Páginas

sábado, 7 de mayo de 2016

0176-B Vértices Geodésicos C.V.: Pico del Águila (878 m) A+ 519 m / 12,09 km

...




Este sábado la ruta propuesta era subir al vértice geodésico nº 176-B,  Pico del Águila, de 878 m de altitud, situado en el Término Municipal de Gátova, Valencia.

Para llegar al punto de inicio, seguiríamos la CV-35 hasta LLiria, nos desviaríamos por la derecha para seguir la CV-25, que sin soltarla nos haría pasar por Marines Nuevo, Olocau, Marines Viejo y Gátova. En la misma carretera que bordea el pueblo por su parte Sur, hay un lugar habilitado para aparcamiento en batería pintado de verde.

Hace unas semanas hicimos la ruta para subir al vértice Gorgo saliendo desde Marines Viejo. Otros compañeros como Juane, de "Esto se Empina" habían hecho una ruta que enlazaba los dos vértices, pero nosotros habíamos preferido disfrutar de dos rutas un poco más cortas en lugar de una larga.

La del Gorgo salió fenomenal y para hacer ésta estuve dándole vueltas en varias ocasiones para que saliese una ruta interesante y de una distancia que nos adecuara. Al final opté por subir directamente desde Gátova al Pico del Águila, bajar y hacer un recorrido que pasa por varias fuentes.

Esta semana parece que todos tenían compromisos y a la cita sólo acudieron Ana y un servidor. El tiempo se presentaba magnífico para caminar, puesto que las previsiones de lluvia se habían trasladado hacia la tarde y no hacía viento ni frío. Todo lo contrario, nos vino bien que ese cielo brumoso nos protegiera de lo que podría haber sido un Sol implacable. 


Comenzamos callejeando por las muy empinadas calles del pueblo hasta salir por la Calle Segorbe, en la parte superior de la población, desde la que se veía ya el primer objetivo, el Pico del Águila.


 
Seguiríamos durante bastante rato en esta ruta las marcas del GR-10.
 

 
Como en esta ocasión no había venido Paco, que hace en las rutas unas estupendas macros de flores, me tocó a mí hacer algunas fotos de ellas. Era la primera ruta del mes de mayo y parecía que habían puesto flores por todas partes. Sólo hice algunas de las que nos salían al paso para no entretenernos demasiado.
 



 
La subida desde el pueblo al vértice tiene bastante inclinación y enseguida se nos ofrecían buenas panorámicas.
 

 
Ahí tenemos el Pico del Águila acercado con el zoom.
 


 
Y aquí una muestra del jardín natural por el que caminábamos.
 


 
La senda coincide con la pista cementada que llega hasta el vértice en algunos momentos y en otros se sale de ella para acortar algunas curvas.
 


 
Llegando a las partes más altas podíamos ver la otra vertiente y cómo el Sol luchaba por hacerse paso entre las nubes.
 


 
Vista hacia abajo de la población de Gátova, de la que habíamos salido y de esta roca con una forma singular, que enseguida nos recordó a las figuras características de la Isla de Pascua.
 
 
 
 
 
En la cumbre se encuentra un abrigo de nueva construcción.
 
 
Y puede verse lo escarpado de las paredes. Cuando estuve preparando la ruta vi que el mapa TopoIcv tiene un error importante. Yo estaba intentando hacer la ruta circular y bajar desde este punto según veníamos para no repetir recorrido y según ese mapa, desde el vértice está pintado con sus correspondientes líneas amarillas discontinuas el PR-63.9, pero no es cierto. Me descargué el track de ese PR y ni siquiera toca el vértice, por lo que deseché la idea queriendo comprobarlo in situ, cuando según el mapa continuaría por éste y bajaría por una loma hasta la pista inferior.
La loma, aparte de que tiene bastante inclinación es un mar de aliagas y por allí no vi desde arriba ningún rastro de que se pudiera pasar a no ser que fuera a las bravas.
En este mapa tampoco está bien pintado el recorrido del GR-10 por esta zona.
 





 
Unas fotos del vértice, contemplación de los distintos horizontes que se nos ofrecían y volvimos a bajar por la zona planeada y sin problemas. Dentro del pueblo nos desviamos por otras calles para poder pasar por el lavadero y la fuente de San Isidro.
 
 
Los gatos parecían pilones dispuestos para cortar la calle.
 
 
En el enorme lavadero se puede apreciar la parte antigua al fondo y cómo lo ampliaron más tarde hasta que pareciera una piscina. En este momento estaban cambiando toda la cubierta y estaba sin techo.
 
 
Al lado mismo se encontraba la fuente de San Isidro, que vierte agua por muchos caños y es zona de abastecimiento de los muchísimos ciclistas que vienen a disfrutar de este entorno. Ya saben que tienen limitado el volumen con el que llenar sus botellas de la fuente.

 
 
Continuamos ahora por la carretera admirando esta curiosa construcción que hay a la salida del pueblo.
 
 
A nuestra derecha teníamos las paredes escarpadas del Monte Rodeno que hace honor a su apellido.
 




 
Parece que andar no cunda, pero hace un momento estábamos allí arriba.
 

