensión al Aneto. 

Allí, mientras veíamos bajar a los montañeros, unos más enteros y otros más apurados de fuerzas, nos comunicamos dos proyectos que teníamos en mente. Kiquet dijo que quería recorrer el GR 7 por etapas desde la frontera de Tarragona con Castellón hasta la de Alicante con Murcia, es decir, todo el tramo que atraviesa la Comunidad Valenciana. Yo, por mi parte, les hice saber que tenía previsto planificar rutas cada sábado para subir a todos los Vértices Geodésicos de más de 1000 metros de altitud de la Comunitat ordenados por altura.

De ahí surgió una especie de pacto entre caballeros en el que acordamos intercalar las dos propuestas. Una semana iríamos a la etapa de vértices y la siguiente a la de GR y así nos apoyaríamos a conseguir los dos proyectos entre todos.

 
  
Tras la etapa de esta semana, hemos llevado a buen fin uno de los retos,  que ha supuesto hacer este trayecto de más de 600 km. 
 
  
No ha sido siempre fácil. Los comienzos requieren constancia y entrega y, manteniéndolos,  hacen que los cuerpos y las mentes adquieran la fortaleza necesaria para llevarlos a cabo. Como se dice en el vídeo: … “con valor”“tendremos que trabajar mucho..:



Hemos tenido que madrugar más que muchas aves rapaces nocturnas y dividirnos en dos grupos en cada etapa para solucionar el problema que tienen las etapas lineales, ya que empiezas en un punto y acabas en otro, muchos km más allá. Para solventarlo, nosotros nos dividíamos siempre en dos grupos y uno hacía la ruta en un sentido y el otro en el contrario. De esta manera, hacíamos por encontrarnos a la hora de almorzar, para compartir las vivencias de cada parte e intercambiarnos las llaves de los coches y así todo solucionado.

Todas las etapas han tenido su encanto y cada una sus peculiaridades y todos esos momentos forman parte de este recorrido con el que hemos conocido, paseando, pie a tierra, empapándonos de ella, mucha de la geografía de la Comunidad Valenciana, siendo difícil conocerla así, con sus sensaciones, sus olores y la textura de cada tramo si no los pisas y vas pasando las manos por los árboles, las plantas, la tierra y las rocas que te encuentras a tu paso.

Ahora nosotros ya podemos sentir  la frase que se dice en el video:
“Pues yo ya…     lo logré...         ¡¡Ahora tú!!


Sólo me queda agradecer desde aquí a Kiquet el que propusiera este proyecto y darle la enhorabuena por haber conseguido que lo termináramos, a vosotros, que con vuestros comentarios de apoyo nos animábais y a todos los que han participado ya sea en todas como en sólo una de las etapas porque cada uno, con su presencia, ha aportado siempre algo que ha hecho que esa ruta y la suma de todas sea de esa manera y no de otra.

Un abrazo a todos.
Pablo.

9 comentarios:

  1. Buenos días, Pablo. Quiero testimoniarte a ti y a los demás amigos, mi felicitación por haber terminado felizmente ese fantastico recorrido por el GR-7. Ya ves, las buenas ideas nacen en lugares mágicos, llenos de energía y fuerzas invisibles.

    Aunque hace muchas lunas que no nos hemos visto, sigo vuestros pasos con la ilusión de tener algún encuentro algún día.Aunque vosotros teneis la fuerza de la juventud y yo, a mi edad, va desapareciendo a sorbos.

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis, sí que era mágico el lugar del nacimiento. Seguro que nos vemos, que siempre es un placer. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Pablo. Nuestra enhorabuena por tan magnífico reto conseguido. Un esfuerzo en el tiempo que ha merecido la pena. Gracias a todos por compartir estos 600 Kms de alegría. Espero que con esa cervezita y las raciones de pizza os ayais marcado otro jejejejeje.
    Un abrazo desde Galicia, nos vemos en el camino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toni, ya hace tiempo que tengo el gusanillo de volver al camino. A ver cuándo se puede.

      Eliminar
  3. ¡Em va agafar les mans
    i les posa a la terra
    i em crema per un moment
    Ell entenia el que deien els arbres!
    ¡Pablo! Al leer tu crónica se nos han caido unas lagrimas de emoción, la has redactado fenomenalmente todas las experiencias vividas etapa tras etapa, agradecer tanto a Kiquet como a Ti dejarnos participar en vuestro proyecto, pues los esfuerzos de madrugar tienen una recompensa. Patear muntañas y sana amistad.
    ¡Em de fer un esfors
    per escoltar als arbres
    o no ens quedara res!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...que iremos descubriendo cada semana... Saludos.

      Eliminar
  4. Enhorabona i avant ...
    el camí va endavant
    des la porta on començà.
    Ara ja ha arribat ben lluny,
    cal seguir-lo puny a puny.
    Seguir-lo amb els peus cansats
    fins que ens dugui als grans vials
    on es creuen els destins.
    ¿i després? És misteri molt subtil.

    Per sort encara queden molts camins per recòrrer, molts indrets per descobrir i molts paratges per vore.

    ResponderEliminar
  5. Vaya, estáis hechos unos poetas del monte y eso que Luis no ha entrado al trapo, jeje.

    Un saludote.

    ResponderEliminar
  6. Muchas Gracias! Estoy caminando todo el GR7 en España y tu Blog ha sido una gran ayuda para planear.

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.