Páginas

sábado, 29 de marzo de 2014

Vértice Cabezo de la Cruz (1710 m) y Peñacalva / A+ 690 m / 15,61 km

...



 



La semana anterior estuvimos a “Cero” metros sobre el nivel del mar y ésta nos íbamos a ir casi a lo más alto, dentro de nuestras fronteras claro. Íbamos a subir al Vértice Geodésico Cruces, también conocido como Cabezo de la Cruz que, con sus 1710 m de altitud, sería la 3ª altura de la Comunidad si no fuera porque el Instituto Geográfico Nacional se lo adjudica a la provincia de Teruel, pero está en la misma línea fronteriza. El vértice está situado en el Término Municipal de Nogueruelas, Teruel.
Cuando comenzamos con los “Mas de Mil”, Xavi nos dijo que a éste también teníamos que subir, así es que hacia allá que nos fuimos.

Aprovecharíamos para subir también a la Cima del Peñacalva, no el de Culla, al que ya nos asomamos, sino a éste de la provincia de Teruel.
Para llegar al punto de inicio seguiríamos la A-23 hacia Teruel tomando la salida 71, una vez pasada Barracas. A continuación seguiríamos la A-1515 hasta Rubielos de Mora y después, por la A-1701 llegaríamos a Nogueruelas. Continuaríamos y aparcaríamos en el Pino Bernabé, desde donde comenzaríamos la ruta.
El Pino Bernabé era un árbol que estaba en la lista de los monumentales. Tenía 16 metros de altura y 1,30 m de diámetro, pero en 2006 el viento se lo llevó por delante. Desde ahí iniciaremos la ruta, dirigiéndonos en primer lugar a la cima de Peñacalva. Descenderíamos de allí pasando por la Fuente del Mosquito y el Corral de la Contienda.
Cruzaríamos el valle del mismo nombre y subiríamos por senda rodeando el Cabezo de la Cruz. Bajaríamos por otra hasta unir con el camino por el que subimos y nos volveríamos a separar de él por la izquierda, rodeando esta vez por su base, la mole de Peñacalva y volviendo hacia los coches.
Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track para que os hagáis una idea fiel del recorrido:


A la cita acudieron Pili, Ana, Manuel Carlos y un servidor, en un día en que las previsiones de lluvia eran del 100 %, pero volvimos a tener suerte y no nos llovió. Lo que sí hizo fue viento en los lugares en los que nos encontrábamos expuestos, sensación de frío y estuvimos rodeados practicamente toda la mañana por una espesa niebla.

A las 8 ya estábamos en el punto de inicio. Quiso la fortuna que ese mismo día se corriera la Ultra Trail de Nogueruelas. Una carrera de 69 km y en la que la mayoría del recorrido era campo a través y por sendas. A la vez se hacía otra carrera de 27 km y en ambas estaban inscritos cerca de 200 participantes. Compartiríamos parte del recorrido con la Ultra.



Nada más llegar vimos los restos de una nevada reciente que aún resistía y decoraba las laderas.


Seguiríamos durante la mañana parte de este sendero, el PRTE-23.





El Pino Bernabé ya no existía pero en la zona hay ejemplares que también son de buen tamaño.















En el ascenso a Peñacalva vimos el punto que anunciaba que los corredores de la Ultra llevarían allí 50 km en sus piernas. Estaba previsto que pasaran por Peñacalva a las 11 y por el Cabezo a las 11:30, aunque debido a las duras condiciones meteorológicas de este día, se retrasarían un poco más.




Alcanzamos la cima de Peñacalva, desde donde en condiciones normales hay unas vistas excepcionales pero en el día de hoy sólo se veía un manto blanco impenetrable y tenías una sensación rara cuando te acercabas al borde.





Como el recorrido del Ultra Trail estaba marcado con cintas naranjas muy llamativas y más o menos seguían nuestro recorrido, decidimos seguirlas. Las cintas nos fueron bajando por una senda preciosa en dirección a la Fuente del Mosquito.




Las marcas naranjas se separaban en un punto y continuaban recto pero nosotros giramos hacia la derecha siguiendo las marcas del PR para bajar a la Fuente del Mosquito.











Apacible lugar con un agua fresca y buena.


El agua de la fuente es aprovechada y se canaliza hacia estos abrevaderos que se van alimentando unos a otros en cascada.



Continuamos descendiendo y comenzamos a cruzar el valle que separa Peñacalva del Cabezo de la Cruz. En el medio vimos el Corral de la Contienda y aprovechamos su planta cuadrada para almorzar totalmente protegidos del viento en una de sus caras.



Seguimos a continuación hacia el Cabezo y volvimos a alterar un poco nuestro track previsto volviendo a seguir las señales anaranjadas. Éstas subían a saco por el bosque de altos pinos. Pensábamos en los corredores que tendrían que subir esto después de más de 50 km.



La subida tiene su inclinación pero es una maravilla pisar esos suelos alfombrados de pinocha y cubiertos por todo ese manto de vegetación.























