Páginas

sábado, 24 de noviembre de 2012

0081 - Vértices Geodésicos C.V.: Castell (1123 m) / A+ 851 m / 17,75 km

...
"La vista se perdía allá y acullá"

   



Este sábado volvíamos al Alt Maestrat. La ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 81 en altura de la Comunidad Valenciana, Castell, con 1123 m de altitud, situado en el Término Municipal de Culla, Castellón. 

Para hacer esta ruta me basé en un recorrido de Jesusmon por el PRCV- 225, un gran pateador de la zona de Benasal y sus alrededores. La recorreríamos en el sentido de las agujas del reloj. Saldríamos desde la población de Culla subiendo directamente al vértice Castell, que se encuentra en una loma aneja a la población. A continuación bajaríamos por el mismo sitio y seguiríamos el bonito PR- 225 que ya han recorrido muchos de los senderistas que nos leen y nosotros no nos íbamos a quedar con las ganas, que ya sabemos los espectaculares paisajes que rodean al Río Monlleó.

El PR discurre por encima del Camí Real de Benafigós. Nos desviaríamos del PR para asomarnos al acantilado de Penya Calva e iniciaríamos una fuerte y larga bajada por senda hasta el cauce del Río Monlleó. Caminaríamos por el, normalmente seco, cauce, hacia el Norte y tras unos cuantos meandros saldríamos por la derecha subiendo por el Barranc dels Infernals, por donde pasaba el antiguo Camí del Forcall. Más tarde lo abandonaríamos por la diestra y seguiríamos subiendo por senda para seguir por el Barranc de Penyacalba. Antes de llegar a la masía nos desviaríamos por la izquierda para rodear el Morral del Sereno hasta abocar en una pista que se uniría al camino que cogimos al principio de la mañana y nos devolvería a los coches.

Aquí podéis ver el Vídeo de la Simulación de vuelo en 3D sobre la ruta que preparé para que os hagáis una idea fiel del recorrido:


A la cita acudieron Jose y Mari, Karmen, Kiquet, la sin par Almudena, Toni, Manuel Carlos y un servidor. Con un tiempo excelente y sin viento, llegamos a la medieval Culla y pasadas un poco las 7:30 de la mañana nos dispusimos a circular por sus antiguas callejuelas, subiendo hacia la parte alta del pueblo.





De camino nos encontramos con un mirador que nos permitió contemplar un mar de nubes con el Sol luchando por aparecer detrás de él y llenando toda la escena de los tonos rojizos del amanecer.





Subimos a la loma donde se encuentra el vértice y allí parecíamos lechuzas, girando nuestras cabezas en un movimiento de 360 grados para poder abarcarlo todo.


Como un imán, tiraba de nuestra atención, como siempre, la silueta del Penyagolosa.

 


 

 
 Foto de grupo y para abajo, que allí hacía fresquete.


 Volvimos a bajar por el pueblo, dando un pequeño rodeo para saborear esa edad que destilan la piedras de sus calles y, a la entrada de Culla, enfilamos el PR.


Más adelante nos desviamos del camino balizado por la derecha para asomarnos al acantilado de Peñacalva. El lugar puede apreciarse en la tercera imagen, justo donde acaba la línea de sombra. El suave descenso que llevábamos de momento, nos iba adelantando fenomenales imágenes del valle y el entorno del río Monlleó.


Cuando llegamos al borde de Peñacalva, aunque era aún algo temprano para la hora a la que acostumbramos a almorzar, propuse hacerlo allí, ya que las vistas eran de escándalo y hacía un solecito agradable y a partir de aquí ya nos meteríamos en el barranco de descenso.





 
 Tras el esfuerzo de volver a levantarse reemprendimos la marcha buscando la senda de descenso que nos fue llevando en suaves lazadas hacia el fondo del barranco.


 

  La senda está impecable, limpia y cuidada, lo que se agradecía, ya que teníamos que descender muchos metros y se iba a hacer larga. En la foto central puede verse la roca de Peñacalva, donde habíamos almorzado. Tendríamos ahora que bajar al cauce del río, bordearla y subirla por otro valle.


 El río puede apreciarse muy lejos allá abajo.

 


 Imágenes de la senda de descenso.


 
 
 

Durante la bajada ya habíamos visto fugazmente alguna cabra montesa que nos dejaba paso libre, pero hubo un momento en que las vimos subiendo por las rocas y pudimos fotografiarlas.


   El valle partido por el cauce, normalmente seco, del río Monlleó, conserva todavía una buena masa forestal. Era una gozada pararse de vez en cuando y escuchar el silencio y los cantos intermitentes de los pájaros.


