Páginas

sábado, 21 de septiembre de 2013

0117 - Vértices Geodésicos C.V.: Algarejo (1043 m) / A+ 742 m / 13,66 km

...






Este “domingo” la ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 117 en altura de la Comunidad Valenciana, Algarejo, con 1043 m de altitud,  situado en el Término Municipal de El Pinoso, Alicante.

Hace unos meses hicimos una estupenda ruta por la Serra de l’Algayat para subir al vértice Mina y desde la cual veíamos enfrente y, paralela a ella, otra Sierra, la del Reclot. En esta ocasión nos dirigiríamos a ella para subir al vértice Algarejo.

  


Para llegar al punto de inicio nos acercaríamos hasta la población de La Romana y de ahí a La Romaneta, desde donde accederíamos por una pista asfaltada a las proximidades de la Casa del Moreno, donde dejaríamos los coches.

Iniciaríamos el recorrido por una pista que nos llevaría hasta la base de la montaña y ascenderíamos en buena pendiente por una fina senda que nos subiría hasta el Puntal de Quiles. Circularíamos por la estrecha senda en dirección Oeste hasta que lleguáramos al vértice. 

Desde el vértice nos asomaríamos al pico de la Teula, que es un poco más alto y desde el que veríamos enfrente la Peña de la Mina, en la Serra de l’Algayat que ya recorrimos. A continuación iniciaríamos el regreso por la cresta de la Sierra del Reclot. En este tramo la senda es aún más estrecha y en ocasiones imperceptible, aunque no parecía que fuera a presentar muchas dificultades, pero debido a esto sería aconsejable el uso de pantalón largo para evitar algún posible arañazo. 

Volveríamos a encontrar pista cuando nos acercáramos a una cantera de mármol abandonada y, pasando por otra, descenderíamos de la montaña llegando a los coches.

Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track que preparé para que os hagáis una idea fiel del recorrido:



A la cita acudieron Pili, Ana, Manuel Carlos y un servidor. A las 7:40 ya estábamos aparcados al lado de la Casa del Moreno, donde hay un ensanchamiento al comienzo de una pista en el que caben un par de coches.





Comenzamos a caminar por la pista para buscar la senda que nos permitiría subir a la parte alta de la montaña. De repente nos vimos iluminados por un intenso color rojizo que nos hizo darnos la vuelta para contemplar un espectáculo de luces y colores que no nos esperábamos.







Dicen que madrugamos demasiado y que eso se hace duro, pero si después encuentras que puedes disfrutar de momentos como éste, me parece que el esfuerzo queda sobradamente recompensado.






Un tupido mar de nubes se extendía bajo nosotros, mientras que por la parte superior otras nubes caprichosas tamizaban la potencia del Sol para que éste únicamente pudiera iluminar la escena por el medio, atacando directamente la parte superior del mar de nubes y dando al conjunto una belleza que podéis corroborar en las imágenes.

















Encontramos sin problemas la senda de subida, estrecha y empinada, como tiene que ser y comenzamos a subirla despacio ya que se prolongaría durante un kilómetro. Durante la subida y aprovechando para tomar aire, eran muchas las veces que volvíamos la vista atrás, como para querer impregnar nuestra memoria una vez y otra de tan mágico momento, so pena de convertirnos en estatua de sal o de dar algún tropezón.




















Poco a poco la luz del día fue cogiendo fuerza mientras seguíamos las fitas que indicaban el rastro de la senda de subida y llegábamos, tras un collado, al último tramo, en el que tuvimos que hacer una leve trepadita.










Puede apreciarse en las imágenes, viendo los campos de abajo, que habíamos cogido bastante altura en poco espacio de terreno.











Una vez arriba, en el Puntal de Quiles, pudimos ver tras la loma de la cantera, la Sierra del Reclot, por donde circularíamos a la vuelta y, más allá, la Sierra de l’Algayat, con su Penya de la Mina, que recorrimos junto a Jose y Mari en mayo de este año y que nos traía buenos recuerdos.












