Páginas

sábado, 22 de diciembre de 2012

0089 - Vértices Geodésicos C.V.: Montemayor (1108 m) / A+ 345 m / 9,05 km

...




Este sábado la ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 89 en altura de la Comunidad Valenciana, Montemayor, con 1108 m de altitud. En la ruta también enlazaríamos otro vértice, el nº 127, Puntal de Arciseco, de 1019 m, situados ambos en el Término Municipal de Ayora, Valencia.


Recorreríamos parte de la comarca del Valle de Cofrentes. Para llegar al punto de inicio saldríamos desde Alginet y nos dirigiríamos por autovía a Fuente la Higuera, Almansa, Ayora, desviándonos allí por una pista a la izquierda al atravesar la población.


Subiríamos por una empinada senda directamente  al vértice Montemayor, donde se encuentra la Ermita de la Santa Cruz y caminaríamos por el el borde de la muela hacia el Oeste, pudiendo ver enfrente la otra Muela donde se encuentra el vértice Palomeras, donde curiosamente estuvimos el día 24 de diciembre del año pasado brindando con champán el día de Nochebuena ¡Vaya casualidad!


Bajaríamos después para caminar por el Barranco de Cenaoscura que nos llevaría a una pista que discurre paralela al Arroyo de la Higuera. Seguiríamos en ascenso pasando por las inmediaciones de la Cueva del Pilar y llegaríamos al segundo vértice de la jornada, el Puntal de Arciseco, desde donde tendríamos enfrente  la Sierra del Mugrón, donde se encuentra el poblado íbero de Castellar de Meca.


Volveríamos sobre nuestros pasos hasta la Cueva, descenderíamos y combinando pistas y sendas regresaríamos a los coches. Como veréis a continuación, al final la ruta no pudo hacerse como estaba planteada.

Aquí podéis ver el Vídeo de Simulación del Vuelo en 3D sobre la ruta que preparé para que os hagáis una idea fiel del recorrido. Con ustedes... Diana Krall:



A la cita acudieron Mari y Jose, Karmen, Kiquet, Herme, Miguel Arce, Manuel Carlos y un servidor. Para llegar al punto que había marcado como inicio había que recorrer un buen tramo de pista y aunque era ancha, apisonada y estaba en muy buen estado, en los últimos metros comenzaron a aparecer baches, por lo que abandonamos la principal y aparcamos los coches junto a un campo de almendros.

Se esperaba un día agradable de temperaturas pero con viento, aunque por fortuna viento no nos hizo. Cuando llegábamos hasta aquí con los coches veíamos cómo esta zona estaba cubierta por una gran masa de nubes bajas que no nos abandonarían en toda la mañana. A nuestra derecha podíamos ver la Sierra que íbamos a recorrer, con sus cimas dentro de la nube.


En principio íbamos a aprovechar parte de un SL que viene desde Ayora que nos iba a ofrecer una senda muy agradable y que, serpenteando, nos fue haciendo adquirir altura. La niebla nos negaba las vistas y lo único que alcanzamos a ver fueron las próximas torres de la nuclear de Cofrentes.









Arropados por la niebla aparecieron el vértice y la Ermita, donde nos hicimos la foto navideña con los gorros. Las vistas nos las volvimos a perder y sólo se veía un manto blanco en todas direcciones. Ya llevamos varias rutas así y la verdad es que, aunque al principio también tiene su  encanto, ya me está empezando a cansar que este fenómeno se repita tanto, porque subimos a sitios con vistas privilegiadas y nos quedamos sin ellas, es como si vas a visitar las mejores pastelerías y te encuentras con los mostradores vacíos, grrrr.



Volvimos un poco sobre nuestros pasos y enlazamos con una vieja pista pero enseguida tuvimos que rectificar nuestro rumbo previsto al encontrarnos con la insalvable valla cinegética de un gran coto de caza. En un principio decidimos seguir la valla para comprobar su contorno, ya que resulta que nuestro camino iba paralelo pero unos metros por dentro del recinto. Como sabíamos que más adelante y cercanos al cantil de la muela había una tirada de ventiladores, allá que nos dirigimos. Pensábamos que podríamos circular por las pistas que unen unos con otros.