 
Desde que salimos del pueblo teníamos por delante un km de asfalto que, aunque se pasó pronto, a mí me pareció excesivo. Visto ahora desde el mapa, nos podríamos haber salido mucho antes por una pista que bajaba por la izquierda al pequeño vallecito y continuar hasta enlazar con lo previsto más adelante. Lo recomiendo por si alguien lee esto y quiere repetir la ruta. Llegamos a la pista inferior y seguimos las marcas de la senda local continuando con el festival de flores.
 




 
Como el vértice lo habíamos subido al principio no era plan almorzar tan pronto y habíamos pensado hacerlo en el área recreativa de La Fuente de la Alameda. Parecía que estábamos en un rincón de la selva, por lo verde y frondoso que estaba todo el entorno y porque en el total silencio del lugar sólo se escuchaban los cantos de los pájaros, que parece que se hacían la competencia los unos a los otros.
 
 
A los cafés brindamos por el grupo con un chupito del buenísimo pacharán casero que preparan Jose y Kiquet.
 
 
El área recreativa, aparte de estar en un lugar fresco, con mucha sombra y muy agradable, está bien acondicionada. Tiene varios paelleros, dos fuentes e incluso un habitáculo que se encontraba perfectamente limpio con dos mesas en su interior por si a alguien le pilla la lluvia y poder comer a resguardo.
 

 
!!Vaya paz¡¡
 

 
No sé el nombre de este arbolillo que crecía dentro de una propiedad.
 
 
De vez en cuando también había algún roble aislado de buen porte.
 
 
Y espinos floridos que nos embriagaban con su precioso aroma. Antiguamente se recogían estas flores porque decían que su infusión era buena para aquellas personas que padecían cólicos de riñón.
 


 
Un dato a tener en cuenta es que toda la zona está llena de cerezos y algunos de ellos silvestres o asilvestrados, pero las cerezas por aquí están todavía bastante atrasadas y seguro que aún les faltan dos o tres semanas para que se pueda disfrutar de ellas.
 




 
Continuamos por la pista del Barranco de la Fuente del Rebollo. No llegamos a ella. Había recortado desde casa ese tramo pues suponía la ida por una pista y la vuelta por otra, alargando el recorrido.
 
En su lugar, más adelante abandonamos esa pista por la izquierda para subir por otra menos principal hacia la zona de Marmolé. El track que tenía previsto seguir me mandaba ahora hacia abajo para cruzar aquella puerta metálica que impide el paso de los vehículos, pero mucho antes vimos estas señales, ya que había que entrar en una zona propiedad del ejército y claro, antes tales advertencias, preferimos no pasar y continuar por la pista superior, que más adelante volvería a enlazarnos con el track. Con esto renunciamos a un bonito tramo de ruta, ya que se pasa por una senda por debajo de los cinglos, pero no pasa nada porque el recorrido por la parte superior también nos ofrece buenas vistas.
 


 
La pista que continuábamos era multimarca, GR + Senda local.
 

 
Bonitas imágenes del valle por el que tendríamos que haber bajado al Barranco de los Cinglos y desviarnos enseguida hacia la izquierda.
 



 
En la confluencia de la pista que llevábamos con el track previsto que subía desde el barranco, nos desviamos a la izquierda por senda, continuando con las marcas del GR.
 

 

 
Esta senda nos llevaría hasta la Fuente de la Fonfría, cuya agua hace honor a su nombre y que cuando la dejé correr un rato estaba tan fresca que me dolía la mano. Un buen punto a favor de esta zona es que todas las fuentes por las que pasamos tienen agua a pesar de la sequía. Les viene bien a las fuentes de este lugar el que todas tengan un grifo (pero barato, que si no lo roban) y no se pierda el agua sin sentido. El lugar también dispone de mesas y es también agradable para almorzar, aunque tiene menos sombra que la Fuente de la Alameda.
 



 
Al fondo el Pico del Águila.
 
 
Y en esta foto, Van Gogh se entretuvo en hacer un poco de puntillismo con el color que le sobraba en el pincel de la foto anterior.
 

 
Continuábamos siguiendo el GR-10, como lo indicaban las marcas pintadas sobre el terreno, aunque el mapa del TopoIcv se empeñara en seguir diciendo que iba por otro sitio. Los mapas a veces contienen errores, como hemos podido sufrir en nuestras carnes en varias ocasiones. Por eso es recomendable consultar varios y comparar.
 
 
Volvíamos a tener una última visión, todavía desde las alturas, del Pico del Águila al fondo y del Monte Rodeno y la Peña Escoladera en primer término. 
 







 
La bajada por esta fenomenal senda entre pinos nos llevaría hasta el fondo del barranquito, que cruzamos por estas piedras habilitadas por donde pasa el agua en ocasiones.
 

 
Y sin más llegamos de vuelta a la población de Gátova, admirando todavía desde la carretera alguna peculiar construcción que aunque pretende integrarse en el entorno, lo destroza bastante.
 

 
Una ruta sencilla pero con muchos alicientes y que ha resultado muy gratificante. Sobre todo a destacar favorablemente la presencia de las fuentes salteadas de vez en cuando. Todas con agua. Como "bebe" ser.
 
 

Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.