La fina senda que había visto en las fotos de satélite, continuaba por la cresta de esta sierra, que forma parte de la Serra de la Taja y veíamos como seguía su trazado por encima de las lomas.








 En esta imagen Manuel Carlos nos logró cazar, con mucho tino, con la Luna en medio.




Nos acercábamos al Algarejo, donde comenzaba el punto de unión de esta Sierra con la del Reclot, y mirando hacia atrás ya veíamos el gran valle que se formaba entre ambas.







Las vistas desde el vértice son amplias en todas direcciones, destacando las de la cantera de mármol más grande que existe en uso en la zona y donde nos quedábamos pasmados observando cómo habían cortado la montaña a “taquitos” como si fuera queso con un cuchillo.





Era muy fácil imaginarse a los esclavos de las películas ante imágenes como ésta, aunque con la tecnología de ahora, los de las pirámides hubieran hecho maravillas.













Esta ruta también podría haberse llamado la “ruta del tomillo”, porque no creo haber visto tantas matas juntas en una misma ruta y, además, como estaban en flor, hacían que todo el rato estuviéramos rodeados de su fragancia.





Pasamos por el tramo que unía las dos sierras y con otra subidita nos plantamos en la cima de la Teula. Desde aquí teníamos una vista directa del otro valle y de la Serra de l’Algayat en toda su longitud, viendo en su perfil perfectamente la ubicación de la Penya de la Mina y su vértice.







También se observaba desde aquí el imponente y abrupto desnivel que había en la parte Sur de toda esta Sierra del Reclot.





Ante nosotros teníamos ahora nuestro siguiente objetivo: Seguir la cresta de la Serra del Reclot, con un perfil que se antojaba divertido y con una buena caída continuamente a nuestra derecha.



















Algunos tramos, como éste, convenía hacerlos por la parte de la izquierda y no arriesgar.









Superada la parte más llamativa, todavía nos quedaba un buen trecho de cresteo que, aunque más fácil, se hace lento, pues hay que estar atento continuamente a donde se pone cada pie entre las rocas.












Nos encontramos a nuestro paso con una de las canteras de mármol abandonadas, una vez que lo que queda ya no supera la calidad que se exige.







A nuestra izquierda, en la otra Sierra y cerca de los coches aparecía otra enorme cantera, con la que ya se habían comido un buen trozo de montaña.







De vez en cuando aparecían abandonados artilugios y “trastos” de los que no es fácil averiguar la función que tendrían en las explotaciones.




Aún pasamos por otra cantera más. Una bien grande, que parecía también en estado de abandono. Es de lamentar que se consienta que las empresas explotadoras no cumplan con alguna clausula en sus contratos que les obligue a regenerar de la mejor manera  posible el paisaje una vez que haya concluido su explotación. Que depositaran una generosa fianza antes de la firma del contrato, a devolver cuando se hubiera constatado que hubieran realizado la regeneración. Parece fácil de pensar para nosotros, los humildes mortales ¿verdad? ¿y porque les parece tan difícil a los políticos de turno?




Pasadas las 14:30 llegamos a los coches, no sin antes visitar un par de higueras, muy abundantes en esta zona de Alicante, donde pudimos probar por fin los higos de este año. Nos refrescamos y desplegamos una mesa a la sombra de unos pinos cercanos y nos dispusimos a comer, dando así por terminada esta entretenida ruta.



Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

2 comentarios:

  1. Estupendas fotografías Pablo, en especial las del espectacular amanecer y mar de nubes y esas en las que parece que vais a tocar la luna.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dani. Fue de esos días especiales en que coinciden todo el cúmulo de circunstancias y va y tienes la suerte de estar ahí para disfrutarlo y recogerlo.

      Aprovecho para felicitarte a tí también por todo el recital de magníficas fotos y vistas con que nos has regalado este verano.

      Un saludo.
      Pablo

      Eliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.