Páginas

sábado, 25 de junio de 2016

GR-230 - 4ª parte de cinco - Sierra de Engarcerán / A+ 471 m / 15,19 km

...



Este sábado retomaríamos la aventura del GR-230. En esta ocasión haríamos la cuarta parte de cinco en que lo hemos dividido, con otra ruta circular partiendo de la población de Serra d’Engarcerán. Seguiríamos en principio las marcas del GR hacia el Este pasando bajo el Cingle de la Mola y la Cova d’en Giner.

Continuaríamos el GR pasando por el Mas y Pou de la Venancia, el Bassot de la Bodega y el Mas de l’Apotecari, el punto más bajo de nuestra ruta.




Desde aquí sería una sucesión de toboganes con tono levemente ascendente hasta el final. Pasaríamos por la Font y Ermita de Sant Miquel, la Cova Santa, y el Toll. Caminaríamos por una senda paralela cercana al fondo del barranco que circula debajo del lugar donde almorzamos en la segunda parte. Llegaríamos a la carreterilla donde comienza la senda que ya utilizamos del Barranc del Canalet pero en esta ocasión seguiremos hacia la derecha, hacia el Molí de l’Om y llegaríamos al pueblo y a los coches.


Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track para que os hagáis una idea fiel del recorrido:


 

Para llegar al punto de inicio seguiremos la A7 hacia Castellón, después la CV-10, pasaremos La Pobla Tornesa y nos saldremos por la salida 41 (Cabanes Nord – Sant Mateu - Benlloch para tomar la CV-152. Pasaremos la población de Benlloch y por la CV-155 llegaremos a la población de Serra d’Engarcerán, donde aparcaremos en las proximidades de la parada de autobús que está entre el polideportivo y un parquecito con fuente.
 
A la cita acudimos un nutrido grupo, hasta 11 senderistas: Mari, Ángela, Ana, Nolo, Miguel Arce, Iván, Vicente, Quico, Jose, Manuel Carlos y un servidor.
 
Comenzamos siguiendo la carretera por la que habíamos venido para salir del pueblo y tomamos una pista cementada por la izquierda que nos subiría hacia las últimas casas, con una indicación de una zona de aparcamiento.
 
Esta zona de aparcamiento es la indicada para acceder a la zona de entretenimiento que hay montada en la pinada superior y de la que hablamos en la anterior crónica. Se trata de un conjunto de instalaciones con tirolina, pasarelas elevadas y hasta un puente tibetano, todo en pequeña escala, seguramente para los más jóvenes.
 
 
Salimos de las últimas casas adentrándonos en una pinada. Por la derecha nos saldría la Senda de l'Andreu, que no cogeríamos y a la izquierda podíamos ver un horno de cal muy bien conservado.
 
 
 
Tras un último repecho al pasar junto a los Cingles de la Mola, seguiríamos ahora una pista en descenso de unos 4 km. Mejor bajarla que subirla, ya que la segunda parte de la ruta, en subida, tiene un desnivel más suave.
 
  
 
Se nos ofrecían las vistas hacia el mar y el Bartolo.
 
 
 
 
Esta zona debió estar muy poblada en su tiempo, ya que se encuentra repleta de masías abandonadas un muchas de ellas de buen porte.
 
 
 
 
El discurrir por pista se hacía rápido, y encima si es en bajada. Llegamos al punto más bajo de nuestra ruta y comenzamos a remontar. Enseguida pudimos ver allá enfrente la silueta de la Ermita de Sant Miquel.
 
Un lugar que parecía un oasis y, sin duda, lo mejor de la ruta. El entorno está muy cuidado y tiene un largo banco de piedra con sombra, fuente con agua bastante fresca y un lavadero donde refrescarse en épocas de calor. Es de esos lugares agradables donde vale la pena venir  aunque sea sólo para almorzar.
 
 
 
 
 
 
Nos costó levantarnos de esas sombras tan agradables, aunque durante toda la jornada nos acompañó una brisa fresca que se agradecía. Continuamos por pista hasta llegar a la carretera, por la que anduvimos un tramo hasta salirnos por la derecha en dirección a la Cova Santa.
 
 
 
 
 
En una pequeña pinada se encuentra la entrada a la Cova Santa. Es una cueva de bastante profundidad y con varias salas pero estaba cerrada con una puerta de reja con llave y no pudimos entrar.
 
 
 
 
 
Continuamos a media altura acercándonos cada vez más al lecho del barranquito, hasta enlazar con él y cruzarlo a la altura de El Toll y un antiguo molino que aún conserva  su estructura.
 
 
 
 
  
 
 
Al cruzarlo hay un pozo con su cubo y corriola y un abrevadero, en pleno uso, como pudimos comprobar, pues se nos cruzó un buen rebaño de ovejas justo en esa zona.
 
 
 
 
 
 
 
Continuamos ahora por pista asfaltada, teniendo de vez en cuando la vista de la población enfrente. En este punto hay que estar atentos, pues con la placidez del caminar por la pista se nos puede pasar el desvío que hay que tomar a la izquierda para seguir una senda inferior que circula por el barranquito. De hecho unos cuantos miembros del grupo que iban bastante adelantados no vieron las marcas y siguieron recto, no pudiendo avisarles ya que cuando llegamos no estaban a la vista. Y en nuestro grupo menos mal que Jose se dio cuenta al mirar el gps. Ellos siguieron por la carretera hasta el pueblo y el resto continuamos las señales del GR por el barranquito para entrar al pueblo por el lugar por donde lo hicimos en la anterior crónica.
 
 
 
 
 
En estas semanas nos estamos dedicando a seguir este GR dividiéndolo en partes más llevaderas y seguir un GR es lo que tiene. No traza uno la ruta eligiendo por dónde pasar sino que se intenta seguir las marcar y ver por dónde nos llevan. Esta parte puede que sea la que menos alicientes tenga de las cinco, ya que la mayor parte del recorrido es por pista, a diferencia de las anteriores, donde predominaba la senda. Lo mejor de esta jornada, sin duda, ha sido el agradable lugar donde está enclavada la Ermita de Sant Miquel y la presencia de la fuente con agua fresca en estos tiempos de sequía.
 


Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.