Les habían puesto a los corredores hasta una trepadita ¡Qué bestias!, jeje.








Una pasada de bosque. Así, con la niebla, tiene su encanto pero con la luz del Sol tiene que ser una maravilla.









Llegábamos a la cumbre y la niebla, nada, acompañándonos siempre.




Desde esta cima las sensaciones eran las mismas que desde el Peñacalva, un manto blanco todo alrededor. Había un pequeño mural que nos mostraba lo que hubiéramos visto en condiciones normales.





Como se aprecia en la leyenda  del cartel, para los que lo pusieron continuaba la pugna por los primeros lugares en las alturas de la Comunidad y ponían como primero al Penyagolosa y al Cabezo como el segundo. No tenían en cuenta al Calderón (o alto de las Barracas), que figura en primer lugar, aunque los que hayan subido hasta allí coincidirán en que aquello ni es pico ni es ná y que el IGN adjudica este pico a Aragón. Pero bueno, queda como comentario anecdótico, que a mí personalmente me da lo mismo.









Si la subida fue bonita, la bajada dando una pequeña vuelta tampoco se quedaba manca.






















Unimos el círculo en torno al Cabezo de la Cruz y volvimos sobre nuestros pasos. La niebla comenzaba a levantar un poco cuando pasamos de nuevo por el Corral de la Contienda.




A lo lejos pudimos ver la silueta del acantilado de Peñacalva, donde habíamos estado en la mañana y que hasta ahora se nos había negado su visión.



Ése es el acantilado al que nos habíamos asomado.







Vimos pasar al segundo de la clasificación de la Ultra en el momento en que cruzaron una pista, ya que al primero no me dio tiempo a sacarle la foto.


Dejamos el recorrido de la carrera y continuamos con nuestro plan, que era rodear Peñacalva pero ahora por debajo.



Ahí la teníamos de nuevo y veremos cómo íbamos haciéndole un completo reportaje de todas sus caras.















Aún pasamos por otra fuente, la Fuente de Peñacalva, aunque de ella no caía un chorro, sino que la habían canalizado directamente con tuberías de goma para alimentar los abrevaderos.







Nos metimos ahora en el Barranco de Jaime Juan que es atravesado por una pista y en un bonito entorno.



Llegó un momento en que la pista se iba hacia la derecha. Cuando tracé el track, como no veía clara su continuidad para nuestros propósitos, había previsto que subiéramos un corto tramo y enlazáramos una pista superior y eso hicimos.




Un poco más adelante vimos que nos venía una pista por la derecha y que podría ser la que habíamos abandonado, que seguía en buena dirección después de dar alguna vuelta, pero la nuestra también estuvo bien.


Enlazamos con el camino de la mañana y vimos uno de los puestos de avituallamiento de la carrera.



Al fondo se aprecia la zona de las cumbres desde donde nosotros veníamos y que aún terminando la mañana todavía no conseguían deshacerse de esa espesa niebla.



Llegamos a los coches y me fui a buscar el lugar donde se encontraba antes tan majestuoso ejemplar de pino. De él sólo quedan los restos de algunas de sus raíces.


Una ruta que no tiene dificultad en ningún momento y muy atractiva tanto por las dos cimas a las que se sube y desde las que "debe haber muy buenas vistas", como por el entorno de sus sendas y sus magníficas pinadas. Una gozada transitar por los alrededores de la Fuente del Mosquito y la subida y bajada al Cabezo.





Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

2 comentarios:

  1. Hola Pablo, llàstima de vistes perquè des de Peñacalva i el Cabezo de la Cruz hi ha molt bones vistes. Com a anècdota dir que la Peñacalva es va usar per a fitar el nou regne de València (finalment la ratlla no va passar per allí) perquè es veu molt bé a distància. De fet des de la carretera de Teruel des de los Llanos de Barracas fins el Puerto Escandón s'identifica clarament i no li perds la vista.
    Des del Cabezo de la Cruz es veu també la mar i, sí, és una muntanya encara que vosaltres vau pujar per la cara suau (és un poc com Penyagolosa o la Peñacalva, té una vessant suau i una altra més vertical). A més fa de fita amb Cortes de Arenós i per tant una part del seu cim és de la Comunitat Valenciana (encara que pot ser el lloc on està el vèrtex no).
    A vore si podem coincidir en una altra ruta més propera que ja tinc ganes i sembla que és impossible.
    Salut i muntanya.

    ResponderEliminar
  2. Hola Xavi, una lástima las vistas que nos negó la niebla pero nos tomaremos la revancha. Algún día haremos la otra ruta más durilla, pero aún más bonita, que teníamos preparada para subir hasta aquí y así disfrutaremos del paisaje y de más cosas.

    Siempre es un placer leer tus comentarios y aprender cosas nuevas. Dentro de poco tendrás otra oportunidad para que puedas acompañarnos de nuevo.

    Un abrazo.
    Pablo

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.