Páginas

sábado, 28 de marzo de 2015

0173 - Vértices Geodesicos C.V.: Mulatillas (884 m) / A+ 480 m / 14 km

...






Este sábado la propuesta nos llevaría a caminar por el espectacular entorno del Parque Natural de las Hoces del Cabriel. Subiríamos al Vértice Geodésico nº 173 en altura de la Comunidad Valenciana, Mulatillas, con 884 m de altitud, situado en el Término Municipal de Villargordo del Cabriel, Valencia.

Para llegar al punto de inicio seguiríamos la A-3 hasta la salida 255 que nos llevaría a la antigua N-III, que seguiríamos hasta la presa del Embalse de contreras y en sus cercanías aparcaremos los coches. 

Nada más pasar el túnel de la presa debemos coger esa carretera que está a la izquierda, pero en ese punto está prohibido girar porque es peligroso. Para hacerlo correctamente deberíamos continuar por la N-III, pasar dos túneles más y desviarnos por la izquierda como si fuéramos a bajar por las antiguas curvas de Contreras y allí hacer el giro, volver a incorporarnos a la carretera principal y volver a la presa para meternos por la carreterilla y aparcar a la sombra en una pinada.

Comenzaríamos caminando por la antigua carretera. La dejaríamos más adelante para subir por un cortafuegos hasta llegar al Camino de las Mulatillas y visitaríamos el vértice.


La pista continuaría por la loma y nos llevaría a la carretera, por la que seguiríamos un tramo hasta llegar a la zona de las trincheras. Allí tomaríamos una pista que nos iría bajando hasta el inicio del Barranco de Moluengo. Seguiríamos por su frondoso interior y cerca de los cuchillos la senda continuaría en ascenso por la derecha para enlazar con el Camino de Peñas Blancas.


Nos acercaríamos al mirador del mismo nombre y volveríamos un poco sobre nuestros pasos para tomar un cortafuegos por nuestra izquierda que nos bajaría a una pista que enlazaría más tarde con la antigua carretera por la que comenzamos en la mañana y que nos devolvería a los coches.


Aquí tenéis el vídeo de la simulación de vuelo sobre la ruta que he preparado para que os hagáis una idea fiel del recorrido:



A la cita acudieron Ana, Mari, Jose, Nolo, Paco, Quico, Paco II y un servidor. A las 7:30 ya estábamos en el punto de inicio dispuestos a disfrutar de este maravilloso día que amaneció sin viento y con un sol brillante y espléndido.

La ruta que había planeado en principio era más exigente y  más aventurera pero la cambié por las circunstancias del entorno. La idea era bajar hasta el río Cabriel, cruzarlo por la carretera, seguir por la pista que va junto a la orilla del río por la parte baja de los cuchillos y al llegar al paso entre los dos grandes pasar los dos agujeros. Continuar por la pista, cruzar el río por un puente, no el de hierro sin suelo, sino uno normal que está más allá. Continuar por una pista en ascenso hasta que se acabara, seguir por el cortafuegos, buscar el paso por detrás de dos cuchillos, enlazar con el barranco de Moluengo, subir por él hasta el Camino de las Mulatillas, seguir por la loma hasta el vértice y bajar por el cortafuegos.

Después de leer sobre la zona vi que la parte derecha del río Cabriel pertenece a Castilla-La Mancha, que impone unas restricciones para el paso por el Parque Natural. Permite sólo el paso desde la presa hasta donde se juntan los dos cuchillos y después habría que volverse por el mismo camino. Y limitan el número de visitantes a 100 personas al día, por lo que hay que llamar a un número de teléfono para pedir autorización... Demasiadas formalidades para que después nosotros nos metiéramos a la trocha por el cortafuegos y aventurarnos por detrás de esos dos cuchillos menores, aunque fuera ya en territorio valenciano. Preferí modificar la ruta y hacerla un poco más sencilla.

Durante la semana, en unos correos que intercambié con nuestro compañero Miguel Arce, me aconsejó hacerla al revés. La volví a repasar y vi que era muy acertado su consejo, por lo que eso es lo que al final hicimos ¡¡Gracias Miguel!!

Salimos de la pinadita subiendo por la carretera para ir a la carretera superior que va por la parte baja de la sierra.
 
