Páginas

miércoles, 10 de agosto de 2016

2016 - 08 Vuelta por Zagra y Cascada de Bercolom / A+ 585 m / 12,89 km

...



Esta semana, como tenía que ir hacia Titaguas para recoger a mi hija de un camping, decidimos aprovechar el viaje y hacer una rutilla por allí. Ya había estado varias veces en la Cascada de Bercolom y siempre me apetece volver a ese lugar mágico. Por ello cogí los mapas y tracé una ruta sobre ellos con el fin de acabar en La Poza de los Dioses.
 
En principio se trataba de una ruta sencilla pasando por pinadas y pistas antiguas, con la inclusión de algún tramo de senda poco pisada, pero la cosa se complicó al final.
 
Aparcamos en el área recreativa de Zagra. Curiosamente ya no se puede acceder al agua del río Turia en este lugar. Las cañas y las zarzas lo han invadido todo. Desconozco si más arriba, cuando el río se acerca a la pista, se podrá acceder al agua.

Nosotros cruzamos el puente sobre el Turia y más adelante nos desviamos por la derecha para pasar por encima de una reja de animales de esas que ponen en el suelo para que no se salgan. Después, siguiendo el rastrillo de senda bien pisada, llegamos a una pista y, en lugar de dirigirnos a la Cascada, tomamos la pista de la derecha, que nos iría subiendo en zetas sin tregua por el Camino del Barranco de Zagra hasta las proximidades del Llano de la Artiga Ignacia.










La pista nos llevó a una zona de cruce de pistas en la que había algún vallado cerrado y otras pistas abiertas. La que nosotros seguiríamos no estaba vallada, aunque presentaba una cadena de prohibido el paso, que siempre atribuimos que se refiere a vehículos, ya que la cadena sólo corta el camino, pero no los laterales.
 
Caminamos por ella un largo trecho en agradable paseo, cubiertos muchas veces por la sombra de los pinos. En un momento vimos algo parecido a un cervatillo cruzar la pista. 








La pista al final recorría un tramo del Barranco del Molino y acababa en una especie de gran plazoleta donde los jabalíes deben jugar al corro de la patata y allí tomamos una difusa senda por la derecha en ascenso que discurre por un barranquito y que conforme avanzábamos se iba haciendo más clara.



Nuestro gozo en un pozo, bueno, en una valla, como nos ha pasado en alguna ocasión. Y es que al trazar las rutas, no se puede adivinar donde alguien ha puesto una valla que nos impedirá el paso, no haciendo caso a aquello de "no poner cercas al monte".
 
El track que había trazado guiándome de los mapas y de la foto de satélite, continuaba hacia abajo, al lado mismo de la valla, que era por donde estaba más limpio y donde había rastro de que había pasado gente. El desnivel enseguida se hizo importante y venía bien la valla para ir cogiéndose a ella y no resbalar.
 
A Ana le dolía cada vez más la rodilla y al ver que los carteles de "coto" estaban en la otra parte de la valla, dedujimos que, aunque no habíamos visto ninguna valla cuando entramos en la pista y sólo una cadena, ahora nos encontrábamos en un recinto cerrado por una valla que parecía de un campo de concentración. Incluso tenía alambre de espino por arriba y estaba enterrada por debajo.
 
Como no podía exponerme a que hiciéramos todo el duro camino de bajada y después no pudiéramos salir y nos tocara hacer una difícil remontada, decidí adelantarme con paso rápido para reconocer si había salida al final y de paso fijándome en si había alguna abertura por debajo de la valla para poder salir.
 
Aunque avancé un buen trecho, la valla seguía y el desnivel también, por lo que había que tomar otra solución. Durante mi descenso había visto un lugar en el que posiblemente alguien había levantado un poco la valla por la parte del suelo y se podría salir. Remonté hasta cruzarme con Ana que seguía bajando como podía y reptando acostados en el suelo conseguimos pasar al otro lado y salir del recinto vallado.



Aún no estaba todo resuelto, ya que el desnivel para salir de aquí también había que descenderlo y lo hicimos hacia la pista que discurría al fondo. Fuimos buscando el mejor paso, sorteando saltos que se nos aparecían de vez en cuando y que nos hacían irnos hacia la derecha y al final llegamos a la pista.
 
Ésta enlazó con la pista principal y la seguimos hasta el paso de animales por donde habíamos comenzado la ruta en la mañana para dirigirnos a la Cascada, viendo que al lado de la pista nos seguía la condenada valla del coto, de grandes dimensiones.
 
Continuamos por la senda, vadeando el pequeño arroyo en un par de ocasiones y titubeando a veces por la gran profusión de sendas pisadas que aparecen. Al final encontramos la correcta, que nos llevó a la zona de la cascada.
 
Hay una primera poza a nivel del arroyo en la que cae por una cascada el agua que viene de la poza superior, que era donde yo tenía la idea fija en mi mente de bañarme.
 
Se trepa por la derecha de la poza y después se rodea por la derecha un farallón de rocas, hasta que la senda nos deja en la puerta de la cascada. Por fin pude bañarme en "La Poza de los Dioses". A mí me ha dado por llamarla así porque parece un lugar mágico. Una poza de agua tranquila entre las rocas en un ambiente con cierta oscuridad, con una cascada que se desliza por una de las paredes de musgo y con una abertura hacia el cielo por encima de la cascada, por donde entra la luz... ¡¡Una pasada! y si no mirad cómo disfrutaba del momento la chica que aparece al fondo en la imagen. Un lugar mágico, como digo.


 
Tras el merecido baño, que se nos había retrasado más de lo previsto por el asunto de la dichosa valla, comenzamos el regreso hacia el área recreativa donde teníamos los coches y dimos por terminada esta aventura.
 
Espero que esta crónica sirva fundamentalmente para mostrar como uno más, la presencia de la poza, que vale la pena visitar y también para no meterse por donde nos metimos nosotros o por lo menos saber lo que se van a encontrar, que siempre viene bien una advertencia.



Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.