Páginas

domingo, 18 de agosto de 2013

Pirineos - Travesía Cavalls del Vent 2013 / A+ 5669 m / 82,77 km

...
 Travesía Cavalls del Vent 2013
 
 
Este año teníamos ganas de hacer una travesía entre refugios y entre las muchas posibilidades que siempre ofrece Pirineos, Jose y Mari tenían preferencia por hacer la "Cavalls del Vent", por lo que la elegimos como nuestra ruta para este verano. Es una travesía entre los 8 refugios de montaña guardados que existen en las tierras catalanas del Parque Natural del Cadí-Moixeró y que discurre por los alrededores de la Sierra del Cadí.


A la cita acudimos Mari y Jose, Karmen, Ana, Kiquet, Toni y un servidor.



 El recorrido es de unos 82 km y aproximadamente 5200 m de altitud positiva acumulada y lo mismo de descenso.
La travesía está convenientemente marcada con puntos de color naranja o cuadraditos de madera pintados de naranja clavados en los árboles. Se puede hacer en los dos sentidos de la marcha e iniciarla en cualquiera de los refugios. También se puede comprar el forfait que incluye el que ellos te hagan la reserva en los refugios, te den una cartulina para ir sellándola, un mapa de la zona, una camiseta, una gorra y un buff al precio de 41 € o bien puedes hacerla por libre, como hicimos nosotros.


Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre la ruta que preparé para que os hagáis una idea fiel del recorrido. Sólo con ver este vuelo seguro que os apetecerá hacerla:




 Primer día- 10 de agosto de 2013. Coll del Forn (Refugi de Rebost) - Refugi Niu de l'Áliga.
 



Salimos desde Valencia a las 6 de la mañana y antes de las 12 ya estábamos aparcando en el punto de inicio que, para nosotros, sería dejar el coche en el Coll del Forn, una vez pasada la población de Bagá, en la carretera BV-4024.


Cuando nos íbamos acercando pasamos al lado de la Sierra de Montserrat y desde el coche podía verse el Monasterio encajado es esas curiosas formaciones rocosas.


 Tuvimos que parar un momento en el tramo de subida con el coche, habiéndo pasado Bagá, ya que las vistas del Pedraforca, que sería el referente en toda la ruta, eran impresionantes. Y un gran buitre nos daba la bienvenida.









Una vez pertrechados con las pesadas mochilas comenzamos nuestra andadura. Aunque estábamos cerca del Refugio de Rebost, íbamos a obviarlo por ahora, ya que pasaríamos por él a la vuelta y nos dirigimos al enlace con el sendero. Nuestra intención era hacer en este mismo día un tramo del recorrido, llegando hasta el refugio instalado a más altura del Pirineo Catalán que está guardado todo el año, el de Niu de l'Áliga (2510 m).




¿El Fujiyama?









En la senda coincidimos con una pareja de chicas que estaban intentando la modalidad de hacer la ruta en menos de 24 horas para ingresar en la lista de Skyrunners.






Conforme íbamos ganando altura dejábamos atrás la vegetación y nos adentrábamos en el clásico terreno de altura, más rocoso.




Estábamos caminando por el cordal del Serrat Gran y al superar un collado ya podíamos ver a lo lejos el refugio adonde nos dirigíamos.





Todavía nos quedaban unos repechos por superar.




Llegamos al refugio, nos inscribimos, tomamos posesión de nuestras literas, nos duchamos y a hacer tiempo hasta la cena jugando a cartas y con la merecida cervecita. Los baños de este refugio son bastante cutres. Dispone de dos duchas que están en el aseo de las chicas y el agua se regula difícilmente.

La zona de comedor es muy agradable estando toda acristalada y es que es más una estación de esquí (La Molina) que un refugio de montaña. La cena consistió en sopa de fideos con albóndigas, ensalada al centro y butifarra catalana sobre lecho de verduras. De postre bizcocho bañado en moscatel y chocolate.




Tras la cena salimos a contemplar las vistas. Desde este punto se domina todo alrededor de los 360 grados.


 Uno de los alicientes de este refugio era ver la puesta de Sol desde un sitio tan privilegiado, en el que estás encima de todo y cuando comenzó a ponerse, todos los usuarios del refugio salieron a contemplarlo. Fue un momento especial, aplaudiendo cuando acabó el espectáculo.