Este tramo circulando por el cantil de la muela entre la espesa niebla la verdad es que estuvo muy bien, aunque lamentaba el paisaje que nos estábamos perdiendo al ir todo el rato al borde de los acantilados.




Oíamos las aspas girando muy cerca de nosotros pero hasta que no estuvimos encima no pudimos ver la vaga silueta del enorme artefacto y nos sorprendió comprobar que tanto los eólicos como la pista estaban dentro del recinto vallado y no las podríamos usar.


Continuamos de todas formas al lado de la valla hasta que llegó un momento en que el borde de la muela giraba a la izquierda pero la susodicha nos impedía el paso. La valla continuaba ahora hacia abajo de la ladera y ante nosotros se abría un desnivel. Estuvimos un rato ahí sopesando las posibilidades. Estaba claro que la ruta, tal como estaba planteada en un principio, ya no la podíamos hacer. Ahora nos quedaba ver si podíamos encontrar una manera de bajar de ahí y hacer un recorrido circular, bastante menor, por la pinada que veíamos abajo que nos llevara de vuelta a los coches.

Con cuidado fuimos bajando al lado de la valla hasta la repisa inferior. Kiquet había vuelto un poco sobre nuestros pasos para ver si encontraba una bajada más cómoda y lo hizo mas allá, aunque quedaba un poco lejos. Yo también seguí el acantilado por su parte inferior pero no encontré mejor paso que el que estaba junto a la valla.




  Cuando estuvimos todos juntos, fuimos siguiendo el lateral del cercado y más tarde nos desviamos un poco hacia la derecha siguiendo un tramo que parecía algo más despejado. Esta bajada nos resultó muy amena ya que atravesaba un bosque de pinos frondoso y con un monte bajo amigable por el que se podía progresar sin dificultades. Hasta el cortafuegos que se ve en la primera imagen quedaba dentro del recinto amurallado.


En un claro que encontramos nos dispusimos a regalarnos un buen almuerzo y seguir haciendo lo que tocaba, que era disfrutar de nuestra salida al monte, viendo como siempre el lado bueno de las cosas. De esta manera tendríamos la oportunidad de volver por estas tierras más adelante para hacer otra ruta  con el vértice que nos habíamos dejado en el tintero.





 Con esta simpática foto, ocurrencia de Jose y con la otra de grupo, felicitando la Navidad a todo el que nos lea, dimos por terminado el almuerzo y algunos el cava y, con ese punto de alegría "que no se pué aguantá", continuamos con nuestro divertido descenso.


Nos íbamos encontrando en nuestro recorrido trozos del esqueleto de un muflón o similar.




Llegamos abajo y enlazamos con una pista que seguimos hacia la derecha para hacer nuestro recorrido circular.






Con nuestras vistas hacia la derecha podíamos comprobar que, a pesar de lo avanzado del día, las nieblas continuaban persistentes en las cimas por donde habíamos caminado antes.


A las 12 llegamos a los coches y dimos por terminada esta excursión en la que la presencia del coto vallado nos obligó a improvisar sobre la marcha. De todas formas la valla no pudo poner coto a nuestro buen humor y ganas de divertirnos y pasamos una buena mañana caminando por el monte.

La ruta con la senda de subida y el recorrido por el acantilado hasta que ya no se nos permite continuar, es fácil y cómoda y yo diría que incluso "vistosa", aunque la niebla nos impidió comprobarlo. Para bajar al lado de la valla hay que hacerlo con cuidado y después el resto es descender por el mejor paso que se encuentre hasta las pistas inferiores. Lástima no tener acceso a la información de la situación geográfica de estas propiedades valladas en medio de las montañas, cosa que nos facilitaría mucho la labor a la hora de trazar nuestros recorridos. Mientras tanto, espero que crónicas como ésta ayuden al que quiera plantearse un recorrido similar por esta zona.





Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track pulsando aquí: PABLOONCE


1 comentario:

  1. Pablo es una pena lo de las vallas te tiran el trabajo, pero no podran con las ilusiones de los senderistas, fue una mañana agradable, facil y amena, disfrutamos de otra manera, gracias por estar ahi, hasta la proxima.

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.