Páginas

sábado, 6 de junio de 2009

Enguera. Barrancos del Gatillo y la Carrasca. (Circular)

"No hay día más perdido que aquél en que no hemos reído."
En la ruta anterior no pude captar con mi cámara el sufrimiento, pero en ésta sí que he podido enmarcar un trozo de alegría.

Después del calor que pasamos la semana pasada, José Manuel intentó buscar una ruta con posibilidades de que estuvieramos más frescos. Nos fuimos hacia Enguera y manejando varios tracks compuso una ruta que uniera dos barrancos, el del Gatillo y el de la Carrasca, rutas que había hecho el grupo años antes pero en sesiones diferentes.
En esta ocasión se reincorporó al grupo Isabel, que no venia con nosotros desde el año pasado en Pirineos. Aunque no estaba previsto que lloviera, al llegar al inicio de la ruta hacía fresco y estaba algo nublado y siguió así hasta más o menos las once de la mañana, con lo que nos resguardó un poco de los rayos del Sol, que ya calientan en esta época.
En el lugar donde aparcamos había ya un Opel Frontera y un rato más tarde coincidimos con sus usuarios, una pareja de senderistas que se nos unieron y nos acompañaron durante toda la ruta.
En seguida llegamos al frondoso Barranco del Gatillo, advirtiéndonos José Manuel que cuando hicieron esta ruta en Abril de 2005, Aurelio sufrió un esguince de tobillo y se tuvo que volver al coche.
Pasamos por uno de los abrigos de roca y fuimos paralelos a las paredes verticales.

Algo después, momentos como éste de ayudarse con la cuerda para hacer una trepadita siempre son divertidos.

Cuando pasamos por la Casa de la Venta vimos al fondo una construcción de piedras y nos acercamos a verla. Se trataba de un antiguo pozo bien conservado. Continuamos por una pista que se ensancha tanto que parece una autovía. Ya metidos en ella (y ahora lo compruebo en el mapa) vi que pudimos haber ido este tramo por una senda que discurre entre los pinos y que al comenzar la "autovía" sale por la izquierda llegando también a la carretera.

Ya en los márgenes del segundo Barranco, el de la Carrasca, Antonio iba delante con su perra Greta buscando el mejor paso, aunque los pinos caídos se empeñaban en complicárnoslo. Aquí donde empieza el barranco y que en época de lluvias debe haber unas bonitas cascadas, decidimos almorzar, pasando 18 minutos de la hora marcada en el Convenio. Eso sí, con el buen humor de siempre.

Visitamos el otro abrigo, que está un poco más arriba y reemprendimos el camino rodeados de verdor.


En un momento del regreso Fernando quiso emular a Aurelio y al pisar una piedra, ésta rodó y se torció fuertemente el tobillo. Se le inflamó rápidamente y en esta ocasión Toni me cedió la bata de enfermero para practicarle un vendaje compresivo y que pudiera continuar. Al llegar al coche se puso hielo y espero que se cure pronto y que no fuera nada y lo veamos en las siguientes rutas con nosotros otra vez.
Como el paisaje se prestaba intenté hacer la competencia al salvapantallas de windows, aunque ahora veo que me faltó cielo.
Pasamos por el corto pasadizo entre rocas donde pude captar con esta alegría a Carmen_D en mi mejor foto del día y llegamos a los coches a una hora muy agradecida.


Un saludo y hasta la próxima.
Podréis descargaros el track de la ruta clicando aquí: ROCACOSCOLLA.

1 comentario:

  1. Pablo fue un dia muy agradable de senderos muy guapos, el tiempo nos acompaño casi toda la mañana,se hecho en falta a "algun@s". Lamentar la lesión de Fernando, y siento estropearte las fotos de tu bonita cronica, paro salgo en casi todas, como chupo pantalla je.je.je. Un beso y un abrazo, Mari y Jose

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.