Páginas

domingo, 22 de diciembre de 2013

0134 - Vértices Geodésicos C.V.: Mola la Pena (1005 m) / A+ 922 m / 16,28 m

...





 



Con la ruta de este “domingo” completaríamos el reto de subir a todos los “Vértices de Más de Mil metros de la Comunidad Valenciana” con un recorrido que creo que estaría a la altura de lo que hemos venido haciendo desde el inicio. 

La ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 134 en altura de la Comunidad Valenciana, Mola la Pena, con 1005 m de altitud, situado en el Término Municipal de Rosell, Castellón.


Para llegar al punto de inicio seguiríamos la A-7 hacia Castellón, toda la CV-10 hasta Sant Mateu, La Jana, CV-113 hasta Canet lo Roig, Rossell y llegaremos a Bel. 

Para preparar la ruta me basé principalmente en un mapa de la Tinencà de Benifassà del que me habló muy bien Xavi (Goterris) y que hemos usado otras veces, de la Editorial El Tossal Cartografies y para la subida por la pedrera, en un track de Ángel Salom. 

Saldríamos de Bel dirigiéndonos hacia el borde de la Mola de Bel, donde bajaríamos por una muy empinada senda hasta el río Sérvol y el Ullal de la Fou. Continuaríamos por el lecho hasta el Ullal de Vilar, subiendo por la senda de Lo Castell a la carretera y en el Mas de Macià cogeríamos otra senda que nos llevaría por el Barranc del Mas del Coll a la Font de l'Os, para desde ahí tomar otro Barranco en ascenso muy empinado con el que pasaríamos cerca de la Cova dels Coloms, subiendo hasta la Pena del Camí y desde ahí iríamos hacia el sendero que lleva al vértice, visitaríamos las Penas y volveríamos a Bel.

Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track "previsto"para que os hagáis una idea fiel del recorrido, aunque no llegamos a ir al Mas de Macià, ya que no aportaba mucho y aún teníamos mucho por delante:





Fueron muchos los que no quisieron perderse esta última ruta de los "Más de Mil" y otros que querían pero que no pudieron asistir. A la cita acudieron: Mari y Jose, Almudena y Kiquet, Pili, Ana, Manuel Carlos, Nolo , Juan Carlos, Miguel Arce y un servidor.

Como madrugadores que somos, llegamos antes de las 8 a la todavía dormida población de Bel, perteneciente a la Tinençà de Benifassà, donde nos esperaba esta espectacular Luna. (Qué buen estabilizador que tiene esta cámara, buf. Esta foto la hice a pulso al aparcar los coches).


Una vez terminamos de preparar los pertrechos y después de hacer un poco de tiempo para que aclarara un poco el día, nos pusimos a caminar.
 





Las ardientes imágenes del amanecer se sucedieron ante nosotros. Esto es como una función de teatro en la que estas escenas puede que se representen al principio de la obra y... o estás o no estás.

  


 
 Desde la misma carretera y a la altura de un poste, cogimos la senda que nos iba dirigiendo hacia las cercanías del río Sérvol.






Llegamos a un punto en que el espacio se abría y podíamos ver ante nosotros la cumbre del Turmell allá enfrente y, en el fondo, el seco cauce del río Sérvol, adonde teníamos que bajar.


Según los mapas nos tendríamos que enfrentar ahora a una empinada y dura bajada, pero nos sorprendimos gratamente al comprobar que una senda limpia y clara nos iba bajando cómodamente zigzageando y haciendo sus bien trazadas revueltas.







La senda evitaba meterse en complicaciones y cruzaba las pedreras lateralmente evitando su fuerte desnivel mientras nos permitía contemplar esos enormes barrancos.




























Sorprendido por la facilidad de la bajada, la senda nos había depositado como si fuéramos una pluma mecida por el viento en las inmediaciones de la Font de la Fou. La buscamos un poco por allí, pero sólo conseguimos ver un canalillo que debe ser su desagüe y no sabemos si la fuente estaría más arriba o sería nada más que esto. 




Desde aquí al lecho del río Sérvol, por donde teníamos que caminar a continuación, había un paso, pero por donde nos indicaba el track no se veía una clara bajada. Llegamos hasta el mismo borde del cauce, pero por allí una barrera de vegetación y algo de desnivel nos impedían bajar, por lo que volvimos un poco bordeando el lateral del cauce hasta que encontramos una manera de bajar a un barranquito y, al cruzarlo, vimos la senda que venía clara, no sabemos bien de donde. La seguimos y, pasando por una portera que estaba en un sitio algo inusual llegamos al cauce.







Caminamos un poco por el lecho rocoso y cuando vimos unas piedras al Sol, decidimos parar a almorzar, ya que nos habíamos levantado muy pronto y los estómagos protestaban.



Cuando terminamos el ágape, donde hubo de todo, continuamos caminando por el cauce seco, donde crecían matas de poleo de monte que perfumaban el ambiente.










El trayecto por el río no fue muy largo, ya que más tarde nos encontramos una pista que seguía las evoluciones del cauce. 