 
 
Cerca de la antigua cementera vimos un nutrido grupo de cabras montesas muy confiadas.
 
 
 
Llegamos al cortafuegos por el que teníamos que subir. En esta imagen no se aprecia pero presenta un desnivel muy acusado. Elegimos éste porque sube en diagonal y suaviza algo la pendiente. Un poco más adelante existe otro que sube completamente perpendicular y por lo tanto más difícil.
 
 
 
Aquí ya se va apreciando más el fuerte desnivel. Las lluvias caídas al principio de la semana hacían que el terreno estuviera en perfectas condiciones pues estaba almohadillado y las botas se agarraban muy bien. No obstante, como la inclinación era fuerte había que tener especial cuidado con que los de adelante no movieran piedras que bajarían con velocidad hacia los que iban detrás. Tened esto muy en cuenta.
 
 
El cortafuegos se dirige directamente a la zona de rocas, pero por allí había más riesgo para subir. Nosotros nos desviamos hacia la izquierda siguiendo una canal. Estaba totalmente despejada y perfecta para subir por ella. Sólo había que ir superando poco a poco la inclinación.
 
 
 
 
 
Llegamos a la parte superior y ahora caminaríamos por la loma, casi plana, donde nos hicimos una foto una vez superado este esfuerzo inicial.
 
 
 
A la otra parte, enfrente nuestro veíamos el largo cortafuegos por el que bajaríamos al final de la ruta y se podía contemplar en toda su extensión. La verdad es que como cortafuegos está abandonado porque necesitaría una limpieza y en caso de fuego, tal como está no sirve para nada.
 
Al lado mismo de la pista se encontraba el vértice Mulatillas y nos detuvimos para inmortalizarlo.
  
 
 
Desde él podíamos ver un poco del pantano. Este embalse es enorme y haría falta muchísima lluvia para conseguir llenarlo.
 
 
 
 
Continuamos por el Camino de las Mulatillas hasta llegar a la antigua carretera. Se juntan en esta zona las tres variantes que ha sufrido esta vía de comunicación con el tiempo. Esta en la que nos encontramos era la primera carretera Nacional de Valencia hacia Madrid, famosa por el tramo de "las curvas de Contreras", que recordarán muy bien los más viejos del lugar, con curvan tan cerradas que en algunas prácticamente había que detenerse y en las que los coches de la época recalentaban sus motores y algunos no conseguían superarlas. Después se hizo la N-III que ya contaba con túneles que atravesaban la montaña y circulaba por la parte superior de la presa y que fue un gran adelanto. Y ya actualmente se inauguró el enorme viaducto de la A3, que ha estado cerrado bastante tiempo por la aparición de problemas de seguridad dada la complejidad de su construcción.
 
 
Pasamos por la zona de las trincheras pero no nos detuvimos a visitarlas.
 
 
 
Ante un panel con un mapa y la ruta que se suele hacer aquí, nos detuvimos para indicar la que íbamos a hacer nosotros a continuación.
 
 
 
La pista nos llevó a la zona de la huerta de La Carpia, donde un GR sigue recto mientras nosotros  nos desviábamos por la derecha para dirigirnos al barranco.
 
 
Teníamos el barranco delante. Este Barranco de Moluengo es una maravilla. Da gozo caminar por él, donde existe una senda clara en todo momento. Es frondoso y fresco y no presenta ninguna complicación.
 
 
 
 
Por las lluvias recientes, de vez en cuando veíamos pozas con agua, que siempre alegra.
 
 
 
 
Y llegamos a una donde se escuchaba el rumor del agua escurriendo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Todavía en el interior del barranco, vimos unos troncos en el suelo enfrentados donde nos dispusimos a almorzar cómodamente sentados.
  
 
 
Llegamos a un punto donde la senda continua por la derecha y se sale del barranco en ascenso. Se puede continuar por otra por su interior, pero se llega a la zona de rápeles, alguno de más de 30 metros y donde sólo se puede pasar con cuerdas y equipo adecuado. Podéis ver ese descenso en la crónica de Senderoextrem.
 
Nosotros "íbamos a setas, no a Rolex", por lo que continuamos por la senda ascendente.
 
