Páginas

sábado, 21 de mayo de 2016

2016 - GR-230 1ª parte de Cinco - Sierra d'Engarcerán A+ 841 m / 18,27 km

...






En enero de 2013, cuando estaba buscando información para planear la ruta para subir a los vértices de la Sierra de Esparraguera y Engarcerán: el Espaneguera y Saragossa, vi que en el Mapa de El Tossal Cartografíes había pintado un GR. Me llamó la atención y dibujé un track sobre el mismo, que después afiné con la ortofoto.

En aquel entonces le comenté a Manuel Carlos que en alguna ocasión podríamos hacerlo dividiéndolo en varias partes, ya que la distancia es de 70 km, pero como es circular y hace muchas revueltas, se podría intentar sacar rutas circulares que al final lo completaran y más que nada, el GR nos serviría como excusa para patear bien esa magnífica Sierra.

Se trata del GR-230. He visto en wikiloc que alguien subió un track que dice “prehomologacion”, pero sólo traza la silueta a grandes rasgos. Sé que existen algunas paletas de GR colocadas pero no sabía si estaría todo marcado. Ahí estaba el quid de la cuestión. Pasaríamos sobre su recorrido teórico estuviera marcado con pinturas o no.

Tras trabajar el mapa conseguí que salieran 5 rutas con una distancia y desnivel aceptables. Para hacer las cinco rutas circulares en algún punto he tenido que improvisar la “cuadratura del círculo” y habrá algún tramo de investigación a parte del GR teórico en sí mismo, pero trataremos que sea lo menos gravoso posible.


Para esta primera parte saldríamos desde la población de Els Ibarsos siguiendo el PRCV-348, subiendo en primer lugar al Tossal de la Cova y seguiríamos hasta el Mas d’en Coll donde nos uniríamos a una pista. Iríamos hasta el Mas de Regalleros, donde abandonaríamos la pista por la izquierda y subiríamos a la zona de La Mansa, el Pou de Victor y, cuando llegáramos al Pou del Galliner, tomaríamos una vieja senda para unir con el regreso, que nos llevaría a un collado entre la Roca de la Tomatera y la Roca de Sobro. Bajaríamos hasta el Pou del Surdo y uniríamos con el GR y PRCV-348 que nos llevarían a media altura bajo el Tossal de la Roca Parda y el Coll del Mas d’en Vent y por el barranco del mismo nombre volveríamos a la población y a los coches.

Aquí podéis ver el video de la Simulación de Vuelo sobre el track que he preparado para que os hagáis una idea fiel de la ruta:



A la cita acudieron Pili, Ana, Manuel Carlos y un servidor, dispuestos a disfrutar de esta estupenda mañana de mayo recorriendo la primera de las 5 partes en que he dividido este sendero de largo recorrido. El objetivo no era hacer una machada como el recorrerlo entero en una jornada. Ya no estamos para eso y además habría que hacerlo a bastante velocidad y con las paradas muy justitas para conseguir hacerlo en esas 18 horas que marca el panel. Ni nos lo planteamos.
 
Para esta primera parte me salían en un primer intento 23 km, pero lo refiné aún más dejándolo en 18 km.
 
Aparcamos al lado mismo del cartel explicativo, que se encuentra nada más entrar a la población de Els IBarsos, en una carreterilla a la derecha, donde están los contenedores del ecoparque y hay mucho sitio para aparcar en batería. Al otro lado de la carretera se encuentra una plaza enorme del pueblo, que en su centro tiene una fuente con agua.
 
 
Comenzamos a caminar directos hacia la Sierra.
 
 
Enseguida vimos los paneles del GR con profusión de indicaciones. En el 2013 ya habíamos visto alguna paleta pero esto se presentaba bien, ya que nuestro deseo era que al menos estuviera todo el recorrido pintado y así tendríamos que improvisar menos.
 
 
En esta primera parte coincidíamos un tramo con el recorrido del PRCV- 348.
 
 
La pista nos dejó poco respiro ya que enseguida las señales nos desviaron por una senda en ascenso que nos permitiría una buena visión de la población de Els Ibarsos, de donde habíamos partido.
 
 
 
 



 
Esta preciosa senda nos subiría por la zona de L'Escaleta entre fragancias de tomillo, romero y ajedrea. 
 
 
 
Más postes indicativos ¡Bien! Nos dirigíamos ahora al Mas d'en Coll adonde se indicaba con el dibujo de una cámara que habría buenas vistas.
 
  
 
 
A lo lejos veíamos lo que debería ser el Mas d'en Coll.
 




 
 
El GR nos metió por un antiguo azagador. Entre lo verde que estaba todo y la brisilla fresca que nos sopló durante toda la mañana, caminar por allí era un verdadero lujo.
 
 
 
A su lado vimos este antiguo pozo, el Pou del Carreró, con esas rocas vaciadas a golpe de cincel que en la antigüedad seguro que tendrían su utilidad. 
 


 
 
Últimos metros para llegar al Mas d'en Coll. Al pasar bajo esa higuera vimos una pequeña serpiente que nos preguntó por Ángela.
 


 
 
 
Bonito el grupito de casas que componen el Mas. Hay un abrevadero con un grifo que supongo que tendrá agua ( no se nos ocurrió abrirlo) y una casa recién restaurada. Como el día estaba brumoso en la lejanía no nos llamaron mucho la atención las vistas, pero seguro que en un día totalmente despejado valen la pena.



 
 
Continuamos y cuando pasamos el Mas de Regalleros y antes de bajar al barranquito, donde haría menos brisa, buscamos un buen lugar para almorzar.
 
 
 
Después de la gratificante pausa continuamos. Hay que estar atentos en este punto a la continuación del GR, pues se sale de la pista por la derecha en un comienzo no muy evidente. Este tramo de bajada está un poco disgregado y hay que tener cuidado para no resbalar.
 