Llegamos al punto donde debíamos salirnos y el inicio de la senda no lo veíamos claro al principio, pero haciendo caso al gps, vimos por donde comenzaba al otro lado y, aunque desde lejos no las teníamos todas con nosotros, ya que parecía todo muy enmarañado, la verdad es que había una fina senda que nos subió, sin ningún problema, por las lomas de Lo Castell hasta la carretera.




















Esta subida, que hay que tomarse con calma, nos dejaba muy buenas vistas y podíamos ver el cauce por el que hacía escasos momentos estábamos caminando.










A lo lejos se veía la población de Rossell.







 Decidimos  aquí saltarnos una parte del recorrido previsto, ya que aún nos quedaba mucho y el track ahora hacía una vuelta hacia la derecha, por el Mas de Macià y volvía por una senda a mitad de la ladera, que seguro que hubiera estado bien, pero que nos hubiera ocupado demasiado tiempo. Pensamos, cuando llegáramos a una curva de la carretera y como el track iba unos metros por arriba, subir a la trocha para encontrarlo, pero esta vez también el terreno nos volvió a sorprender facilitándonos las cosas, ya que en el punto por donde pretendíamos subir, había una agradable pista entre carrascas. Vimos a mitad de ella una marca amarilla que seguiríamos a partir de entonces.

  
 

 
 Esta pista nos llevó hasta la Font de l'Os, donde había un pozo en el que no vimos agua y una caseta refugio un tanto curiosa, de la que parecía que, de un momento a otro iban a salir corriendo las hijas de la familia Ingalls, protagonistas de La Casa de la Pradera (famosa serie de TV que se emitió entre los años 74-83).



 Allí teníamos nuestra pedrera de subida y ésta no iba a haber senda mágica que nos la evitara. Ni falta que hacía... era espectacular y preciosa.


 











 ¿La Cova dels Coloms?






La subida era dura, muy larga y empinada. Es de esas pedreras que hacen historia y que no se irán nunca de nuestra memoria. Cada uno la subía a su ritmo y parando de vez en cuando, tanto para respirar como para darse la vuelta y regocijarse con el entorno. Las marcas amarillas estaban bien situadas en este entorno pedregoso y, como tiene que ser, aunque no sucede siempre, desde la marca que tenías al lado se podía ver claramente la siguiente.

 
  

















 


 Al llegar al final de la pedrera teníamos que pasar por esta estrecha canal, divertida y también sin complicaciones, por donde se adentraron los primeros, mientras otros esperábamos al último grupo.




   

 

Una vez superada la fuerte pedrera, y después de la canal, había que seguir por una especie de vallecito con tramos de pedrera pero mucho más suaves, hasta que llegamos al collado




Allí abandonamos las marcas amarillas y continuamos guiándonos por los gps. Al fondo se veía la cumbre rocosa donde se encontraba el vértice, en la loma de la izquierda y desde la lejanía nos preguntábamos cómo íbamos a subir hasta allí.



 

 A primera vista no se veía una subida clara, pero la senda sí que lo era y continuamos siguiéndola con la fe de que, aunque a veces no lo pareciera, nos llevaría hasta nuestro destino.





 Este es el paso que hay entre las dos lomas, acercado con el zoom. Es un tanto expuesto y como el vértice quedaba en la loma de la izquierda y no era obligatorio para el recorrido pasar por allí, teníamos decidido que no lo utilizaríamos y lo dejaríamos para otros más aventureros.








 La senda nos fue bajando al barranco y veíamos allá arriba las rocas hasta donde tendríamos que subir. Kiquet y su mujer, Almudena, habían decidido incorporarse a la ruta más tarde. Oímos voces lejanas y ayudados con mi primo el de "zoomosol", los vimos allá arriba. Estaban justo debajo del  Sol, caminando por la base de la pared de piedra.











Llegamos  al  vértice  y  nos  hicimos la foto de grupo  celebrando  que  habíamos  completado el reto de  subir a todos los  vértices de Más de Mil  metros de  altura  de la Comunidad Valenciana. Estoy preparando una  entrada  especial  que  hará de  resumen y de broche  final y  que publicaré esta  misma   semana.


Me ha crecido la barba desde que empezamos, jo, jo, jo.





Las  vistas  desde  allí  en el  día  tan  espléndido  que habíamos  tenido  la  suerte  de disfrutar,  eran   una  pasada.  Se veia la otra  mola con  el diente en medio por  el que había que pasar  para cruzar,  pero desde aquí lo veíamos bastante expuesto  y además el tiempo se nos iba a echar  encima,  por lo que lo descartamos.




Las vistas al frente mostraban allá  lejos la silueta del Turmell y  podía contemplarse abajo la  silueta serpenteante del río Sérvol, por  el que  habíamos  caminado  por la  mañana.








Iniciamos  el  descenso  por el mismo sitio por donde habíamos subido y continuamos por la base de las rocas siguiendo las marcas amarillas.









La mola desde esta perspectiva se mostraba digna e inexpugnable. Sólo tenía acceso desde la parte de atrás.





Así nos despedíamos del Turmell.



