Páginas

sábado, 13 de febrero de 2016

2016 - 02 Cuatro Picos por la Calderona / A+ 637 m / 10,5 km

...



Este sábado la ruta propuesta era un sencillo recorrido que hemos hecho alguna otra vez con pequeñas variaciones. Saldríamos del Monasterio de Santo Espíritu en Gilet y subiríamos a 4 picos de la Calderona.

Comenzaríamos la ruta desde el parking del Monasterio de Santo Espíritu. Saldríamos hacia el Este y subiríamos al Alt de la Creu. De ahí hacia el Norte para subir a La Redona y nos asomarímos, pero poco, a sus acantilados. Continuaríamos hasta llegar al Xocainet y por último visitaríamos el Pico del Águila. Después, pasando por el Monasterio de Santo Espíritu, llegaríamos a los coches.


A la cita acudieron Ana, Mari, Pili, Ángela, Jose, Juan Carlos, Paco, Manuel Carlos y un servidor. La semana había sido ventosa y se esperaba alguna que otra racha fuerte, pero el viento era de poniente y extremadamente cálido para la época en que estábamos. Prueba de ello es que comenzamos a caminar con unos 20 grados a mitad de febrero.



Las primeras luces del amanecer rebotaban horizontales y brillantes sobre el Alt de la Creu. Primera cima, bueno, o resalte rocoso,  que acometeríamos.




Salimos del Parking de la zona recreativa y enseguida nos metimos por las maravillosas sendas de estas montañas.




El Sol sólo penetraría a nuestra Cúpula del Trueno por su parte inferior, en esos primeros instantes de la mañana, pues toda la parte de arriba aparecía cubierta por unas nubes que, a la postre nos vinieron de maravilla porque, aunque deslucían los colores y las vistas de la montaña, nos protegieron del calor que, sin duda, hubiéramos pasado.








La subida al Alt de la Creu es empinada y exigente. El tipo de terreno blando y disgregado también hacía que el avance fuera lento.





Mirando hacia atrás podíamos ver el mar, con los reflejos dorados de las primeras horas, que siempre son espectaculares y relajantes.




Mientras subíamos podíamos ver también a lo lejos la Mola de Segart, con su imponente figura.


Llegamos al Alt de la Creu e hicimos las fotos de rigor.






Desde allí se observaban bien los dos siguientes picos a los que subiríamos. A la derecha La Redona y a la izquierda el Xocainet.





Como un imán me atraía a mi cámara esa canal en el lateral de los acantilados de La Redona. Aún guardaba mi deseo de las otras ocasiones en que estuve por aquí, de subir por ella.


 Abajo se veía el Monasterio de Santo Espíritu.




Comenzamos el descenso por otra senda que, ya en las faldas de La Redona, nos haría pasar por El Bestiario, una curiosa construcción que siempre llama la atención por su originalidad.







Tras la breve pausa continuamos con nuestra ascensión.













Una casualidad hizo que la elección de una de las muchas sendas, nos llevara directamente al incio de la deseada canal ¡¡Qué cosas!!


 Viendo que por allí ya había muestras de que había pasado la gente y con la única dificultad de la inclinación, nos dirigimos todos hacia ella resueltos a satisfacer el antiguo deseo.



La canal es preciosa y le dio a la ruta esa pequeña chispa de aventura que siempre nos gusta (a casi todos).

















Ángela estaba muy satisfecha tras la pequeña aventurilla y se reflejaba en su cara. No sé por qué, cuando veo esta imagen me viene a la mente aquella vieja sintonía del anuncio del Té Hornimans, aquélla que decía: "El sabor de una taza de teeeee, el té de cada díaaaaa, Hornimaaans....", pero cambiando la palabra "té" por aventura.






Llegamos a lo alto de La Redona. Aquí es muy impresionante acercarse con mucho cuidado y acostados en las rocas, mirar hacia abajo por el recto acantilado. Es una sensación de bastante vértigo, pero en esta ocasión ni nos lo planteamos porque allí arriba se le había dejado abierta la ventana a Eolo, el Dios de los vientos, y su fuerza llegaba a intentar desplazarnos, por lo que sin detenernos continuamos ahora en descenso.

Aquí estoy yo en esos menesteres en el 2010, en una buena instantánea que me tomó nuestro amigo y excepcional fotógrafo, Toni Duarte.




Enfrente teníamos nuestro siguiente objetivo, el Xocainet. Emprendimos la preciosa senda de bajada y cuando estuvimos cubiertos por los pinos y a resguardo, decidimos almorzar en unas rocas.




Disfrutado el siempre gratificante momento, continuamos hacia el Xocainet.





La Redona detrás de nosotros.



Foto de Grupo en el Xocainet. Ya sólo nos quedaba una de las cuatro.


Las vistas de cada uno de estos promontorios rocosos son formidables.




Y allí teníamos a nuestra última cima de la jornada, el Píco del Águila.


A nuestra derecha se veían las rocas del Garbí.


La Ermita.


Y el mirador. Por cierto, ¿qué hace esa persona con la camiseta verde en el resalte de más abajo?


Seguíamos avanzando. La mirada hacia atrás nos enseñaba el reciente Xocainet en primer plano y La Redona detrás.


Sustituyendo al Penyagolosa como el vigilante de la Galaxia, en esta ruta estaba siempre presente y dominante la bonita figura de la Mola de Segart, que parece sacada de un Western americano.








Nuestro cuarto pico, el Pico del Águila.




Una maravilla caminar por aquí. No hace falta estar muy alto si lo de alrededor lo está menos. Así, a sólo 450 m de altura las sensaciones son muy buenas.







Bajo la atenta mirada de la Roca de la Tortuga.



Ya sólo nos quedaba disfrutar de otra preciosa senda que nos iría bajando hacia el Monasterio.







Llegando al final, aún nos detuvimos en el área recreativa de la izquierda antes de llegar al Monasterio, para visitar la Fuente del Beato Nicolás Factor, con grifo y con agua, en la que nos refrescamos y después de pasar el Monasterio de Santo Espíritu llegamos a los coches.





Os dejo con otro Capítulo más de "Las flores de Paco".




























Una ruta cercana, sencilla, con buenas sendas, entretenida, con la  aventurita de la canal, con buenas vistas... Un "must have" (algo que debes tener), que se dice ahora o una agradable rutilla para tenerla como comodín para cualquier momento.




Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE


No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.