Páginas

sábado, 10 de marzo de 2018

0176 - Vértices Geodésicos C.V.: Pedroso (879 m) / A+ 450 m / 13,7 km

...







Este sábado la ruta propuesta era subir al vértice geodésico nº 176 en orden de altura de la  Comunidad  Valenciana, Pedroso, con 879 m de altitud, situado en el Término Municipal de Alcublas, Valencia.


Este vértice lo había tenido muchas veces en la pantalla pero no se me ocurría cómo montar la ruta. En esta ocasión se ve que me inspiró la que hicimos la semana anterior y conseguí trazar una que creo sería interesante.

 


Aparcaríamos en la explanada del Corral de los Cabreros y tomaríamos una antigua pista que nos llevaría a la base del Pedroso. En la foto del satélite no se aprecia ninguna senda definida para subir. Si acaso algún rastrillo, pero la zona está bastante limpia y el suelo eminentemente rocoso haría que la escasa vegetación no supusiera ningún impedimento. 


Llegaríamos al vértice y los que quisieran ya se podrían volver (es broma). Continuaríamos recto bajando hasta unir con la senda que va por el interior del barranquito y tras un buen rato llegaríamos a un cruce de caminos. Allí nos meteríamos por el lecho del Barranc del Junco, una rambla cuya base es de cantos rodados y que se aprecia totalmente limpia en su interior.


Nos saldríamos a la altura de una zona de pinos jóvenes replantados para tomar una antigua pista que nos llevaría a otra más principal. Un poco más adelante tomaríamos una senda que se iría difuminando hasta confundirse con el cortafuegos y nos llevaría a una pista.


Volveríamos a seguir una senda por la Umbría del Chocolate y combinando pistas y sendas regresaríamos a los coches.

No nos arredraron las previsiones de lluvias, que no se produjeron, y a la cita acudimos Pili, Mari, Ana, Jose, Rafa, Nolo, Manuel Carlos y un servidor.

Aparcamos en la explanada del Corral de los Cabreros y pasamos al otro lado para encaminarnos a la base del cerro del Pedroso por una antigua pista. Se puede llegar igual siguiendo la carretera, pero intentamos evitar el asfalto siempre que hay posibilidad.


 







Llegamos a la base de la loma, donde no hay ninguna senda para subir, pero enseguida vimos que acercándonos a la zona más rocosa estaba más limpio y no tendríamos dificultad.
















En la parte superior tuvimos que sortear algunos restos de pinos que han quedado muertos y caídos desde el gran incendio que se produjo en esta zona hace unos años.



Allá quedaban los coches.










Llegamos al vértice geodésico y nos hicimos las fotos de rigor observando las vistas que había desde allí.






Continuamos recto según habíamos venido para seguir por el lomo rocoso.









Y comenzamos el descenso hacia ese barranquito que se ve enfrente, el Barranc de San Antón, en el que ya desde arriba se apreciaba una senda que lo recorría por su lecho.



En esta zona se veían muchísimos corrales y masías abandonadas.






En la bajada seguimos con la misma tónica, buscando el mejor paso entre los restos de pinos.



Llegamos al barranco y a la senda, que en la foto del satélite se veía clara y limpia pero los restos del incendio hacían que sobre ella hubieran caído muchos restos de pinos y teníamos que ir esquivándolos continuamente.






Esto hizo que nuestro avance fuera más lento, aunque también más entretenido. Era una pena ver cómo la fantástica senda que en su día fue, estaba ahora sepultada por los troncos y por tanto ahora mucho menos circulable, lo que de no poner remedio hará que se pierda.















Llegamos al final del barranquito y al cruce de pistas y allí mismo encontramos un buen lugar para sentarnos en las piedras del barranco para almorzar. Continuamos después por el lecho del Barranco del Junco. Este barranco era más ancho y estaba más limpio en su fondo y se recorría con facilidad.








Llegamos a un punto donde en épocas de lluvias fuertes se debían producir aquí unos bonitos saltos de agua y había una poza considerablemente profunda que bautizamos como el "Jacuzzi".







Continuamos un poco más y de pronto nos encontramos con una dificultad. Un estrechamiento con dos saltos consecutivos, el primero de los cuales ya tenía una altura de más de dos metros y vimos que por allí no se podría bajar. Además de no saber si podríamos tampoco bajar el segundo salto que teníamos a continuación, porque desde allí no se podía apreciar.



