Páginas

sábado, 31 de octubre de 2015

0226 - Vértices Geodésicos C.V.: Costalata (758 m) A+ 422 m / 11,32 km

...






La ruta propuesta para este sábado era subir al Vértice Geodésico nº 226 en altura de la Comunidad Valenciana, Costalata, con 226 m de altitud, situado en el Término Municipal de Vall de Almonacid, Castellón.

Para llegar al punto de inicio seguiríamos la A-7 hacia Sagunto y tomaríamos la A-23 hacia Teruel. Nos saldríamos en la salida nº 33-Navajas y seguiríamos la CV-213 hasta Gaibiel, donde aparcaríamos los coches en un parking que hay hacia el final del pueblo a la izquierda.




Haríamos la ruta en sentido contrario a las agujas del reloj. Para la confección de la ruta me basé en los senderos balizados que aparecen en la web www.bosquecillo.com de Gaibiel, de los que Xavi (Goterris) tenía un track de parte de un recorrido que me interesaba y en otros tracks que recorren la zona de las trincheras de la línea XYZ o Línea Matallana,  muy bien conservadas en la zona cercana al vértice.

En primer lugar bajaríamos a la Rambla del Gaibiel para visitar la Fuente de 8 caños del Tío Vicario, cruzaríamos un puentecito para tomar una sendita que recorre un barranco hasta enlazar con el camino de La Costalata a Gaibiel. Al rato nos saldríamos por la izquierda para subir por una senda marcada con puntos blancos hacia la zona del vértice. Pasaríamos por el Corral de Mayo y llegaríamos al vértice y la zona de las trincheras.

Comenzaríamos el descenso, en el que tendríamos que atravesar algunos campos en terrazas abandonados entre los que habría que buscar el mejor paso. Había visto hasta tres tracks que pasaban por allí y pensaba en a ver si teníamos suerte y encontrábamos una zona chafada donde nos pincháramos lo menos posible.

Enlazaríamos con una pista y visitaríamos la Font de la Vall. Desde allí seguiríamos la pista hasta la Fuente de la Alquería. Cruzaríamos la carretera y pasaríamos por un Área recreativa con fuente y después nos dirigiríamos a visitar el Paraje de las Fuentes. Intentaríamos ir por la parte de abajo, por donde circuló Xavi y volver por la pista de arriba. Para no repetir recorrido nos saldríamos por la derecha e iríamos dando la vuelta a un pequeño montículo utilizando sendas que pertenecen a otro de los recorridos balizados por “El Bosquecillo”, que nos devolvería a la población de Gaibiel y a los coches.

Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track para que os hagáis una idea fiel del recorrido:




A la cita acudieron Pili, Mari, Ana, Juan Carlos, Jose, Paco, Nolo, Paco Escrivá, Quico, Manuel Carlos y un servidor.

Estaba prevista llovizna para las 2 de la tarde y nos encontramos el cielo encapotado y neblinoso.


Ya desde el mismo lugar de aparcamiento veíamos la formidable silueta del restaurado Castillo de Gaibiel, que tiene cerrado su paso al interior.





Cogimos la carretera hacia la derecha para bajar por una pista cementada a visitar la Fuente del Vicario.




En la bajada se encuentra este panel informativo del recorrido del PR-417, con el que sólo íbamos a coincidir una pequeña parte.















Una vez visitada y probada el agua de la fuente con sus ocho caños, volvimos un poco sobre nuestros pasos para cruzar este puentecito y encarar una preciosa senda de herradura.







Imagen otoñal de Gaibiel.








La senda nos haría atravesar el Barranco de la Costalata.








Llegamos al algibe de La Costalata y enlazamos con la pista del mismo nombre.


Hay un momento en que había que salirse hacia la izquierda para enlazar con la senda  que debíamos tomar, pero no vimos enlace claro. Puede que hubiéramos tenido que bajar más, pero como había un cazador apostado en unas oliveras allá abajo, decidimos buscar el mejor paso monte a través para llegar a la senda. No supuso ninguna dificultad.





La senda estaba clara y limpia y había piedras pintadas de blanco que indicaban el camino a seguir.




A lo lejos se divisaba el Pantano del Regajo.


Pasamos al lado del derruido Corral de Mayo.








Cuando avistamos el vértice nos llamó la atención que al estar recién pintado con la pintura que les sobró de las marcas y la tenue luz de esta mañana, relucía como si tuviera iluminación propia en su base y fuera un Totem mágico.






Detrás del vértice podía observarse el Pico y la Sierra de Espadán




Aprovechamos para almorzar en ese mismo lugar.