Otro aliciente fue que esa noche estaba previsto que se diera una buena lluvia de estrellas fugaces y algunos se pusieron el despertador para salir a observarlas en la madrugada.


Segundo día 11 de agosto de 2013. Refugi Niu de l'Áliga - Refugi Cortals d'Ingla.
 
 

El amanecer también fue espectacular, adornado además con un gran mar de nubes.


Desayunamos a las 7 y nos pusimos en marcha, no pudiendo resistirnos a inmortalizar esas vistas de las que no nos cansábamos nunca.







En esta etapa íbamos a tener un desnivel negativo de casi 1500 m y alguno ya rezaba por sus rodillas. Comenzamos con una buena muestra bajando durante 3 km hasta llegar al Coll de Jou.


















El Pedraforca siempre omnipresente en esta ruta.


Y al fondo se podía ver la Sierra de Montserrat que, dado su aspecto desde aquí, parecía las tierras de Mordor en el Señor de los Anillos.



Seguimos caminando por preciosas sendas, lo que sería la tónica general de esta travesía, unas veces subiendo y otras bajando.






Y subimos hasta Penyes Altes superando una empinada cuesta, donde nos detuvimos a almorzar, siempre con estupendas vistas.











Una vez repuestas las fuerzas continuamos la ruta, ahora con un descenso casi continuado durante unos 6 km.


















Por fin llegamos al Refugio de Serrat de Les Esposes, donde teníamos previsto comer y tras comprar unas cervezas, nos aposentamos en el frescor de la hierba de un área recreativa que había aneja.



Tras comer y descansar un rato, volvimos a emprender la marcha, ahora en subida en la que, después de la parada disfrutona, costaba calentar de nuevo las pesadas piernas.



Más tarde pasamos por una fuente, la Font Freda, que hacía honor a su nombre y de la que manaba un agua helada que nos vino de maravilla.



Al final, entre las ramas de los pinos, alguien creyó divisar algo y gritó lo de "Tierra a la vista", aunque más bien era "refugio a la vista" y, efectivamente, allí estaba, ya al alcance, aumentado con el zoom, esperándonos, acogedor, en medio de un prado.



En este refugio había una sola ducha y un aseo, todo mixto, a compartir, pero estaba muy aseado. Las colchonetas de las literas, forradas de un material plástico de color rojo no fueron muy cómodas y, sobre todo, eran ruidosas cuando te movías.


La esperada cena consistió en sopa de fideos (mejor que la anterior) ensalada abundante y cuarto de pollo al horno que estaba buenísimo. De postre, Danone. En este refugio el vino estaba incluido en la cena y además encendieron la chimenea, lo que dio al lugar un ambiente especial.




Mañana tendríamos que subir a esas montañas que se ven en el centro de la siguiente fotografía.


El Ying y el Yang. Jose en pantalón corto y sin camiseta para hacer la broma y Toni súper abrigado ¡Qué friolero que es el tío! Tras la cena estuvimos fuera conversando con la chica encargada del refugio que nos abrió los ojos a la realidad de la actualidad de los refugios de montaña. Toda una lección de vida.


 Tercer día. 12 de agosto de 2013. Refugi Cortals d'Ingla - Refugio Lluis Estasén



 Esta etapa iba a ser la más larga y posiblemente dura de la travesía. Esta vez nos permitieron desayunar a las 6:30, lo que nos vino de maravilla para ir después más tranquilos. Teníamos dos subidas importantes, la primera de unos 7 km, para calentar.







El Pedraforca, precioso, siempre al fondo.




 Y con estas maravillosas vistas paramos a almorzar en lo alto de la Serra de la Moixa.


Continuamos ahora con nuestro recorrido que nos seguiría maravillando con sus cambios de paisaje.


























Por fin ya vimos a lo lejos el refugio de Prats d'Aguiló. Aquí veíamos dos manadas de caballos que campaban a sus anchas y en ese momento la senda discurría entre las dos.



Hubo un momento en que el líder de la manada de la derecha comenzó a galopar hacia nosotros y toda la manada le seguía, con lo que nos subió la adrenalina rapidamente, ya que nos encontrábamos entre los dos bandos y el frente de caballos que se nos venía encima era bastante ancho. Apretamos el paso y nuestro grupo se cortó. Los que estábamos delante nos apresuramos y los de atrás se pararon, por lo que la manada pasó a galope por el medio. Impresionaba verte venir a galope una manada y tú sin saber qué hacer.