 
Esta senda enseguida nos deparó las mejores imágenes de la jornada, la de los espectaculares Cuchillos de Contreras o del Cabriel, una serie de enormes losas de piedras paralelas unas a otras. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
También aquí dejaron su rastro un par de energúmenos. Poco les costaba haberse llevado los bricks vacíos en lugar de dejarlos tirados allí.
 
 
 
 
Y en una de las formaciones rocosas vimos una imagen que podría bautizarse como "El beso eterno".
 
 
Aumentado con el zoom se observa cómo la imagen transmite toda la pasión del momento en que quedaron congelados e inmortales para siempre.
 
 
  
 
La senda ascendente nos iba dejando imágenes más panorámicas de la zona y del río Cabriel.
 
 
 
Hay un tramo en que hay que superar unas grapas instaladas en la roca que vienen muy bien para subir esa roca bastante lisa.
 
 
 
 
 
 
 
Allá abajo se veía la pista que iba por la otra parte del río, en la parte Castellano - Manchega. Ésa era la pista que íbamos a seguir en el otro proyecto de ruta y donde en teoría sólo está autorizado llegar hasta esa zona de los grandes cuchillos y volverse. Allá abajo, aumentado con el zoom capté a un senderista que disfrutaba por allí.
  
 
 
 
 
La senda nos llevó a la parte superior y enlazamos con el Camino de Peñas Blancas.
 
 
 
 
 
Lo seguimos al frente y al llegar al cruce de pistas nos fuimos por la izquierda para visitar el Mirador de Peñas Blancas.
 
 
 
La pista se acaba y allí hay un vértice de cuarto orden, que no es de nuestros objetivos. Para llegar al verdadero mirador hay que seguir una senda que nace por la derecha y que está perfectamente indicada con un cartel de madera.
  
 
Desde allí se ve, por una parte, las formaciones rocosas previas a los cuchillos y que no es tan espectacular como lo que ya habíamos visto al final del Barranco de Moluengo y por otra, la zona de la presa con el río Cabriel y el moderno viaducto de la A3.
 
  
 
 
Costaba despegar al grupo de aquellas imágenes pero había que continuar.
 
 
 
Volvimos a la pista y continuamos regresando por la pista hasta que vimos el comienzo por la izquierda del cortafuegos por el que queríamos bajar.
 
 
 
No hay mucha dificultad para transitar por él pues se observan rastros de senderillos, probablemente del paso de animales y de otros senderistas que hayan tenido la misma idea que nosotros. Hay que superar dos pequeños promontorios rocosos, que nosotros salvamos por su izquierda. En la foto que puse al comienzo de la crónica cuando subimos al vértice se ve perfectamente el recorrido del cortafuegos y esas zonas de rocas en medio de él.
 
 
Enfrente de nosotros veíamos también los dos cortafuegos de la loma de las Mulatillas. Nosotros subimos por el que está en diagonal y aquí sí que se observa la considerable inclinación.
 
 
 
 
 
 
Llegamos a la pista inferior. Un poco antes vimos una valla. Nosotros la bordeamos por la derecha sin ningún problema. Una vez en la pista, más adelante vimos la señal indicativa de una fuente y fuimos por la sendita para visitarla.
 
 
La zona era húmeda pero la fuente estaba totalmente seca. 
 
 
 Volvimos a la pista, que nos llevó hasta la carretera que habíamos tomado al inicio de la mañana y que enseguida nos llevó de vuelta a los coches.
 
 
 
Una ruta entretenida y con unas vistas increíbles de los Cuchillos de Contreras o del Cabriel. También es una maravilla caminar por el interior del Barranco de Moluengo. Y el paso por los cortafuegos, tanto el de subida al comienzo, con mucha inclinación, como la bajada por el último, le dieron el toque aventurero a una ruta que nos ha dejado muy buen sabor de boca.
 El desnivel acumulado en la gráfica no sale bien, en realidad fue de 480 m tanto en subida como en bajada.
 


Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE
  
 

2 comentarios:

  1. ¡ Pablo ! Una vez mas una ruta excelente. El beso eterno, son para mi un oso y una osa demostrandose su afecto. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo,
    me alegro que mi sugerencia te ayudara en la ruta. Si bien, la ruta, la hagas como la hagas, es una maravilla.
    Un abrazo.
    Miguel Arce

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.