Páginas

sábado, 14 de mayo de 2016

0385 - Vértices Geodésicos C.V.: Solaig (328 m) A+ 716 m / 15,7 km

...






Este sábado la ruta propuesta era subir al vértice nº 385, Solaig, con 328 m de altitud, situado en el Término Municipal de Betxí, Castellón.

Mientras acababa de perfilar una aventura que tengo en mente seguiríamos un track de Jesús (Andacontiocanya) que hizo en enero de 2014 y que podéis ver aquí.

Como a nosotros nos interesa almorzar en lo más alto, haríamos el recorrido al revés que él, es decir, en sentido contrario a las agujas del reloj.
 
Comenzaríamos hacia el Oeste por Les Vinyes de Piquer, después por el Camino de la Mina, pasaríamos por encima de Les Penyes Aragoneses y almorzaríamos si fuera posible en lo alto de La Rápita II.

Bajaríamos a la Colada de la Gitana, subiríamos al Llom de la Gorreta, bajaríamos a ver unas minas abandonadas, subiríamos al vértice Solaig… jeje, todo un entretenido tobogán y bajaríamos a la población y a los coches.

A la cita nos apuntamos Ana, Nolo y un servidor, aunque Ana al final no vino porque le surgieron otras cosas que tenía que hacer.

El día se presentaba espléndido. No hay que olvidar que estamos en Mayo, uno de los meses más agradables para caminar de todo el año, en el que aparte de las agradables temperaturas, el monte nos ofrece toda una explosión de color.
 
Aparcamos al lado de un área recreativa que hay a la salida del pueblo, un poco más allá del Centro de Salud, aunque enfrente del Centro médico hay un parquecito que tiene una fuente y que hubiera sido mejor para así refrescarnos al final.



Comenzamos a caminar por el Camino de les Vinyes de Piquer, mirando de vez en cuando a ver si encontrábamos el baúl por alguna parte. En este camino se podía observar, como decía Miguel Delibes, que "la sombra del senderista es alargada".



Vimos una llamativa planta con unas exóticas flores que clamaba a gritos aquella frase de "Usted no es de aquí", pero no por ello dejaba de ser una preciosidad.



Seguimos caminando hasta que comenzamos a circular bajo una pinada y la pista se convirtió en senda. Allí vimos la entrada de una antigua mina, a la que no entramos porque no había venido la exploradora del grupo.



Íbamos tomando altura lentamente y ya se veían los reflejos dorados del mar detrás de nosotros.




Un verdadero pulmón verde el que hay en estas cercanías de Betxí ¡Qué suerte tienes, Dani!





Culminando una de las subidas nos encontramos con este buen símbolo fa..., mojón de término.


Paradita para admirar las vistas. Al fondo el Penyagolosa.



Y un poco más a la derecha, hacia el mar, las antenas del Bartolo.





Continuamos caminando por preciosas sendas hasta que llegamos a un poste multiseñal. Como íbamos muy bien de tiempo y el mirador de Penyes Altes no estaba muy lejos, decidimos hacer una extensión de la ruta y acercarnos hasta allí.


Es una senda que siempre va en descenso y que mentalmente ibas diciendo que después habría que subirla, pero muy agradable y entre pinos. Ya se veía a nuestra izquierda alguna muestra de las Peñas.




Un último desvío a la izquierda y enseguida llegamos.


Llegamos al mirador de Penyes Altes, desde donde se podía tener una excepcional vista de Les Penyes Aragoneses. Un disfrute para la vista desde esa atalaya y un fenomenal sitio para almorzar, pero era un poco pronto para nosotros, que queríamos hacerlo en lo más alto.



 



Volvimos sobre nuestros pasos y el monte florido y volvimos a subir la senda hasta el poste.





Desde allí continuamos disfrutando de esa maravilla de sendas viendo el Todo Espadán a nuestra derecha.







Un pozo con agua que estaba casi lleno un poco antes de llegar a la cima de la Rápita II.