Y entre azagadores llegábamos a la población de Bel.




A Pili aún le quedaban fuerzas para marcarse un último sprint.


Cogimos los coches y nos trasladamos a Rossell, donde habíamos visto por la mañana a la salida del pueblo según veníamos, un parquecito a la derecha, donde se encuentra la Font de Baix, con agua, y donde había unos columpios y dos mesas de madera con bancos.







Las mesas de madera nos vinieron de maravilla para depositar todo el arsenal que portábamos para la comida. Habíamos quedado en que cada uno trajera una especialidad y así poder picar de todo, por lo que había mucho con lo que disfrutar.


Aquí una imagen de los manjares para la comida.


Jose había tenido el detalle de etiquetar una botella de vino con la foto de cuando hicimos el primer vértice, el Calderón, hace ya tres años y medio.


Y aquí otra imagen mostrando los postres.



Bon Nadal.


Una ruta fantástica para terminar los Más de Mil, una ruta que, como dice su vértice: "Mola la Pena", aunque como siempre lo que más mola la pena son los compañeros que te acompañan en cada ruta.

El recorrido de esta semana yo me lo imaginaba más difícil, por ello me ha sorprendido gratamente que la primera bajada, que yo me la esperaba que fuera complicada, en realidad fuese un paseo por una senda muy bien trazada hasta bajar el lecho del río. La pedrera de subida es impresionante, larga, empinada... con piedras, jeje, como tienen que ser todas las pedreras. Ahora en serio, es chulísima.

El lugar donde está situado el vértice también es un punto interesante, ya que cuando te vas acercando a la mole rocosa no tienes ni idea de por donde se subirá, aunque la senda después te va encauzando y no hay ningún problema.

La siguiente entrada será un resumen de los Más de Mil. A ver si puedo tenerla lista esta semana entre turrón y polvorón.




Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

10 comentarios:

  1. Hola Pablo:
    Sentint-ho molt no podré acompanyar-vos en el darrer vèrtex. Sembla que Nadal ha començat abans enguany i ja tinc el primer dinar familiar.
    Desitge que vos ho passeu molt bé i que la cloenda siga tan bona (i bonica) com tot el camí recorregut.
    Espere amb deler quin serà el pròxim repte (que ben segur que ja tens preparat).
    Una abraçada i bons nadals.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi, sentimos mucho que no puedas venir. Hemos intentado cuadrar la fecha que satisfaciera a la mayoría. Brindaremos por tí, que también has formado parte del reto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Pablo,mu huviese gustado ir a esta ultima ruta del año pero viene fina y tengo que ir a por ella a madrid espero que sea una ruta agradable y lo paseis bien,, muchos abrazos y felices fiestas a todos,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, también nos hubiera gustado que nos hubiérais acompañado pero habrá más ocasiones. Felices fiestas y un abrazo.

      Pablo

      Eliminar
  3. Hola Pablo: Ya que fui a tu primer +1000 me hubiera gustado mucho disfrutar de vuestra compañía en este cierre de campaña, pero como dices ya habrá otras ocasiones, en esos nuevos proyectos que tu tienes en mente.
    Saludos para todos y desear a unas Felices Fiestas y un mejor Año Senderista.
    Juan Abad

    ResponderEliminar
  4. Hola Pablo, SINTIENDOLO MUCHO,no podre estar con vosotros
    mañana,celebrando el último vertice junto con la comida de
    navidad ¡ brindar por mi también heeee!
    Que disfruteis de un dia tan completo y que paseis unas felices
    fiestas.
    FELIZ NAVIDAD
    Saludos para tod@s.....Carmen.k

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen, ya sabemos que te gustaría estar allá arriba, al borde del acantilado como a ti te encanta y a nosotros que pudieras estar allí. Te tendremos presente en el brindis y esperamos que pronto vuelvas a disfrutar de la montaña.

      Feliz Navidad y un abrazo.
      Pablo.

      Eliminar
  5. Hola Pablo: No sabemos si darte la enhorabuena o el ( pesame ), como participantes nos hemos sentido, agusto, informados, arropados y ayudados en todo momento, no nos importaria seguir al fin del mundo. Creemos que te mereces nuestra mas sincera ENHORABUENA, por todo, principalmente por tu trabajo de organizar cada semana durante estos tres años y medio " la salida ". Por la información y recopilación de sendas, que quedan abiertas por tus traks para uso y disfrute. Un abrazo y un beso

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena por completar todos los vértices de más de mil de la comunidad valenciana, los importante no son las cimas, sino el camino. Saludos de http://senderistasilicitanos.blogspot.com.es/

    Felices Fiestas!!

    ResponderEliminar
  7. Magnífica ruta amb bones vistes, sendes velles, barrancs, zones boscoses i altres desarbrades, pedreres i terreny d'aventura. Un compendi excel·lent del què ha sigut el repte +de1000.
    I el més important de tot, la part humana; la companyia i sobretot, el guia que ha sabut triar els racons més interessants i les rutes més espectaculars sense renunciar a un puntet d'aventura.
    Tots esperem el següent repte.

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.