Nos tomamos una cervecita en el refugio y cargamos agua en la fuente que hay fuera y seguimos la marcha. Ahora nos venía posiblemente la subida más exigente de todo el recorrido hasta coronar el Pas de Gosolans. Una subida pedregosa en zetas que se sube despacito.











Reír por no llorar, jeje. A tomar aire un poco y continuar hasta arriba.






Desde arriba la sensación es una pasada. Dominas mucho territorio con la vista y sientes que lo has conseguido. Aquí me permití grabar un pequeño vídeo con la emoción del momento:



Después de esto es seguro que Ana se ha ganado el carnet de senderista titulada por méritos propios. Continuamos un poco más y en un prado nos detuvimos a comer. Toni se hizo un curioso, pero práctico, tenderete con los bastones y la toalla.


Coronado el siguiente repecho de la Serra Pedregosa, ya tuvimos a la vista el Pedraforca, en cuya base se encontraba el refugio de Lluis Estasén, que era nuestro fin de etapa.



Coincidimos en este tramo con otro ¿senderista? ¿corredor? ¿aspirante a la élite?, que había intentado hacer la ruta en menos de 24 horas y convertirse en Skyrunner, pero se encontraba muy tocado y decía que ya no lo conseguiría. Llevaba 20 horas de recorrido ininterrumpido y se iba a quedar a las puertas. Me comentó que lo peor que llevó fue tantas horas de soledad y es que estos retos requieren, aparte de una buenísima preparación física, una mejor preparación mental. Le dimos ánimos, le dijimos que seguro que lo conseguiría a la próxima y continuamos.







Pasamos un arroyo que caía de la montaña y tentados estuvimos de sacar los pies de las botas para sumergirlos en ese frío medicinal, pero nos contuvimos de momento, ya que el refugio se intuía cerca. Pero ante la siguiente fuente, que caía en un tronco vaciado no nos pudimos resistir y todos sucumbimos a la tentación, sumergiendo los pies en ese agua helada que dolía pero que reparaba los pies de todas sus tensiones.




Llegamos al refugio y procedimos a la ducha. En este caso, aunque había dos duchas, sólo nos autorizaron a utilizar una, con lo que hicimos cola y adelante. La cena consistió en ensalada catalana, que era ensalada y fiambre y de segundo una olla de "arroz de montaña", que consistía en un arroz melosete con  verduras y costillas. A mí me gustaba y repetí un par de veces. De postre, Danone. En el dormitorio yo fui donde dormí peor, pero bien.

Cuarto día. 13 de agosto de 2013. Refugi Lluis Estasén - Refugi Sant Jordi.



Esta sería posiblemente la etapa más bonita de todo el recorrido, sin desmerecer a las otras, pero es que ésta fue especial. Discurre siempre por unas sendas impresionantes dentro de los bosques y la zona dels Empedrats le puso el colofón.

Había caído algún chaparrón durante la noche pero amaneció con un cielo resplandeciente.






Nos desayunamos con una empinada bajada hasta el Refugio de Gresolet.





Valles de ensueño. Y dentro del sueño aparecía entre el bosque el coquetón refugio de Gresolet, solitario, bucólico.



Envuelto en una sinfonía de verdes de todas las tonalidades.



















Llegamos al Coll de la Balma y vimos su fuente y abrevadero. Un poco más arriba había una zona recreativa con barbacoas y mesas y fuimos allí a almorzar. Después cargamos agua en la fuente, a la que añadimos pastillas potabilizadoras por si acaso y continuamos hacia el Coll de la Bena.









Nada más bajar de la pista vimos la Font de la Bena, de la que también caía un chorrillo.






Después pasamos por el grupo de casas de Cal Cerdanyola, donde había otra fuente y seguimos la senda que sigue el Torrent de la Font del Faig, acompañados por el rumor de las aguas.





Estábamos en la zona de Els Empedrats, lugar donde el torrente salta de piedra en piedra, dando lugar a sitios fabulosos, hasta encontrar el mejor de todos en esta cascada que caía a una poza de un magnético color esmeralda.




Desde el inicio del viaje yo tenía en mente la idea de bañarme si encontrábamos un lugar propicio y, acordándome de mi compañero de baños y aventuras, Manuel Carlos, no podía dejar escapar uno como éste. Ni él ni Juan Carlos me lo hubieran perdonado.





En este lugar, bajo un saliente rocoso, para protegernos de unas gotas que comenzaron a caer, aprovechamos para hacer la parada y comer algo.




