Páginas

sábado, 8 de octubre de 2011

0040 - Vértices Geodésicos C.V.: Hontanar (1272 m) A+ 576 m / 22,6 km

...
"Stay hungry, stay foolish"
("Seguid hambrientos, seguid alocados")

Esta semana ha fallecido Steve Jobs, el alma de la empresa Apple, creador y promotor del primer ordenador personal, de los Mac, iPhone, iPod, iTablet, de la empresa de películas por ordenador Pixar, incluso de algo tan cotidiano como lo es hoy el ratón que tenemos en el PC en lugar de seguir utilizando la línea de comandos y todo ello fue fruto de su mente visionaria, su constancia, inconformismo y rebeldía.

Se ha ido otro Walt Disney, pero esta vez de la tecnología y como recuerdo he querido titular esta crónica con la frase con la que finalizaba Steve Jobs su famoso discurso ante los alumnos de Stanford en 2005 y del que puse el video en la crónica del vértice nº 36, Altos. De alguna manera, nosotros también estamos un poco alocados y hambrientos... sobre todo cuando se acerca la hora del almuerzo. Podéis ver el video de aquella entrada pinchando aquí.


Este sábado la ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 40 en altura de la Comunidad Valenciana, el Hontanar, con 1272 m de altitud, situado en el Término Municipal de Alpuente, Valencia.

Haríamos la ruta en sentido contrario a las agujas del reloj. Saldríamos desde la población de Baldovar y enseguida nos dirigiríamos hacia el Norte para dar la vuelta a media ladera a una Sierra que tiene en ambos extremos dos alturas importantes: La Moratilla (1409 m) y Cerro Negro (1352). Subiríamos a la Sierra de al lado bordeando el cerro de La Pacheca y llegaríamos al Vértice de El Hontanar (km 15). Iniciaríamos desde aquí la bajada en pronunciado descenso por el cortafuegos hasta enlazar con el GR-37 (km 17) y llegaríamos al lavadero de Baldovar (km 20).

A la cita acudieron: Mari y Jose, Kiquet, Paco Javi, Miguel, Carmen_K, Manuel Carlos y un servidor y a las 7:15, con nocturnidad y alevosía, ya estábamos andando. Nos recibieron los primeros fríos de la temporada, ya que la temperatura era de 9 grados y nos hizo quitar la naftalina de los polares y chaquetas.




Salimos del pueblo siguiendo una pista que nos encaminaría hacia la sierra que sería nuestro primer objetivo.


Nos amaneció de camino y la ligera y constante subidita hizo que nos fuéramos quitando capas.



La repoblación de pinos de esta zona está surtiendo sus efectos.



Aquí ya estábamos llegando al morro de la sierra, una elevación (1364 m) al lado de La Moratilla (1409 m) y nos encontramos con una ancha pista de nueva creación que parecía una autovía. Suponemos que habrá sido creada para instalar molinos eólicos en lo alto de la sierra. La erosión daba lugar a curiosas formas.



Cuando giramos el extremo norte de la sierra apareció ante nosotros otra curiosa figura, la de la estampa del asiento del Castillo del Pobo, una muela situada en una montaña de 1472 m de altura y que ya nos llamó la atención cuando la vimos realizando la ascensión al Erilla.



Ahora teníamos que seguir una pista abandonada que circulaba a media altura de la montaña. Cuando planifiqué esta ruta un mes atrás, pensaba que la pinada nos protegería del sol pero en esta ocasión nos ofreció el resguardo del viento. Fuimos testigos del avance de la naturaleza hacia los colores otoñales.





Caminamos por la agradable pista abandonada hasta que empezamos a bordear el Cerro Negro. Cuando comenzamos a girar ya vimos el sol, que hasta ahora nos ocultaba la montaña y en un claro en medio mismo de la pista, nos detuvimos a almorzar, que el personal ya venía más hambriento que el ratoncito huérfano del siguiente video.


Desde donde estábamos podíamos ver nuestro siguiente destino. Teníamos ante nosotros la siguiente sierra. Bajaríamos un poco para seguir por una pista que la bordearía por la izquierda y, por detrás, subiríamos a la tercera loma, que es donde se encontraba el vértice.


Al poco de comenzar el descenso nos encontramos con esta curiosa formación. Un estrato de arena blanca que contrastaba mucho con lo rojizo del entorno y donde nos hicimos fotos como si de una lengua de glaciar se tratara.





Cuando comenzamos a subir vimos desde lejos la falda de la montaña por dónde habíamos pasado antes y comprobamos que la blanca formación no era única ya que se veían unas cuantas más en la ladera.



Cogimos altura y bordeando la primera loma, La Pacheca, pudimos contemplar buenas vistas de los alrededores.






El track que yo había previsto seguía una pista hasta un punto en que la dejábamos y subíamos a la trocha hacia el vértice por el sitio donde había menos desnivel. Como para llegar a él había que dar un poco de vuelta, primero Kiquet, acompañado de Carmen_K, Mari y Jose, nos abandonaron y subieron a la trocha directamente. Más tarde también lo hizo Paco Javi, buscando su particular camino. Nosotros intentamos seguir lo previsto y al llegar a una alta antena giramos campo a través a la derecha y en cómodo ascenso llegamos al vértice, donde estaban esperándonos.


Hice una toma de video de 360 grados y nos deleitamos con las vistas panorámicas que teníamos gracias al día claro, luminoso y brillante con el que habíamos sido afortunados.







Volvimos a los alrededores de la antena y comenzamos el descenso, en principio de manera lateral por un antiguo cortafuegos.



Llegamos a una especie de mirador del que partía una pequeña pista por la derecha. Mi idea original era bajar en ese punto por el empinado tramo del cortafuegos que se ve en la segunda imagen y que, en 400 metros, nos dejaría en la pista inferior. En lugar de ello decidimos aceptar la tentación que nos ofrecía la pistita, lo que alargó nuestro trayecto en una media hora más y que en largas lazadas nos fue bajando. Llegados a un punto nos salimos de ella y enlazamos con un agradable PR que seguimos por la izquierda. Más tarde enlazamos con el track previsto y el sendero se convirtió en pista llevándonos de regreso a la población de Baldovar, donde teníamos los coches.





Llegamos a las 13:06 y nos dispusimos a refrescarnos y tomar nuestro habitual baño de pies. El lavadero estaba en reformas pero pudimos hacerlo en el abrevadero que hay junto a la fuente, al lado mismo de aquél.





Nos tomamos la cervecita de rigor que portábamos en la neverita y emprendimos el regreso tras haber realizado otra de nuestras rutas, de las que cada una nos ofrece algo nuevo.



Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.