 
 

Y tras un último repecho llegamos a la cima de la Rápita II. Hay un panel explicativo de la situación de los montes más conocidos, ya que desde allí se puede contemplar lo que llamo el TODO ESPADÁN.

Una maravilla. Podía verse desde el mar a la izquierda, el Pico Font de Cabres, Aljub con sus antenas, Batalla, Espadán y a la derecha del todo, La Ràpita, la hermana mayor de la cima donde nos encontrábamos.


Vistas hacia el lado contrario, la vertiente del Penyagolosa y el Bartolo.



Allí al fondo veíamos el piquito donde se encontraba el vértice Solaig, al que tendríamos que dirigirnos a continuación. Buscamos un sitio para almorzar en unas rocas un poco más abajo, siguiendo la senda y después continuamos disfrutando de la mañana.










A nuestra izquierda veíamos una calva en el monte, que estaba producida por la presencia de un rebaño de toros, que se comen hasta la última brizna de hierba que nazca donde estén.




Pasamos al lado de unas colmenas que había junto al camino, pero más allá ya había una señal más seria. Habían dejado una enorme cantidad de colmenas. Menos mal que en el mismo punto de la señal nacía nuestra senda que se desviaba en descenso por la derecha y así evitaba de forma natural el paso por la zona de las abejas.


Llegamos a El Collet, desde el que que veíamos ya enfrente la loma del Solaig y nos tocaba bajar para poder subir a ella en fuerte pendiente.


Y tras contemplar por donde iba la senda de subida, James y Bond nos metimos en faena para conseguir nuestra "Quantum of Solaig" particular...
 

 
Al llegar abajo no nos acercamos a ver las otras minas, ya que habíamos visto una y realizado ya una extensión, por lo que encaramos la subida al Solaig.


 
 Esta subida se las trae. Es toda por roca y muy empinada, aunque se agarra muy bien y no tuvimos que poner las manos en ningún momento, aunque casi alcanzada la cima tuvimos que parar un momento para recuperar el resuello y de paso tuvimos otra oportunidad de fotografiar al gigante de piedra.





Ahora ya nos quedaba bajar por una senda que zigzagueaba hasta abajo y pasar por un camino entre naranjos para llegar hasta la población de Betxí y los coches.





 
Una ruta entretenida y con unas sendas de primera categoría.
 
 

Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE
 
 

4 comentarios:

  1. Hola Pablo.

    Qué alegrón me he llevado al veros ¿solo dos personas? por mi zona de recreo jeje, tu lo has dicho, tengo, tenemos els Betxinencs, una gran suerte de tener todo esto al ladito de casa, y todo se lo debemos al trabajo desinteresado de Juanen, que es el que se ha pegado la mayor parte de la currada de limpiar y balizar todas estas sendas, además habéis venido a hacer la ruta cuando más bonito está el monte. Una lástima que yo andaba por Málaga esa semana, sino fijo que me hubiese dejado ver por la ruta, os habría propuesto, os las propongo ahora, algunas variantes, como bajar hasta el Camí d'Artana y ver les Penyes desde el mirador de abajo, que son espectaculares, y luego subir a la Rápita por la vertiente de Artana, o haberos desviado, un kilómetro +/- antes de la Gorreta a visitar la Cova dels Artanencs, que aunque pequeña, resulta la mar de interesante.
    Ah, y veo que lo de encontrar el parecido fálico a ese "molló de terme" no solo es cosa de los de Betxí, menos mal, ya me estaba empezando a preocupar jajaja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Magnifica ruta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel, a ver cuando coincidimos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani, sí, sólo dos personas pudimos disfrutarla. Hay semanas que son así, que coincide que la gente tiene otras cosas. Nos hubiera gustado verte, aún paladeo en mi mente ese vino de nueces tan rico que trajiste en una ocasión, mmm. Ya te preguntaré cuando vayamos a hacer otra ruta por allí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.