Páginas

sábado, 27 de octubre de 2012

0079 - Vértices Geodésicos C.V.: Caroig (1126 m) / A+ 771 m / 19,67 km

...
"No me cambie camino por vereda, compay"





 
 
Este sábado la ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 79 en altura de la Comunidad Valenciana, Caroig, Caroche o Caroch, con 1126 m de altitud, situado en el Término Municipal de Teresa de Cofrentes, Valencia.

Según escribía el amigo Simón (aquél que corre por las sendas), que subió a este pico en una ruta prácticamente lineal, aderezada con los bonitos promontorios de roca en forma de champiñones, que veíamos cuando pasamos por la zona haciendo el GR-7, lo más complicado de la ruta que hizo él  era llegar al punto de inicio elegido. Como saldríamos desde el mismo sitio, tomé en cuenta sus indicaciones y preparé un track para la aproximación y que no tuviéramos problemas (lo dejo abajo también). 


Nosotros haríamos esta ruta circular y en el sentido de las agujas del reloj. Saldríamos desde la Casa del Portillo y afrontaríamos de entrada una fuerte subida por el cortafuegos hasta llegar a la pista. La seguiríamos hasta llegar al depósito de agua y la fuente que están en el Collado de Caroig y siguiendo por la pista llegaríamos hasta el vértice. 

Tras deleitarnos con las vistas iniciaríamos el descenso. Acortaríamos un bucle de la pista haciendo un pequeño destrepe, más divertido, pero que se puede evitar continuando por la pista. Más tarde llegaríamos a otro punto aventurero en que nos saldríamos de la pista para buscar una vieja senda teórica, ya que figura en el mapa topográfico pero no tengo más referencias, que nos dejaría en las ruinas de la Casa de las Pascualas. Continuaríamos por otra teórica senda hasta abocar en una pista que, a media ladera, nos llevaría de vuelta hasta la parte alta del cortafuegos que subimos al inicio y bajándolo estaríamos en los coches.

Aquí podéis ver el Vídeo de simulación de Vuelo en 3D sobre el track que preparé para que os hagáis una idea fiel del recorrido. En esta ocasión no tuvimos más remedio que hacer caso a lo que nos decía Celia, y no cambiar el camino por la vereda o la senda, pero no porque quisiéramos, sino porque en este terreno tan agreste no es fácil ir por sendas, ya que o no existen o no están identificadas. Y aún así, cuando Celia se distraía cantando, hicimos alguna de las nuestras e intentamos seguir un par de ellas olvidadas:


A la cita acudieron Mari y Jose, Karmen, Kiquet, Juan Carlos, Toni y un servidor. Con la intención de comenzar la ruta de día, puse la hora de quedada un poco más tarde de lo habitual. La llegada al punto de inicio se nos retrasó un poco y comenzamos a caminar cerca de de las 8:30.

La mañana era fresca y, aunque no estaba previsto que lloviera, se veían algunas nubes amenazadoras. Desde la Casa del Portillo cogimos el cortafuegos, donde hay un PR marcado e iniciamos esta ascensión que se prolongaría casi durante 7 kilómetros.


Desde el principio y conforme amanecía vimos que, aparte de los paisajes a nivel de tierra, hoy disfrutaríamos con la evolución de las nubes de distintos tonos y profundidades.







Llegamos al final del cortafuegos, cuando se cruza con el Camino de Teresa a Bicorp y seguimos éste por la izquierda, una pista en muy buenas condiciones.






Al salir de una curva ya vimos asomar la punta del Pico del Caroig, semioculto entre las brumas matinales.


Pasamos por dos balsas para ayuda en los incendios. La primera es ésta, situada en un punto llamado Los tres mojones.


Y siguiendo por la pista llegamos al Collado del Caroig y a la otra balsa, en la que también hay un refugio y una fuente un poco más arriba de la que mana un agua muy fresca.



Seguimos por la pista, ahora con más pendiente en este último tramo, adentrándonos en las nieblas que rodeaban la cima, pero que conforme nos íbamos aproximando se iban diluyendo hasta que desaparecieron. Agradacemos desde aquí al viento ese detalle, ya que nos permitió de esta manera poder disfrutar de las estupendas vistas.










¡Cómo no! Acortamos una lazada de la pista campo a través y llegamos a la Caseta Forestal y al vértice del Caroig.