 
Cruzado el barranquito, el GR seguiría por otra maravillosa senda paralela al pequeño valle.



 
 
 
A nuestra izquierda veíamos el collado por donde creía que teníamos que pasar a la otra parte de las montañas, pero el camino nos demostró que no era por allí, sino un poco más adelante.
 
 
 
 
 
 
 
En esta zona el GR con sus marcas comenzó a desviarse tangencialmente a la izquierda del track que teníamos previsto y que seguía lo pintado en el mapa, pero como estaban las marcas lo fuimos siguiendo en la bajada.
 
 
 
 


 
 
 
Llegó un punto en que nosotros debíamos dejar que el GR siguiera su curso por la derecha y nosotros desviarnos a la izquierda para completar el círculo de esta primera parte en que lo habíamos dividido.
 
El objetivo era hacerlo por el lugar más corto y aprovechando el terreno. Para ello buscaríamos el trazado de una antigua pista que había pintada en el mapa. Tuvimos que hacer una pequeña trocha al salirnos de las sendas y subir algunas terrazas de campos abandonados pero no supuso ningún problema el encontrar la pista un poco más allá de la Barraca del Regallero.
 
 



 
 
Barraca del Regallero.
 
 
Antigua pista.
 
 
 
 

 
 
La pista nos cambió de vertiente y la trocha se me hizo corta. No porque quisiera más, sino porque cuando estás planeando con los mapas, hay veces que te imaginas cómo será la realidad y después es de otra manera muy distinta. Ése es uno de los alicientes de las rutas, el comprobar cómo será en realidad lo que te has imaginado.
 
 
 
Comenzamos el descenso por la frondosa y fresca pista viendo a lo lejos la Sierra de Esparraguera, donde Manuel Carlos y yo hicimos una ruta integral que la recorría entera, descubriendo unas fajas preciosas que se salen de la ruta normal y creo que ha sido donde hemos visto más de cerca una colonia de buitres (aparte de en los Bancos y en la política). Podéis verla pinchando aquí.
 
 
La pista nos llevaba al Mas de la Tomatera y como lo había visto muy poblado, parecía que la pista pasaba por dentro y se escuchaban perros, ya desde casa había trazado el track para bajar entre las terrazas de los campos y evitarlo. Lo hicimos sin problemas buscando los lugares por donde se podía bajar mejor, aunque menos cómodo que por la pista, claro. Supongo que se puede bajar por la pista sin problemas si alguien quiere ir por allí.  



 
Llegamos a la pista y continuamos por ella en descenso hacia el Mas d'Agut, un conjunto de Masías restauradas con muy buena pinta. La pista se desvía hacia la izquierda antes de llegar.
 
 


 
 
Queríamos comprobar si las dos fuentes por las que tendríamos que pasar ahora tenían agua, que siempre es un aliciente, pero antes vimos la indicación hacia un árbol monumental, un enebro centenario.
 
 
 
Lo visitamos y nos lo esperábamos más grande, la verdad, y el entorno en el que está desmerece bastante y no está nada cuidado.
 


 
Seguimos a continuación por una pista en bastante ascenso hacia las dos fuentes, la dels Fontanals y la del Mas d'en Vent. Por el camino vimos esta especie de higos "chungos" de un color berenjena no habitual.
 
El track nos llevaba hacia el grupillo de construcciones llamado Les Eretes. No tiene mucho atractivo y se puede obviar subiendo antes por la pista de la derecha para continuar con el GR.
 
 
 
Ahora pasaríamos por otra parte bonita del recorrido. Iríamos a media altura por una estrecha senda que circula debajo del Tossal de la Roca Parda con el Barranc dels Fontals a nuestra derecha.
 
 
El Tossal de la Roca Parda ahí arriba.
 
 

 
 Muy bonito este tramo.
 
Vista hacia atrás. Casi no se aprecia la senda por la que hemos pasado.
 
 
Una pena que, como siempre, lo que cuesta tanto esfuerzo no se mantenga. Fueron varios postes indicativos los que vimos caídos, como éste en la Font dels Fontanals. La fuente se encuentra seca o al menos sin agua a la vista. Se ve una manguera de plástico por la que igual canalizan todo su caudal.
 
 

Continuamos disfrutando del recorrido frondoso por esta parte, donde la sombra y la brisilla fresca hacían que caminar por aquí fuera una gozada.
 
 
 
El siguiente objetivo era la Font del Mas d'en Vent.
 
  
 
Ya teníamos a la vista el Mas d'en Vent allá abajo, que en su día tuvo que ser un lugar muy agradable. Un lugar solitario pero con encanto.



 
 
 
El GR lo cruza por su antigua era y lo bordea hacia la izquierda, continuando en descenso.
 
 
 
 
 
Seguimos descendiendo y llegamos a la Font del Mas d'en Vent. Tampoco tiene agua corriente. Aquí sí que hay agua en el pozo pero como está estancada pasamos también de largo.
 
 
 
Ya sólo nos quedaba seguir descendiendo agradablemente por estas sendas floridas hasta llegar a la carretera y después desviarnos por otra carreterilla lateral que, entre campos de almendros, evita la carretera principal y que nos llevaría a la plaza donde nos refrescamos, ahora sí, en su fuente.
 
 


 
 
 
Fuimos a por los coches y nos dispusimos a comer en los bancos de la Ermita, dando por finalizada esta primera ruta de cinco y que visto lo visto ya tenemos ganas de continuar, pues esta zona seguro que nos reporta muchas satisfacciones.
No fijaros en el desnivel acumulado que sale en la gráfica. Últimamente el perfils no me saca bien ese dato. El bueno figura en la cabecera de la ruta.
 


Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.