Páginas

sábado, 3 de marzo de 2018

0241 - Vértices Geodésicos C.V.: Egea / A+ 451 m / 14,33 km

...









Este sábado la ruta propuesta era subir al vértice nº 241 en altura de la Comunidad Valenciana, Egea, con 727 m de altitud, situado en el Término Municipal de Aielo de Malferit, Valencia.


Para llegar al punto de inicio seguiríamos la A7 dirección Alicante y tomaremos la salida 32 (Vallada). Atravesaríamos la población siguiendo la carretera CV-6492 (es más conveniente al llegar a la primera rotonda donde hay un personaje, hacerla casi completa para dirigirse hacia el polígono y bordear el pueblo por la izquierda. Se llega así al camino de las Ermitas y se sigue la carretera en fuerte subida) hasta llegar al cruce con la CV-651 y seguiríamos por la izquierda en dirección a Aielo de Malferit, aparcando más adelante cuando llegáramos a la explanada de la Foia Redona.




Esta ruta era nueva en su mayor parte y trazada sobre mapa, por lo que tendría su componente desconocido y de aventura para todos los que fuéramos. Comenzaríamos andando por el Camino de la Foia Redona. Llegaría un momento en que lo abandonaríamos por la derecha en ascenso por una senda que nos llevaría al cordal de la Sierra y enseguida llegaríamos al Vértice Egea, también llamado por los habitantes del lugar como Teleraco.


Seguiríamos un tramo más por la cresta y después descenderíamos por una senda por la izquierda para llegar a la pista que antes habíamos abandonado. Pasaríamos la Casa de la Gralla y la pista se iría difuminando hasta desaparecer, girando nosotros hacia la izquierda y, buscando el mejor paso (primera zona desconocida), bordeando por su parte alta una depresión intentando mantener la cota de altura hasta que después bajáramos a cruzar el Barranc del Fontanar, punto más bajo de nuestra ruta y llegar a una pista que tomaríamos hacia la izquierda.


Al poco de pasar el Corral del Tío Celestino abandonaríamos la pista por la izquierda en descenso y cruzaríamos de nuevo el Barranc del Fontanar para seguir por el interior de otro barranquito (segunda zona desconocida) que nos llevaría en leve subida por la zona del Pla de l’Infern hasta la llanura del Pla de la Casa de Castelló y tomaríamos una pista que en pocos metros nos llevaría a los coches.

Esto era el plan propuesto. La última parte no la pudimos hacer porque se nos hacía tarde para tanta aventura.

A la cita acudieron: Ángela, Pili, Mari, Ana, Jose, Quico, Nolo, Rafa, Manuel Carlos y un servidor.
Aparcamos en el Collado de la Foia Redona. Por allí mismo pasa el PR cruzando la carretera. Hay una explanada donde caben 6 coches sin problemas.




 Comenzamos a caminar por la pista del Camí de la Foia Redona en esos primeros momentos de la mañana.







Tras unos dos kilómetros y medio hay que estar atentos a una pequeña fita de piedras a la derecha que nos indicaría la senda por la que hay que subir al lomo de la Sierra.


La senda tiene buena pendiente y va haciendo zetas que ayudan a superar el desnivel.








 Llegamos a la parte superior y nos dispusimos a caminar por el cordal con amplias vistas a ambos lados.
















Llegamos así a la cima donde se encontraba el vértice Egea, también llamado por aquí como Teleraco. Al lado había un bonito poste de señales multidireccional con las distancias a las cumbres más famosas.



 Allá abajo descansaba la población nativa de Nino Bravo, Aielo de Malferit, y a punto estuvimos de ponernos a cantar la canción de "Libre" desde allí arriba.










Allí mismo, al solecito y en la ladera donde no soplaba el viento, nos dispusimos a hacer la agradable parada del almuerzo. Mientras en ello estábamos subieron tres senderistas del grupo "ALENA QUE NO ARRIBES", que estaban marcando y limpiando el recorrido de una marcha senderista que se iba a realizar desde Aielo el día siguiente y nos dijeron que estábamos invitados a la misma si nos apetecía.




Una vez convenientemente almorzados continuamos nuestra marcha. Teníamos que seguir la cresta con cuidado pues en ese momento hacía un viento bastante fuerte. La cresta no tiene complicación, aunque deben observarse siempre las máximas precauciones en estos lugares de riesgo, porque cualquier tropiezo puede causar un accidente.

