Este vértice está puesto con orgullo, como dominando todo lo que se ve desde aquí en todas direcciones y la sensación de profundidad y extensión del horizonte que se tiene es una maravilla. Es uno de los vértices que demuestra que no por estar más altos, las vistas y las sensaciones que se tienen van a ser mejores, sino que todo depende del lugar del emplazamiento y el terreno que se tenga alrededor. Los hay situados a 400 m de altura y se disfruta desde ellos más que desde otros que superan los 1500 m.




Hicimos en este lugar la merecida parada para el merecido almuerzo y a continuación bajamos a la pista. Para ahorrar otro gran rodeo nos salimos de élla por la izquierda y bajamos por un barranquito haciendo un pequeño destrepe sin dificultad y que se puede evitar continuando por donde íbamos antes.





Abocamos a la pista de nuevo y vimos allá en el horizonte los champiñones de Simón, por los que él anduvo cuando estuvo por estos lugares.


Nosotros continuamos con lo nuestro, ahora en descenso, disfrutando de alguna que otra broma y con las hipnóticas visiones de las nubes.






Tras pasar al lado de una buena formación de colmenas apareció ante nosotros una vertiente del Caroig que no habíamos visto hasta ahora y que pensamos que es la mejor, con esos acantilados a distintas alturas provocados por las fallas del terreno.


Nos salimos de la pista por la izquierda, siguiendo ahora la senda que figuraba en el mapa. En la realidad hay ratos en que se intuye, pero se trató de ir guiándose para la dirección por el track que habíamos marcado en el GPS y buscando el mejor paso. No estuvo complicado hasta que topamos con una barrera de carrascas de un metro de ancho que frenaban nuestro avance. Las pasamos por donde mejor vimos y cuando estábamos casi abajo fuimos hacia la derecha para seguir el track aunque, como vio Jose y comprobamos después, hubiera sido más sencillo continuar un poco más por la izquierda y bajar por allí.





Llegamos a nuestro siguiente punto de referencia, la Casa de Las Pascualas que, por sus dimensiones debió disfrutar de una buena actividad en sus tiempos.




Seguimos un tramo ahora por pista por los límites de los campos, con el Caroig situado frente a nosotros y mostrándonos allá en lo alto la caseta forestal y el vértice ¿Es o no es una de las mejores vistas de este pico?



Al llegar al final de los campos nos fuimos hacia arriba. Podíamos haber continuado cómodamente por una pista inferior, a la que abocaríamos después, pero se trataba en este punto de seguir el rastro de la senda teórica que figuraba en el mapa.

Como siempre en estos casos, seguimos por unos tramos claros en ocasiones, por otros intuibles en algunas, y a la trocha porque se perdía todo rastro en otras.


Estas pasadas lluvias eran muy necesitadas por el terreno que se nos mostraba ahora húmedo y muy agradable de caminar, con hongos y setas de todas clases, formas y colores que nos salían al paso.


Siguiendo un barranquito llegamos a la pista. De vez en cuando mirábamos hacia atrás, despidiéndonos del Pico, que tan pronto estaba rodeado de azules como de grises y pasamos al lado de la semiderruida Casa de Bosquilla.






Llegamos a la parte de arriba del cortafuegos que habíamos subido esta mañana y al comenzar a descenderlo nuestra mirada iba tomando todavía instantáneas de los espectaculares cielos que nos habían acompañado durante toda la jornada, llegando a los coches sobre las 14:20 horas.


Una ruta en la que, a pesar de la mucha pista que tiene debido al terreno agreste en que se encuentra, nos ha dejado muy buenas impresiones. Nos ha acompañado el tiempo, con ese fresquete y la humedad del terreno, que se agradecían y el poco viento y las evoluciones de los cielos nublados que ponían la guinda. Hemos disfrutado con la aventura de los momentos de seguimiento de las antiguas sendas y con la fenomenal vista del Caroig desde esa vertiente que no conocíamos. La amplitud panorámica que se divisa desde el privilegiado emplazamiento de este vértice es para no perdérsela.




Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de aproximación al punto de inicio pulsando aquí: PABLOONCE1
Y el track de la ruta aquí: PABLOONCE2

3 comentarios:

  1. Que bueno eres, me has descrito perfectamente, hasta has encontrado la ruta que hice yo con un poco de aventura, eso que es una de las cientos que tengo por escribir, pero lo poco que escribí espero os ayude.

    Un abrazo

    Simón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Simón. Ya sabes que cuando planeas una ruta nueva se aprecia cualquier ayuda que se encuentra. Gracias.

      Eliminar
  2. Buena ruta preparaste y os salió muy bien, me la apunto para cuando vayamos pocos, pues es muy larga para mi grupo.

    Un abrazo

    Simón

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.