Páginas

sábado, 20 de mayo de 2017

0353 - Vértices Geodésicos C.V.: Sabinar (397 m) / A+ 422 m / 13,35 km

...






Este sábado la ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 353 en orden de altura de la Comunidad Valenciana, Sabinar, con 397 m de altitud situado en el Término Municipal de Costur, Castellón.


Seguiríamos en principio un track de Xavi y a lo mejor hacíamos algún cambio sobre la marcha. Podéis leer su crónica pulsando aquí. Partiríamos de la población de Costur hacia la Bassa Roja. Iríamos haciendo toboganes hasta llegar al vértice del Sabinar o de la Colástica. Bajaríamos de él a la trocha hasta llegar al Camí de Castelló quediscurre por el Barranc del Savinar, que nos llevaría hasta el lecho de la Rambla de la Viuda por donde caminaríamos siguiéndola hacia arriba.


A partir de aquí improvisamos tomando la senda del Camí de la Fleixa y por unas sendas limpias volveríamos a la población de Costur y a su lavadero y fuente, donde nos refrescaríamos. 

A la cita acudieron Pili, Mari, Ana, Jose, Manuel Carlos, un servidor y nos acompañaron Xavi y sus dos hijos, Josep y Sara y dos perros.

Había estado en conversaciones con Xavi durante la semana preguntándole algún detalle de la ruta que él ya había hecho y me comentó que si podía nos acompañaría, como así fue y a las 8 de la mañana ya estábamos todos dispuestos a disfrutar de una buena jornada de senderismo.



Pasamos bajo la carretera para dirigirnos hacia el lavadero e ir bajando por la pista cementada que circula entre las huertas que, en cascada, van aprovechando el agua que proviene de la fuente.












La pista toca el lateral de la Urbanización Lloma Blanca y ahí nos metimos por senda hasta llegar al Corral de la Xurumbela.




La senda desaparece y fuimos en busca de la Bassa Roja, una pequeña planicie arcillosa donde se suele acumular algo de agua de las lluvias.




La zona de la Bassa Roja.


Ahora debíamos ir subiendo campo a través, buscando el mejor paso y siguiendo las aberturas que hacen las vacas entre las coscojas o buscando las zonas más pétreas y libres de vegetación.











Llegamos a la loma donde se halla el vértice. Está cubierta de una espesa pinada donde no era fácil verlo ya que no hay senda que se dirija a su encuentro, pero guiándonos por el gps dimos con él, perfectamente camuflado en la espesura.








El pequeño can se extrañaba de que el cartel del vértice estuviera colocado al revés.

Había que buscar un lugar para almorzar pero como allí no se movía la brisa decidimos comenzar a bajar y hacerlo en un lugar más descubierto. Xavi, cuando estuvo por aquí se fue hacia la derecha para ir bajando entre las terrazas abandonadas. Nosotros queríamos intentarlo por la izquierda, ya que desde la foto del satélite no se veía mal.





Nos fuimos yendo hacia la izquierda y bajando al mismo tiempo, unas veces entre terrazas y otras campo a través, sin mayor dificultad de la de ir superando las coscojas poco a poco. Sabíamos que en el fondo de ese barranquito, el Barranc del Savinar, había una senda que lo recorre y hacia ella nos dirigíamos.






Antes de llegar al fondo encontramos un buen lugar a la sombra y con brisa para degustar las viandas y lo aprovechamos. 

Una vez disfrutado el momento continuamos salvando los últimos ribazos hasta llegar a la senda inferior.




¡Míralos, cómo disfrutan!


La senda del fondo estaba limpia y era muy agradable.














Nos llevaría sin dejarla hasta la misma Rambla de la Viuda.


Los hijos de Xavi enseguida localizaron un lugar donde afloraba un poco de agua y no dudaron en descalzarse y refrescar sus pies.




Entre las secas rocas asomaban de vez en cuando las amapolas, dando puntadas de color.









Fuimos siguiendo por el lecho de la inmensa rambla superando la corriente.



Xavi nos indicó el lugar donde se encuentra la Font del Comte. Está antes de donde aparece en el mapa topográfico, en la parte derecha de la rambla. Hay que subir unos metros por un rastrillo. De su manguera sólo salían unas gotitas, suficiente para mantener lleno el abrevadero. Desde allí se puede continuar por la rambla o seguir por una senda que va por el lateral. La senda a veces baja a la rambla y después vuelve a continuar. El grupo continúo por la rambla mientras que Xavi se mantuvo un rato más en la senda para investigarla.






Más adelante nos salimos de la rambla por un evidende camino por la izquierda y decidimos hacer una variación al recorrido inicialmente previsto. Tomaríamos ahora la senda que nos salía por la izquierda en ascenso y que según indicaba el cartelillo nos llevaría a Costur en una hora y media. Xavi no la había pisado y también quería conocerla.


La senda es una maravilla, limpia y muy frondosa, que nos iba subiendo con sombra entre los pinos.







Llegamos al Mas de la Xurumbela, donde hay que seguir hacia la izquierda y no bajando, como parece inspirarnos la senda. Desde allí comienza una vieja pista.







Abajo veíamos la Rambla por la que habíamos caminado hace un rato.



Un poco más adelante vimos que nacía una senda local por la derecha y la tomamos. La senda va haciendo recortes a la pista y de vez en cuando coincide con ella. Tomamos el primer recorte y en la siguiente coincidencia nos salimos, mientras que Xavi y su descendencia continuaron por ella un tramo hasta que al final la senda volvió a la pista y ya nos juntamos de nuevo.



Llegamos a la carretera y ahora caminaríamos por ella hasta enlazar con la pista cementada que habíamos recorrido al inicio de la jornada. Al fondo de veía una bonita estampa de dos Sierras muy apreciadas por nosotros, como son la de Espaneguera y la de Engarcerán.


Y asomando por encima de Costur para no perderse la foto, el gigante de piedra mostrando su mejor perfil, al más puro estilo Julio Iglesias.



Agradecer desde aquí a Xavi todas sus explicaciones, su compañía y su experiencia, siempre bienvenida y la de su prole, donde se ve ya una buena cantera que seguro que nos continúa. Un abrazo a todos.

Una ruta sencilla que tiene el aliciente de discurrir por terrenos muy variados, desde pistas cementadas y de tierra, sendas frondosas entre pinos, tramos de campo a través donde hay que buscar la mejor forma de pasar, la búsqueda del vértice escondido, caminar por la Rambla de la Viuda... cualquier excusa es buena para salir a caminar por el monte y disfrutar de la naturaleza, y si encima es en buena compañía...




Un saludo a todos y hasta la próxima. 
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE


No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.