Las trincheras aparecen aquí muy bien conservadas e incluso se puede caminar ente ellas en algunos lugares.








Una vez repuestos continuamos nuestra marcha, ahora sin marcas y prácticamente sin senda. El track que llevábamos nos hizo cruzar la línea de trincheras y seguir casi paralelos a ella pero igualmente se podría haber seguido recto por la parte derecha según íbamos.




Llegó un punto en que no se podría continuar porque la loma se acababa en fuerte pendiente, por lo que había que dirigirse hacia la derecha para ir buscando la bajada.



Había que dirigirse hacia esa especie de valle ocupado por antiguos campos abandonados en terrazas. Aunque no hay senda, el monte bajo no es muy agresivo y se iban encontrando claros por los que ir bajando, eso sí, con pantalón largo.










Hay algún momento en que el monte nos obligó a ir pegados a las rocas para evitarlo en la medida de lo posible.





Nolo me hizo notar que en el mapa TopoICV había marcas de una senda que iba por la parte izquierda y como más adelante tendríamos que ir hacia allí, decidimos en ese punto irnos hacia allí. La senda, aunque bastante olvidada, existe y se circulaba por ella mucho mejor que campo a través. Incluso deberíamos haberla intentado coger mucho antes. Es una opción para otros senderistas que repitan esta ruta.


La seguimos hasta que nos llevó a la pista, donde nos detuvimos a hablar con un cazador que recorría la linde de la Reserva de Caza esperando tener suerte.







Llegamos a una Ermita vallada y por la derecha bajamos al Área recreativa de la Fuente de los Desamparados. De su fuente no caía nada de agua, aunque sí que parecía que se filtrara entre la tierra.

No sé si esta fuente es la misma que aparece en los mapas como Fuente de la Vall y en otros como Fuente de los Desamparados, desde luego tiene un azulejo en su parte superior con la imagen de la Virgen.








Volvimos a la Ermita y tomamos la pista de la derecha que nos llevaría hasta la Fuente de la Alquería. No es una fuente al uso, sino que el agua nace de entre las rocas y circula a ras de tierra fresca y transparente. Había un cubo colgado en la valla por si alguien quisiera coger agua.





Continuamos ahora hacia el Oeste y cruzamos la carretera para dirigirnos hacia un Área recreativa.





Esta zona presentaba su imagen otoñal en su máximo esplendor y lo aprovechamos para tomar constancia gráfica del momento.









Ahora debíamos tomar un desvío hacia la derecha para seguir la ruta que habíamos previsto y dirigirnos hacia la zona de Las Fuentes, pero había hecho acto de presencia una fina llovizna que cada vez iba a más y decidimos renunciar al recorrido que nos quedaba y seguir rectos hacia Gaibiel para no mojarnos. Al poco pasamos junto a este espectacular ejemplar de caqui.






Llegamos a Gaibiel y comenzamos a atravesar sus calles. Pasamos al lado de su lavadero, cerrado con reja y saliéndose de la típica forma rectangular. En este caso tenía una forma lineal siguiendo el curso del agua.



Al poco pasamos por una fuente con esta curiosa figura, que Paco tomó con el detalle del Castillo al fondo.




Y sin más llegamos a los coches con la lluvia haciéndose cada vez más insistente.

Os dejo con otro Capítulo más de "Las Flores de Paco":




















Una ruta que, así tal cual está, nos ha resultado interesante. Sencilla, con buenas vistas y con la parte de aventurilla de buscar los mejores pasos en la bajada.



Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE


3 comentarios:

  1. Hola Pablo, yo la hice hace unas semanas siguiendo el PR-CV 417 que han marcado los del Bosquecillo, la primera parte hasta la fuente de la Vall es interesante y senderista, pero la segunda a partir de la fuente no nos gusto ya que transcurre por pista y en muchos tramos cementados, espero que hayas buscado alternativas para ir por senda. Me habría gustado acompañarte en esta ocasión, pero estaré en el Peset acompañando a mi pareja.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Riquelme me alegro de que te hayas puesto en contacto y a ver si nos puedes acompañar en alguna ocasión, que se te echa de menos. Nuestra ruta sólo comparte un pequeño tramo con el PR-417. Lamentamos que tu pareja se encuentre indispuesta y le deseamos desde aquí una pronta recuperación.

    Un saludo y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pablo la ruta fue interesante, buena senda al principio, un poco de pista, sendas muy bien marcadas, su pico, las trincheras y su parte de abenturilla, muy buena, y buena la decisión de acortarla pues estaba cargandose el ambiente. Saludos

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.