Páginas

sábado, 3 de agosto de 2013

Nocturna a Les Rodanes 2013

...
"¿Yo?, en un pupitre, como todo el mundo"

 

Ayer se celebró la Marcha Nocturna a Les Rodanes 2013 que la sección senderista del Club d'Atletisme de Vilamarxant organiza cada año. Es una caminata sin pretensiones más allá de la de pasar un buen rato departiendo los unos con los otros mientras se va andando, "fent germanor" como se dice por aquí.


Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre la ruta para que os hagáis una idea fiel del recorrido:

o



 Al final nos apuntamos unos 150 senderistas, muchos ataviados con la camiseta de la Volta pel Terme que hicimos este año y formábamos un buen cordón cuando atravesábamos las calles del pueblo.


 Salimos de la población por la parte de Las Cuevas y ya se veían a lo lejos Les Rodanes con su "afortunado" todavia, manto verde.

 


 Combinando las pistas que todo el mundo ya conoce llegamos a el enorme pino de la Bassa Barreta, que tomaríamos como "campo base" para realizar la aproximación a la Rodana Gran, ya que después cenaríamos allí.
 

Dejamos las mochilas con la cena para subir más ligeros y emprendimos la subida. Este año se había adelantado la hora de comienzo de la marcha, por lo que aún era bastante de día.





El desnivel se iba adquiriendo rápidamente por lo empinada de la cuesta, ofreciéndonos buenas vistas de las pinadas cercanas y de la Valencia lejana. No se veía el mar porque había una bruma bastante densa.



Llegamos al punto geodésico (no sé de qué me suenan) y estuvimos un buen rato charlando, descansando y disfrutando de la brisilla que corría allí arriba, mientras esperábamos también que el Sol, aunque invisible, se fuera ocultando.


 La intención  era haber visto la puesta de Sol desde allí, pero las nubes lejanas nos lo impidieron.



 Cuando íbamos bajando ya se veían a lo lejos los brillos de las luces nocturnas de los pueblos de alrededor.


Y cuando aún no habíamos llegado al final, el manto de la noche nos cubrió y tuvimos que echar mano de los frontales.


Una vez que llegamos a la Bassa, quien pudo se sentó en las sillas que el Ayuntamiento había desplazado hasta aquí. Algunos que no habían subido al vértice ya se las habían acoplado en grupitos cuando llegamos y no había para todos. No es culpa de ellos, sino del que decidió no traer todas las sillas.

Nos habíamos apuntado en el Ayuntamiento para que éste supiera el número de personas que iban a subir y que desplazara hasta allí las sillas necesarias, pero alguien decidió subir sólo la mitad. Pero nunca nadie es responsable, ni nunca pasa nada ("fin de la cita"). Contentémonos en pensar que al menos algunos pudieron aprovechar las que se subieron, pero en estas cosas hay que tratar de que sea o para todos o para ninguno, porque a nadie le gusta sentirse "de segunda clase" y no lo digo por mí, que almuerzo siempre los sábados encima de cualquier piedra.

Me gustan los chistes ingeniosos y hay uno, para mí clásico, que viene ahora al pelo (dejándonos de racismos y chorradas varias. Es sólo un chiste):

Es un negro que va a la Facultad de Filosofía para matricularse y le dice al del mostrador: "Oiga, vengo a matricularme en Filosofía", y el otro le contesta "¿En qué rama?", y el negro le dice: "De rama, nada, yo en pupitre como todo el mundo".

Detalle éste que, aunque no deslució la velada, porque el personal se fue acoplando por donde quiso y pudo, ya que el monte es amplísimo, fue un tanto molestón.


Otro detalle que no entiendo es por qué el Ayuntamiento se gasta una pasta "pública" en construir una fuente al lado de la balsa, le conecta una manguera y la surte de agua, pero después cierran la llave de paso para que no salga el agua. Agua que viene de la red pública y que no tiene ningún problema de abastecimiento. Entonces, la fuente ¿para qué, Señor Alcalde? ¿De qué sirve una fuente si no se le garantiza que tenga agua? ¡Si además ese grifo es de los de cierre automático y sólo se gasta el agua que se pueda beber o que sirva para que se refesque alguien necesitado y sobre todo en verano!... ("fin de la cita"), jeje. (aunque no me hace gracia). El mismo acto incomprensible hemos visto en muchos otros pueblos, donde vas buscando algún parque para refrescarte y la fuente existe pero el agua está cortada.


Y tras la cena a la luz de las estrellas como en Asterix y Obelix y comiendo nuestros bocatas en lugar de jabalí, dimos por terminada esta agradable excursión que esperamos repetir el año que viene cuando se vuelva a celebrar ¿conocéis a la que está bailando encima de la mesa?

 



Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: Pabloonce


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.