Páginas

domingo, 11 de marzo de 2012

0055 - Vértices Geodésicos C.V.: Cenezosa (1211 m) y 0056: Reconco (1210 m) / A+ 1040 m / 20,82 km

...
"Un día por todo lo alto"


Esta semana la ruta propuesta era recorrer la Sierra de Onil enlazando el Vértice Geodésico nº 55 en altura de la Comunidad Valenciana, Cenezosa, de 1211 m de altitud, situado en el Término Municipal de Onil y el vértice nº 56, Reconco (1210 m), situado en Término Municipal de Biar, ambos en la provincia de Alicante.

Os dejo un video de la simulación de un vuelo en 3D para que os hagáis una idea fiel del recorrido previsto:


Haríamos la ruta en sentido contrario a las agujas del reloj. Saldríamos desde un Parque de Onil y nos dirigiríamos hacia el Este atravesando el pueblo y pasando por delante del Monasterio de Ntra. Sra. de Monserrat. Iríamos por el Barranc de les Planets hasta el cortafuegos y subiríamos al Cenozosa.

Desde aquí y ya por el cordal de la Sierra seguiríamos dirección Sudoeste hasta alcanzar el Reconco, desde donde volveríamos por senda hasta los coches.
A la cita acudieron Mari y Jose, Manuel Carlos, Mariano y un servidor.

El día se presentaba magnífico para caminar. Cuando llegamos la temperatura era de 2 grados pero la ausencia de viento hacía que no hubiera sensación de frio. Comenzamos a caminar a las 7:15 atravesando un Onil que comenzaba a despertar y pasamos por delante del Monasterio de Nuestra Señora de Monserrat, que no presenta un aspecto muy conservado. Seguimos adelante y nada más salir del pueblo pasamos al lado de la restaurada Nevera de Onil.


Nos salió por la izquierda un senderillo que llevaba a la visita de una cruz instalada en un promontorio pero no entraba en nuestros planes y continuamos con lo nuestro.


Los almendros en flor siguen estando preciosos, aunque tanta variación de calor-frio tiene que tener su calendario interno algo mareado. Estos 8 primeros kilómetros iban a ser en constante pero llevable subida.



Comenzamos con carretera y después por pista entre pinos. Allá a lo lejos podíamos ver arriba de la Sierra una cruz blanca enorme que está situada próxima al primer vértice que íbamos a visitar.



Conforme íbamos ganando altura se iba abriendo nuestro foco y abarcamos más paisaje.




Tenía planeado que, tras pasar el conjunto de casas que conforman el Manantial de Pedro Sega, nos meteríamos por el Barranco de les Planets para quitarnos un trozo de asfalto, pero llegado el momento, como hacía muy buena mañana y aún nos quedaba mucho por delante, decidimos seguir caminando por la solitaria carreterilla. Cuando tuvimos a la vista una de las condenadas vallas cinegéticas, torcimos a la izquierda por una pista, metiéndonos en la pinada. A la altura del tendido eléctrico debíamos subir por el cortafuegos. Hay senda definida y desde aquí hasta arriba la pendiente aumentaba bastante.





Llegamos a la cruz que, por dos metros, quedaba justamente al otro lado de la valla. Nos entretuvimos un momento contemplando el paisaje y continuamos.



En la siguiente loma asomaba el vértice geodésico de Cenezosa y hacia él nos dirigimos.



Ahora caminaríamos durante la mayor parte de la ruta por el cordal de la Sierra de Onil. Esto nos permitía una fabulosa vista a todos los lados que se nos hizo muy gratificante. Podíamos ver la característica Castalla con su cerrillo, que nos acompañaría en todo el recorrido y jugábamos a identificar los montes a los que ya habíamos subido y que en lontananza se veían: Maigmó, Despeñador, Peña Migjorn, Replana, Aitana, Puigcampana, Montcabrer…


Echamos la vista atrás para ver de dónde veníamos y a la derecha nos fijamos en la Sierra de la Fontanella, donde se ubica el vértice de la Penya de la Blasca, que se nos antojaba apetecible y al que tenemos en nuestra lista y subiremos en una futura ruta.


Ya teníamos al alcance de nuestros ojos, allá al final, la caseta y las antenas donde se ubicaba el segundo vértice de la jornada, el Reconco. Llegó un momento en que vimos un poste señalizador de senderos. Se cruzan aquí el PR CV 55 que viene de Biar y el PR CV 90 que va a Onil y por el que habíamos andado un tramo al principio de la jornada cuando íbamos por la carretera.


Oíamos voces y vimos abajo a la derecha un par de autobuses que habían descargado una buena cantidad de senderistas en el Albergue de Fontalbres, de los Hermanos Maristas.


Continuamos nuestra senda, con la vista puesta en la loma de las antenas.


En la primera imagen vemos cómo se adelantaban los que estaban más fuertes y eso que dicen a veces que si tal y que si cual…, como te descuides ¡cualquiera los pilla!


Cogimos una estrecha senda de subida entre pinos que estaba marcada con panelitos de referencias botánicas, indicando las características de las distintas especies de la vegetación de la zona. Se encuentran todos rotos en lo que parece ser la acción de alguien que tenía un problema consigo mismo cuando pasó por aquí.


Cuando ya nos quedaba el último repecho, vimos debajo de nosotros el barranquito por el que tendríamos que descender después. Una última subida y llegamos a las antenas y a la caseta de la vigilante forestal donde se encontraba el vértice Reconco.



Nos hicimos la foto de rigor y para abajo. Al llegar a un panel en mal estado, nosotros continuamos recto por donde habíamos subido, para seguir el track que llevábamos. En ese punto nace una pista a la derecha que suponemos que enlazaría igualmente con nuestro recorrido más adelante. Como decía, nosotros continuamos recto y cogimos una sendita a la derecha, que después desaparece. En ese punto bajamos a la trocha hacia el barranco. No hay problema ya que la vegetación y el desnivel nos permitían avanzar sin complicaciones.


Como prueba, ahí está la foto del momento en el que tras un rato de caminar por el monte y disfrutando por sendas difusas, enlazamos con el tramo de PR final. Se les ve contentos y satisfechos y es que si no tenemos alguno de esos momentos de aventura, se sentirían de seguro defraudados, jeje.



Continuamos ahora ya por senda y en descenso, aproximándonos a Onil, pero aún pasamos por esta zona de rocas antes de llegar a nuestro destino final.






Siendo las 13:45 llegamos al coche y me fui directamente a examinar las fuentes del magnífico parque. A una le faltaba el pulsador del grifo y a la otra le habían cerrado la llave de paso. Menos mal que el parque disponía de aseos y fregadero y allí pudimos proceder al refrescante baño de pies como de costumbre.


Nos pusimos a comer en una de las mesas, al lado de la fuente que debiera haber estado en uso y nos despedimos hasta la próxima ocasión. Una ruta que aunque cuenta con más de 1000 metros de desnivel acumulado, se nos ha hecho llevadera y en la que hemos disfrutado de las excepcionales vistas durante el tránsito por el largo cordal, de un magnífico día y, sobre todo, de la compañía.




Podéis descargar el track pulsando aquí: PABLOONCE
Un saludo y hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.