Como yo me había metido en el agua, tardé un poco más que los demás en estar listo, por lo que los demás continuaron la ruta, mientras Ana y yo nos quedamos un poco más rezagados y, una vez preparados, seguimos el recorrido de esa zona maravillosa.
















Alcanzamos al resto del grupo y, entre prados floridos que parecían primaverales, vimos asomar el bonito refugio de Sant Jordi.
 



A este refugio no se puede llegar en vehículo y ni siquiera dispone de agua potable, aunque sí sanitaria, por lo que hay que bajar a la fuente que nace de la roca si se quiere aprovisionar agua. Sale tan fresca que empaña la botella.




De este refugio habíamos leído en muchas crónicas que se cenaba muy bien y estábamos expectantes. La cena estuvo bastante bien. Lentejas claritas de primero (que repetí). Ensalada y albóndigas con setas. De postre, Danone. Las habitaciones muy bien, y las dos duchas bastante aseadas, aunque fue el único refugio donde nos cobraron 2€ por persona para tener agua caliente.

Quinto día. 14 de agosto de 2013. Refugi Sant Jordi - Refugi de Rebost.



 En este quinto día queríamos hacer lo mismo que en el primero, pero al revés. Hacer ruta y después viaje. Comenzamos despidiéndonos del bonito refugio de Sant Jordi y sus fantásticas sendas.





Tras superar el Coll d'Escriu venía una larga bajada por pista que cada uno bajó a su ritmo hasta llegar al Torrent de Fontbona, donde nos volvimos a reunir.




La calidad de las sendas, no me canso de repetirlo, es impresionante. No se puede pedir más. Bueno, sí, que estén más cerca. Tuve la oportunidad de hacer la Travesía de La Porta del Cel hace un par de años y aquélla es más alpina, más agreste, con más torrentes y lagos, más alta... y ésta es más frondosa, más mágica, entre bosques... Son distintas.



















Y con una última empinada subida llegamos al Refugi de Rebost. Posiblemente el más bonito y mejor cuidado de los ocho que componen esta ruta y con unas vistas excepcionales.








Nos tomamos la cervecita de rigor, nos hicimos una foto de grupo celebrando el haberlo conseguido. Nos compramos la camiseta, recuerdo del evento y continuamos el último tramo hasta los coches.


Nos aseamos, nos cambiamos y nos enfundamos las camisetas conmemorativas de haber terminado con éxito y sin problemas la Cavalls del Vent, despidiéndonos del siempre inolvidable Pirineos hasta el año que viene y yéndonos con las pilas bien cargadas.



Un saludo y hasta la próxima.
Podéis descargar los tracks de la ruta pulsando aquí:

Cavalls del Vent (primer día). Coll del Forn  (Refugi de Rebost) - Refugi Niu de l'Áliga.
Cavalls del Vent (segundo día). Refugi Niu de l'Áliga - Refugi Cortals d'Ingla.
Cavalls del Vent (tercer día). Refugi Cortals d'Ingla - Refugi Lluis Estasén.
Cavalls del Vent (cuarto día). Refugi Lluis Estasén - Refugi Sant Jordi.
Cavalls del Vent (quinto día). Refugi Sant Jordi - Refugi de Rebost.




25 comentarios:

  1. Hola, Pablo, que travesía más fantástica y espectacular, como lo son tus numerosas fotos.

    Mi felicitación más cordial a todo el grupo.

    Luis.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Luis de parte de todo el grupo. Esta crónica es para coca-cola y palomitas.

    Saludos,
    Pablo

    ResponderEliminar
  3. Hola Pablo:
    Després de llegir la crònica i vore les fotos no hem queden paraules ... bé, només dos: quina enveja.
    Enguany només podré vore el Pirineu (o Prepirineu) en fotos; gràcies per ensenyar-me'l tan bé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi, me gusta que la crónica sirva para ayudarte a trasladarte, aunque sea con la imaginación a esos lugares que tan bien conoces. Seguro que la próxima expedición la coges con más ganas.

      Nos vemos,
      Pablo

      Eliminar
  4. Jo Pablo, vaya cronicon que te has marcado, ruta magnifica que me ha llevado leerla bastante tiempo, yo he tomado papas y clara de limón, que envidia me dais, sois unos cracks.
    Saludos y hasta pronto.
    Juan Abad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si me ha costado más la crónica, con todo lo que lleva, que la ruta en sí, jaja.