Acercándonos al cauce aún pudimos ver otra muestra de la paleta de colores otoñales.

 
 

 

 Una vez en el lecho del cauce mirábamos hacia arriba, al circo por donde habíamos bajado, intentando adivinar por donde habíamos pasado.


 La senda nos había bajado dejándonos en el río bastante a la izquierda. En la primera imagen puede verse la roca de Peñacalva, donde habíamos almorzado. Ahora teníamos que dirigirnos hacia ella por el cauce seco, pasar por debajo y rodearla para subir por el valle de detrás.


 En la tercera imagen se ve otra vez Peñacalva y cómo ya le íbamos dando la vuelta. Aquí comenzaba la senda de subida y algunos optamos por lucir todavía manga corta.


 Esta senda, también estaba preciosa y cuidada. Al poco, con el esfuerzo,  se acallaron las voces y cada uno se concentraba en manejar su respiración lo mejor que podía.


 De vez en cuando había que volver la vista atrás para ver lo que iba apareciendo conforme íbamos ascendiendo.




 Tras culminar la frondosa senda llegamos al poste del PR. Desde aquí se puede continuar hacia Culla y terminar la ruta, pero nosotros le habíamos hecho un pequeño añadido para rodear el Morral del Sereno.




 Lo hicimos por los azagadores, caminos por donde trasladan a los rebaños de ovejas, en este sitio en pleno uso todavía.


 Como ya teníamos a los buitres oteando sobre nuestras cabezas, emprendimos la última subida, teniendo a Culla y la montaña donde se encuentra el vértice, delante de nosotros.


 

  Llegamos a los coches y con ellos nos fuimos un poco más adelante, donde se encuentra el lavadero y allí procedimos a "refrescarnos" con un agua un tanto gélida.





Un poco más allá, saliendo de Culla en dirección a Benasal, se encuentra la Ermita de Sant Roc y allí, en la base del mismo crucero, sacamos las viandas y nos dispusimos a comer los bocatas, acompañados con las bebidas de la neverita de Jose, dando por finalizada esta fenomenal excursión.

Un PR, el 225, que con el añadido de la visita a Peñacalva es muy recomendable para pasar una buena mañana de senderismo. Está bien marcado y las sendas, tanto de bajada como de subida, se encuentran limpias y cuidadas y es una delicia andar por ellas contemplando el abrupto paisaje que rodea al río Monlleó.





Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

8 comentarios:

  1. Excelente blog!!! Con vuestro permiso lo compartimos en nuestra fanpage https://www.facebook.com/Cullaturistica

    Muchísimas gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Pablo, otro + de mil en la mochila, una ruta esplendida, tanto por el contenido, como por la compañia, gracias.
    Aunque(lechuzas)es que habia mucho que ver, me levante muy temprano y me estoy haciendo MAYOR. Ja.ja. Saludos y hasta la proxima.

    ResponderEliminar
  3. Excel·lent com sempre, Pablo.
    Jo tinc un record molt bo i un més bé roin de la ruta. La primera vegada la vam fer a l'estiu i per poc ens morim de calor i deshidratació (mai més 1 litre a la motxila en estiu). La segona el riu portava aigua i ... sense paraules, ja coneixes el Montlleó amb aigua.
    La variant del final no la coneixia i sembla una molt bona manera d'acabar la ruta, caldrà tornar a fer-la.
    Gràcies pel blog (de les fotos ja no dic res perquè no em queden qualificatius).

    ResponderEliminar
  4. Pues qué contaros, que disfruté una barbaridad, de la compañía y de la impresionante ruta que preparó Pablo ... muchísimas gracias a todos!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Pablo.
    Soy Jose, el novio de "la sin par Almudena", jeje, una envidia ver tu ruta y totalmente arrepentido por no haber podido ir con vosotros.
    Mi enhorabuena por tu trabajo en este blog, es una pasada de dedicacion, dice mucho de tu pasion por la naturaleza, ya me lo habia advertido Almudena.
    Prometo ir en la proxima ocasion, si soy avisado.
    Gracias por la sonrisa de satisfaccion de mi chica, se reencontro con las cabras, nunca mejor dicho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, novio de "la sin par ...", ya no tienes excusa!!! Y además una promesa pública!!! Te avisaré, claro que te avisaré, no sabes las ganas que tengo de que te vengas... sé que tiempo te va a faltar para unirte al grupo de "graciosillos" que no hacen más que meterse conmigo, pero, en fin, qué le vamos a hacer, es lo que hay ...
    Ale, saludos a todos!!! Y nos vemos en breve!!!

    Esta vez sí que firmo, Almudena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Almu y Jose, somos testigos del reto, jaja. Ahora a cumplir.

      Eliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.