Con cierto pesar, como siempre que tenemos que renunciar a lo previsto, abortamos y volvimos hacia atrás para ver qué decisión tomábamos a continuación.






En principio yo me adelanté para buscar una alternativa subiendo por la izquierda según la dirección de la corriente, pero era un poco arriesgado para pasar por allí a todo el grupo y además no se veía desde ese punto una clara opción de que pudiéramos bajar después de nuevo al lecho del barranco para continuar por él.

Consultando el mapa y viendo la inclinación de las vertientes del barranco, decidimos volver un poco hacia atrás, a la zona del "Jacuzzi" y subir por la derecha para llegar a la pista. Esta pista era, de todas formas, por la que teníamos previsto continuar pero después de haber seguido un tramo más por el barranco si esos saltos no nos lo hubieran impedido. Nos habríamos salido más adelante por la derecha cuando llegáramos a una zona de pinos replantados y enlazaríamos con una vieja pista para llegar a ésta.




Aunque al principio estaba un poco inclinado no hubo problemas para subir, y tras pasar unos dos metros de carrascas que estaban un poco más tupidas, la vegetación se aclaró bastante, permitiéndonos llegar a la pista superior sin más dificultad.



Desde la comodidad de las alturas veíamos (así cualquiera) las posibilidades de escape que hubiéramos podido tener. En esta imagen las dos pozas barrera se encontraban en el margen izquierdo. Se puede ver la zona por donde yo subí para explorar pero al ver ese barranco por el que tampoco se podía bajar y no poder ver desde esa posición esos rastrillos que se ven desde aquí en la imagen, por donde seguramente habríamos podido descender, tomamos la otra posibilidad.



Ésta es la vista desde arriba de la continuación del Barranco del Junco.


Por los pinos replantados del fondo de la imagen era por donde teníamos previsto salir en un principio del barranco.


Continuamos pues por la seguridad de la pista.


En una curva a izquierdas de la pista nos salimos por la derecha para tomar esta pista abandonada que al final iría desapareciendo.



Los campos completamente abandonados estaban ahora colonizados por el monte bajo y fuimos caminando por la parte derecha del vallecito sin senda definida.





En las proximidades de la pista lo fuimos abandonando en ascenso por la diestra hasta llegar al cortafuegos y enseguida llegamos a ella.


A nuestra derecha veíamos el Cerro del Pedroso donde habíamos estado al principio de la mañana.



Abandonamos la pista y cogimos otra casi abandonada por la derecha que nos bajaría a una zona de campos. Tras ir descendiendo por el lateral de ellos tomamos la senda de la Umbría del Chocolate.




Llegamos al Corral y la Balsa del Navajo Rojo y pasamos por su lateral bordeando los campos pues hay tramos en los que la pista desaparece en lo labrado hasta retomarla más abajo.



Tras cruzar el Barranc del Navajo abandonamos de nuevo la pista principal para tomar una senda que va por el lateral de los campos y que a veces desaparece, pero sólo hay que seguir por el borde de los campos. Enlazamos con la pista  y la continuamos hasta un cruce donde subimos por un pequeño lateral de tierra para enlazar con la senda que va por la parte superior y seguir por la derecha.





Más adelante aún tomamos un desvío por la izquierda que nos haría circular en empinado ascenso por la última senda de la jornada y que nos llevaría a la carretera.





Aquí estamos en los últimos metros antes de llegar a la carretera. Ahora sólo quedaban 600 metros y llegamos a los coches.


Habíamos hecho una ruta nueva sin tracks de apoyo y que había tenido el aliciente de lo desconocido y su punto de aventura. Aunque la zona tiene buenas vistas durante todo el recorrido, el arbolado es practicamente inexistente debido al incendio de hace años. Una ruta no recomendable por tanto para hecerla en verano y con provisión de agua pues no existe ningún punto donde abastecerse.





Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis pulsar en aquí para descargar el track de la ruta: PABLOONCE


1 comentario:

  1. Hola Pablo: Excelente el trabajo para montar esta ruta, ha sido muy buna y entretenida, una pena los pinos calcinados. Saludos

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.