      Nos vemos. Saludos,

      Pablo

      Eliminar
  5. Enhorabuena a todos. Sin duda, una travesía fantástica.
    Pablo, gracias por las fotos que nos pone los Pirineos un poco más cerca.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Pablo!, sabía algo de lo que ibais hacer por Juan Carlos, este año los Pirineos están impresionantes, por donde vayas.
    ¡Enhorabuena a todos!,os marcásteis unas buenas etapas, super.......super exigentes.

    Un abrazo

    Simón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Simón, las etapas tenían su desnivel, pero como tienes hasta las 7:30 de la tarde para hacerlas (que es la hora de la cena) te las puedes graduar a gusto. Eso, sí, hay alguna subida y alguna bajadita que se las trae.

      Saludos,
      Pablo.

      Eliminar
  7. Increíbles rutas, como siempre. Enhorabuena por completarlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros por leernos, ilicitanos.

      Eliminar
  8. Increíble entrada y enhorabuena por las fotos!! Como disfrutasteis!! Me entere de la existencia de este cavalls hace un par de año, y me llamo mucho la atención lo de los refugios!! A ver si nos sale la oportunidad!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Ostras Pablo, entre que este mes de agosto he estado poco por casa, casi paso por alto este reportaje, menos mal que a raíz de tu comentario en mi blog me dio por echar un vistazo...

    Que puedo decir, ya estuve estudiando esta travesía cuando volví del Pedraforca en 2011 y la tengo que hacer algún día, ver tu crónica y las grandes fotos que has hecho me dan más razones para ello.

    Completamente de acuerdo contigo, la cuarta etapa preciosa y espectacular.

    Enhorabuena a ti y al grupo por haber completado esta Cavalls de Vent.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani, la verdad es que me quedé con ganas de subir al Pedraforca... toda la ruta teniéndolo presente hallá donde miraras... Era atrayente. Me pareció una montaña muy chula. Hasta llevaba un track para la subida por si acaso, pero tal como teníamos planteada la travesía era imposible. Hubiéramos necesitado otra noche más.

      De todas formas no está mal eso de ver que tienes cosas pendientes por hacer. Así mantienes la ilusión y es posible que caiga algún día enla saca.

      Gracias de parte de todo el grupo.

      Saludos,
      Pablo

      Eliminar
  10. Recorrido brutal Pablo. Hemos estado un par de veces por esa zona y siempre me ha dejado encantado.
    Enhorabuena.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angel, eché de menos las aristas puntiagudas y los neveros, pero pudimos disfrutar de ese pre-Pirineo y sentirnos inmersos en sus frondosos bosques. También muy recomendable.

      Un saludo,
      Pablo

      Eliminar
  11. Hola Pablo
    Enhorabuena por esta espectacular y gran travesía

    Un saludo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
  12. Hola, una pregunta; el tiempo invertido es contando paradas o representa el tiempo real en movimiento ?? muchas grácias !

    ResponderEliminar
  13. Hola Arbil, el tiempo total es contando las paradasvde la ruta. La velocidad media en movimiento es a la que fuimos cuando estabamos caminando, aunque la velocidad aqui sobra. Si acaso habria que ir mas despacio para disfrutar de ese maravilloso paisaje.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. ok ! la haré la semana del 21 de Julio, espero coger buen tiempo y poder visualizar en directo lo mismo que vosotros, vaya fotos mas bonitas !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo, Arbil. Es una ruta que sin duda repetiré algún día, disfrutando de cada momento.
      Si crees que te puedo ayudar en algo no tienes más que escribirme a mi correo pabloonce@gmail.com
      Intentaré contestarte con rapidez.

      Un saludo y a disfrutarla. Ya me contarás.

      Eliminar
  15. Muchas gracias por compartir toda la info!! Una crónica super completa! Estuve en junio haciendo la travesía y me encantó, realmente merece la pena. Tu blog me ayudó mucho a hacerme una idea de como era y te he mencionado en la entrada del mío, http://pequeno-planeta.blogspot.com.es/

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gustara la ruta y que te sirviera la información del blog. Para eso está, para compartir las experiencias.

      Un saludo.
      Pablo

      Eliminar
  16. Muy buena crónica! Gracias por compartirla. Una ruta pendiente
    Un saludo

    Mònica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si puedes hazla cuando tengas oportunidad. Te encantará.

      Eliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.