Tras el bonito recorrido por la cresta comenzamos el descenso hasta llegar al cruce con otra senda donde hay una señal indicando la subida al Teleraco, que era por la que habíamos bajado nosotros.


Cogimos la senda hacia la izquierda y nos bajó hasta unir de nuevo con la pista del Camí de la Foia Redona que habíamos abandonado antes.










Dejamos las ruinas de la Casa de la Gralla a nuestra izquierda y continuamos girando esa loma por su base hacia la izquierda.


Un vistazo atrás nos permitía ver la parte alta de la Sierra donde habíamos estado almorzando hace un rato.



Abandonamos la pista por una senda que salía por la izquerda.




Teníamos enfrente la impresionante estampa del valle que forma el Barranc de Fontanar  con la elegante figura de la Penya Llarga.





Comprobamos con alegría que la senda, que sobre el mapa desaparecía rapidamente, en la realidad continuaba aunque algo difusa.






Precioso el valle que forma aquí la Lloma del Rall con el Barranc de Fontanar.


La idea inicial cuando tracé este tramo de ruta sobre el mapa era mantener la cota en la medida de lo posible para sortear los barranquitos, pero llegamos a un punto en que la senda había desaparecido hacía rato y la maleza nos iba tapando por donde queríamos ir, así que decidimos intentar bajar para ver  si podíamos ya cruzar el barranquito en ese punto. Bajamos y al llegar al barranco tuvimos que buscar el punto menos comprometido y atravesar bastante matorral siempre buscando el mejor paso hasta llegar a los campos del otro lado que teníamos como referencia.

Esta parte la he modificado en el track que he subido y he mantenido la opción que queríamos seguir al inicio, ya que cuando dudamos y comenzamos el descenso, Jose decía que sí que se podía haber continuado recto como teníamos previsto y, aunque en ese momento la espesura nos hizo dudar, creo que si hubieramos intentado seguir, hubiera sido una opción algo mejor, ya que se llegaría con menos dificultades al punto donde, igualmente, cruzamos el barranco.





En esta foto se nos ve caminando lateralmente por la ladera del barranco, ya que por donde lo habíamos intentado no lo vimos claro.



En cambio por aquí sí que lo pudimos cruzar todos sin riesgo y subimos a la otra vertiente llegando a los campos abandonados.




Vista atrás de la Penya Llarga, por cuyo lateral habíamos pasado hacía rato.


Atravesamos los campos y llegamos a la antigua pista. Aquí decidimos que debido al tiempo que había costado el primer tramo aventurero y a que había varios de los miembros que tenían compromisos en la tarde, descartaríamos acometer la segunda parte aventurera, que era volver a los coches a través de un barranquito.


Comenzamos a seguir la pista ahora cómodamente hasta llegar al punto donde teóricamente nos tendríamos que haber desviado para iniciar el recorrido por el barranco.


Allí, a nuestra izquierda, veíamos desde la seguridad de la pista el recorrido que se iba a quedar en el tintero. Yo lo miraba con cierto pesar, pues me hubiera gustado intentar lo que había previsto desde casa. Pero hay que modificar sobre la marcha según lo que acontece, ya que la montaña es imprevisible y no entiende de minutos ni relojes. Es un poco como cuando vas al médico: Sabes cuando entras pero no cuándo vas a salir.



Así que continuamos ahora enlazando pistas y atentos a los mapas y al gps para encontrar la combinación que nos llevara a los coches por el camino menos largo. En un momento Jose se detuvo a hablar con un labrador que estaba en sus faenas y nos confirmó que no había ninguna dificultad en llegar a los coches combinando las pistas y también que por un vallecito que habíamos visto desde lejos antes, discurría una senda hasta una fuente y que por allí también hubiéramos podido ir. 

Continuamos por las pistas hasta llegar a la carretera por donde habíamos venido en la mañana y tras 1.300 m de asfalto llegamos a los coches.

En otra ocasión en que se den las circunstancias pienso volver y acometer de subida al barranquito que no hicimos y bajar por el que decían que estaba la fuente. Será un recorrido corto pero que así se podrá hacer sin prisas y seguro que puede llenar una buena mañana senderista.







Un saludo a todos y hasta la próxima. 
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.