Páginas

sábado, 1 de febrero de 2014

0146 - Vértices Geodésicos C.V.: Peña Rubia (977 m) / A+ 402 m / 13,18 km

...






Este sábado la propuesta era una ruta sencilla para subir al Vértice Geodésico nº 146 en altura de la Comunidad Valenciana, Peña Rubia, con 977 m de altitud,  situado en el Término Municipal de Siete Aguas, Valencia.



Para llegar al punto de inicio seguiríamos la A-3 hasta la salida 306 que nos llevaría hasta Siete Aguas. Lo bordearíamos por la derecha y cogeríamos el Camino de Gestalgar, que tras 7,5 km nos dejaría en el Área Recreativa de la Fuente de la Vallesa, donde aparcaríamos los coches.


Comenzaríamos dirigiéndonos hacia el Sur siguiendo desde la misma área recreativa las señales del PRCV-360. Cuando llegáramos a la serie de lomas donde se asienta el vértice de Peña Rubia de la cuarta fila, abandonaríamos el PR para subir buscando el mejor paso hacia el cordal, por donde caminaríamos asomándonos a los acantilados en cuyas paredes hay instaladas muchas vías de escalada.




Pasaríamos por el vértice siguiendo la parte alta de la sierra y la abandonaríamos más tarde por la diestra para dirigirnos hacia el Norte por el Camino de los Carpinteros. Cuando llegáramos a la base de la Sierra del Burgal, por donde caminamos cuando hicimos la ruta para subir al vértice Santa María, enlazaríamos de nuevo con el PRCV-360 y ya lo seguiríamos hasta que nos volviera a dejar en la chopera de La Vallesa.


Aquí tenéis el vídeo de la simulación de vuelo sobre la ruta prevista que he preparado para que os hagáis una idea fiel del recorrido.



Hoy, la casualidad, la ruta corta y cercana y la hora cómoda de quedada hicieron que nos reuniéramos una buena cantidad de amigos. A la cita acudieron Almudena, Raquel, Carmen, Pili, Mari, Ana, Juan Carlos, Kiquet, Mariano, Manuel Carlos, Nolo, Jose y un servidor.

Siendo un poco más de las 8 de la mañana ya estábamos dispuestos a comenzar a caminar desde la Fuente de la Vallesa. Este lugar en verano es un oásis por la sombra y verdor que le procuran esos grandes chopos. Ya habíamos aparcado aquí cuando hicimos la ruta para subir al Vértice Santa María.





Comenzamos siguiendo las marcas del PRCV-360. Creo que antes había un poste en la misma chopera con indicaciones pero en esta ocasión no lo ví. También me parece que hay una duplicidad en cuanto a la numeración de este sendero, ya que en internet hemos visto que hay otro PRCV-360 que va de Onda a las Peñas Aragonesas.



Como siempre, tuvimos la oportunidad de ver estos cambios de luces que son los que van dando forma a la mañana.





El PR nos introdujo enseguida por una bonita senda para meternos en materia.











Íbamos directos al Barranco de la Coneja, que más tarde cruzaríamos casi sin enterarnos. Hay un momento en que el PR hace un brusco giro hacia la izquierda para bajar al barranco pero como la senda más marcada continuaba recto, un grupito decidimos continuar para ver si tenía salida. Efectivamente, más adelante hay una nueva bifurcación y, cogiendo la de la izquierda bajamos y nos reunimos con el resto del grupo.







Una vez cruzado el barranquito comenzamos a seguir una leve subida que se prolongaría durante los próximos 3 kilómetros.




La Rambla de la Vallesa y asomando tímidamente por la izquierda la población de Siete Aguas.






Esta fue la primera vez que tuvimos la visión, y de lleno, de Peña Rubia, un corte rocoso muy bonito y llamativo por sus colores anaranjados. En este lugar se asientan varias vías de escalada.


Yo tenía marcado que debíamos abandonar la comodidad del sendero en un punto donde ví más factible porque debíamos subir por encima de Peña Rubia y seguir la cresta de las lomas para así llegar al vértice, por lo que nos salimos por la diestra siguiendo rastros de paso de animales por donde veíamos más despejado. Como el monte es bajo y facilón pudimos pasar sin dificultad.





Siete Aguas al fondo y acercada con el zoom.









Llegamos a la parte de arriba de Peña Rubia y continuamos siguiendo el cordal y admirando la amplitud que nos proporcionaba la ventaja de la altura.



En la otra parte del barranco se veía el aeródromo para usos agrícolas y forestales.




Nosotros a lo nuestro, como las cabritas, subiendo de piedra en piedra.



A Mariano siempre le gusta sacar sus mapas y situarse con referencia al entorno e identificar cuáles son los montes que tiene a su alrededor.





















Al superar un repecho ya pudimos ver el vértice de Peña Rubia esperándonos en un enclave magnífico.









Desde el vértice y la cresta, las vistas son muy buenas y a pesar de la niebla y las nubes pudimos ver hacia el mar la Sierra de Corbera, más conocida por nosotros como la Cara del Indio por su perfil






Aquí estábamos en lo más alto y el viento comenzó a arreciar, por lo que rapidamente nos pusimos en marcha de nuevo.





Al resguardo de una loma que nos protegía del viento nos dispusimos a almorzar disfrutando de todo lo que habíamos traído. Como siempre, uno de los momentos más esperados de la ruta.



Nos pusimos de nuevo en marcha y vimos cómo la niebla se nos echó encima por completo. Además estaba cargada de pequeñas gotitas que el viento nos lanzaba con fuerza.






Llegó el momento de abandonar el cordal y comenzar a bajar por la diestra y la niebla fue disipándose. Bajamos en diagonal, siempre por rastros de senderillos hasta que, cuando ya estábamos próximos a la pista, cruzamos en línea recta a través del monte.



Éste es un detalle del corto tramo monte a través. Como se aprecia, el monte es muy bajo y no especialmente agresivo.


Al fondo y tocando las nubes, teníamos ahora la Sierra del Burgal, adonde nos íbamos a dirigir para continuar por su base, a la que nos acercaríamos mediante una combinación de pistas.






A nuestra izquierda podía verse un largo cortado producido por una falla del terreno que me llamó la atención por la buena pinta que tenía. La he intentado identificar en el mapa tomando como referencia nuestra posición y la del Pico Ropé al fondo y me parece que puede tratarse de la Loma del Orao, aunque en el mapa no lo puedo ver claramente.




Al fondo la Sierra del Burgal, cada vez más cerca.


Cuando llegamos a su base y tras caminar unos metros por la carretera vimos nuestra desviación a la derecha. En metal e inscrita en una piedra. Nosotros seguiríamos por la derecha, hacia la Vallesa.


Ahora caminábamos por la base de la Sierra del Burgal y habíamos retomado el PRCV-360 y me gustó que lo que en el mapa se veía como una pista, en la realidad era una senda agradable de caminar y a ratos se combinaba con firme de pista abandonada.







A lo lejos, justo en el fondo de la imagen podía verse la mancha gris que formaban los chopos en descanso del Área de la Vallesa, donde teníamos los coches.


Aquí aumentado con el zoom.


Momento de reagrupamiento mientras llegaba la serpiente multicolor.













Aún no había tocado la una cuando llegamos al área recreativa, en un día en que la meteorología parecía que nos había querido ofrecer un repaso de todas sus facetas. Nos faltó la nieve.










Una ruta cercana y sencilla que nos ha servido para llenar y bien esta mañana de sábado. Al final ha resultado entretenida y las vistas "a pesar de" o "gracias a", según se mire, han colmado nuestras expectativas.




Un saludo y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.