Páginas

sábado, 4 de febrero de 2017

0208 - Vértices Geodésicos C.V.: Cerro las Cabras (802 m) / A+ 586 m / 14,06 km

...




 

Este sábado la ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 208 en altura de la Comunidad Valenciana, Cerro las Cabras, con 802 m de altitud, situado en el Término Municipal de Andilla, Valencia.

Para llegar al punto de inicio seguiríamos la CV-35 hacia Ademuz. Pasaríamos Casinos y más tarde nos saldríamos por la CV-395 hacia el Villar del Arzobispo. Empalmaríamos con la CV-345 que nos llevaría por la parte Este de El Villar. Después la CV-341 hacia Oset – Andilla, y nada más pasar el Barranco del Salobrar aparcaríamos en una pista que sale a la izquierda.



Comenzaríamos caminando por la Cañada Real de Aragón y nos saldríamos por la izquierda para llegar al Corral de Mosén. Desde ahí iniciaríamos una subida por senda hasta el Vértice Cerro las Cabras. Bajaríamos por otra y después subiríamos una loma y la bajaríamos sin sendero definido. Enlazaríamos con una pista y pasaríamos por el Corral de Faustino y tomaríamos dirección a los coches por la bonita senda del Barranco del Cerro de las Cabras, que nos volvería a llevar al Barranco de Salobrar y a los coches.

Para poder hacer este recorrido tendríamos que hacer unos cuantos tramos campo a través ya que desde el aire ni en los mapas se apreciaban sendas que pudiéramos aprovechar.
En un día con bastante viento pero sin frío acudieron a la cita: Mari, Pili, Mª Jesús, Ana, Jose, Manel, Gala, Manuel Carlos y un servidor.

Volvimos desde la pista a la carretera para meternos por la senda del Barranco de Salobrar, que comparte recorrido muchas veces por el "normalmente" seco cauce. Pero con todo lo que ha llovido últimamente, no pasaba agua por aquí desde tiempos de los romanos y el cauce estaba lleno de una buena capa de arena fina de sedimentos.
 
 
Empalmamos con la carretera y más tarde nos desviamos por la izquierda para dirigirnos hacia el Corral de Mosén.
 
 Al llegar al corral nos pasamos el desvío que deberíamos haber cogido por la izquierda y que nos hubiera llevado por senda hacia arriba y llegamos a una propiedad vallada que bordeamos por la izquierda y nos dirigimos hacia la montaña con la intención de recuperar la senda.
Ante nosotros aparecía una bonita canal que aparentaba ser fácil  y fuimos subiendo hacia ella sin senda, pero se progresaba muy bien.
 
 
  

  
 Ya cerca de el inicio de la canal vimos que el track que teníamos previsto circulaba por encima de las rocas de la derecha y no pasaba por su interior. Además en su parte superior parecía enmarañarse con bastante ramaje, por lo que optamos por ir subiendo por las rocas de la izquierda para unirnos con la senda que marcaba el track.
 
 


Enlazamos con la senda y la seguimos. Nos llevaría por el interior de un precioso y frondoso barranco entre pinos jóvenes.







La población de El Villar del Arzobispo allá al fondo.
La senda nos iría subiendo hacia el cordal de la pequeña sierra y nos regaló muy buenas vistas de todo el entorno.


Hasta llevarnos al mismo vértice. Sesión de fotos y unos metros más allá vimos un buen lugar para almorzar que estaba protegido del viento.
 



Continuamos la senda que nos bajaría por otra bonita pinada.
 


Llegamos a una pista que continuamos por la diestra. Cada vez menos pisada hasta convertirse en senda y más tarde perderse totalmente. Continuamos, persistentes, en la dirección que nos marcaba el track que había confeccionado para subir buscando el mejor paso hacia la cima de la siguiente loma que teníamos prevista.

Muy buenas vistas desde esos miradores naturales.
 
 
Y como todo lo que sube, baja, continuamos ahora descendiendo como el nombre del cerro que acabábamos de visitar... como cabras.
Una divertida trocha hasta llegar abajo.

 
Llegamos a la pista y la seguimos por la izquierda. Más adelante bordeamos un gran campo de almendros y enlazamos con otra pista hacia la derecha para llegar al Corral de Faustino.

 


Pasado el corral, nos salimos de la pista para comenzar el regreso. Enfilamos por la izquierda haciendo otro tramo de sencillo campo a través para enlazar con la siguiente pista y continuamos combinando pistas y sendas hasta salirnos otra vez campo a través para alcanzar la siguiente pista.
Aquí, en el track tenía previsto continuar la pista por la derecha y después girar hacia la izquierda, pero como a algunos se les echaba el tiempo encima, decidimos acortar siguiendo la curva de nivel y nos lanzamos recto para ahorrarnos un tramo. Bueno, más divertido.
 
La pista nos llevó a la maravillosa senda que discurre por el Barranco del Cerro las Cabras. Mostrándonos unas grandes paredes verticales por su izquierda.
 














Llegamos de nuevo al Barranco del Salobrar, cubierto de arenilla sedimentaria por la gran cantidad de arrastre que debe haber producido el agua en estas últimas fechas y continuamos caminando por su interior. Parecía que las aventurillas ya habían acabado por hoy, pero...
 


Primer pequeño obstáculo a superar. Un salto de agua en el que las rocas estaban muy pulidas y resbaladizas. También se podía superar por unas losas inclinadas que había más a la derecha.


Y momentos después nos vimos con la sorpresa de tener que superar otro salto, ahora más importante y más alto. Por el centro, lugar por donde caería el agua en su caso, era muy difícil y nos hubiera costado bastante esfuerzo ayudándonos unos a otros. En principio lo descartamos por su complejidad.
 Por la izquierda una muralla de rocas también lo hacían imposible, pero Jose se fue hacia la derecha y vimos que por allí podríamos superarlo.

 
Aquí ayudándonos en algún punto...
 
 
Disfrutando...
 
 
Abajo, esperando turno...
 
 
Y bajando por la otra parte del obstáculo. 
 
Ahora ya sí, sólo quedaba caminar por el curioso lecho del barranquito hasta llegar a la carretera y a los coches.




Una montaña aislada en medio de los campos de cultivo, con un vértice que hacer y que en principio parecía de compromiso pero a la que le hemos sacado mucho partido. Las sendas son una maravilla. Las trochas han sido fáciles de hacer y sin problemas y hay varios resaltes rocosos que forman miradores  naturales que ofrecen muy buenas vistas. El track tiene forma de perrito con la boca abierta  como si estuviera dedicado a Gala, la perra de Manel que nos acompañó y que no se separa nunca de su amo.
Una ruta que hemos disfrutado, entretenida, con vistas y muy agradecida.
 


 Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.