Páginas

lunes, 25 de abril de 2011

Sueras (Fuente de Castro-Mas de la Campana-Senda Solano de Jinquer-Nevera de Cuatro Caminos-Pinar Negro-Fuente de Castro

.
"El jardín espadánico"

Este lunes era festivo y el domingo por la noche estuve pensando hacer el día siguiente una ruta sencilla pero que me metiera en la montaña. Trasteando, visité el blog de Casiaventurilla que siempre tiene cosas interesantes y estuve leyendo la crónica de su última salida. Se trataba de una salida que había hecho conjunta con Simón (Corresendas) y Toni Martín de Villareal (¿qué estarán tramando estos tres grandes pastores?) y mientras leía cada vez me apetecía más hacerla. Dicho y hecho, me descargué los tracks y los mapas y me preparé la mochila.

En el blog de Casiaventurilla tenéis el track de la ruta que hicieron ellos y hasta el de aproximación. Hay que llegar a Sueras y, yendo por la carretera que bordea el pueblo por la derecha, casi cuando lo pasamos hay que subir por una carreterita a la izquierda que nos llevará al Área recreativa de Font de Castro, lugar de inicio de la ruta.

Al llegar aquí todo está en flor, todo está verde, de un verde explosivo, de un verde reciente, joven, mojado, que satura las retinas. Es un verde nuevo, de vida que renace y que se renueva y al rodearte de él te renuevas en parte tú también... (ya me salió la vena lírica).











En el Área recreativa hay mesas de merendero y paellero y en la fuente me pareció contar hasta 16 caños. La ruta comienza por una pista que discurre por la parte superior de la fuente, hacia la izquierda si la miramos de frente.







Más adelante hay que desviarse a la izquierda al ver un poste que indica que la Fuente del Avellaner está a 2 minutos. Se sigue la senda.



Nos acompañan las marcas de unos puntos verdes y llegamos al cruce de un pequeño arroyo. Aquí es fácil confundirse, ya que veremos una marca verde en una piedra y en el tronco de un pino un poco más arriba y la claridad de la senda incita a seguirla. Esta senda después se difumina en varias muy difusas. En lugar de ello, desde el cruce del riachuelo hay que seguir el origen del curso del agua por el estrecho barranquito. La lluvia de estos días hace que haya agua corriendo por todas partes y es una delicia.









Se sube por una senda hasta llegar a una pista en la que veremos el Mas de la Campana, con una gran idem en su exterior. Veremos aquí un poste con señales del GR-36.



Seguimos la pista en ascenso y al poco veremos a la derecha una estrecha senda en fuerte pendiente. A partir de aquí nos acompañarán unas marcas blancas. La senda nos sube en agradables zetas hasta lo alto de la loma y caminamos un bonito tramo por la divisoria, que nos ofrece buenas vistas.





Más tarde nos desviamos a la izquierda descendiendo "laderalmente" hacia la derecha y veremos en el valle la parte superior de las ruinas del castillo de Jinquer.




Enlazaremos con una pista en la que hay una pequeña charca de cemento. Seguimos por la derecha y más tarde veremos una balsa con una fuente de la que cae un buen chorro.





Continuamos por la pista y en la siguiente bifurcación tomamos la pista de la derecha que nos llevará a un cruce de caminos, teniendo en frente unos campos de cerezos. Tomamos la pista de la derecha y después de un tramo veremos la Nevera de Cuatro Caminos. Esta nevera ha sido recientemente restaurada y le han limpiado demasiado el monte alrededor y aunque ahora está “nueva”, ha perdido el encanto que tenía cuando la vi hace dos años, escondida entre el verdor del monte y con una gran hiedra que se enredaba en su arco central.




Volvemos a la pista y siguiendo nuestro anterior curso tendemos enfrente una pequeña senda que nos baja a una pista donde tendremos que seguir por la derecha.

Más tarde la senda nos introduce en un entorno casi mágico, con los altos pinos, retorcidos alcornoques y las sendas mullidas de pinocha.














Es curioso que cuando llega el otoño vamos todos con nuestra cámara en ristre buscando los paisajes más propicios para captar los cambios de color, pero no menos bella es la estampa de la primavera en los primeros días en que todo está florido, el aire pleno de olores y los nuevos verdes recién pintados (aunque los olores no los podamos fotografiar). Aquella es la sinfonía del ocaso y tiene algo de melancólico... ésta, la de la renovación, donde todo es fresco y vivaz.







Tras una larga bajada siguiendo las señales del GR, llegaremos a una pista y un poco más adelante veremos el desvío que tomamos al inicio de la ruta hacia la Fuente del Avellaner. Nosotros seguiremos recto repitiendo este tramo y llegaremos al Área recreativa. Aquí hubieran hecho falta 15 senderistas más para tomar una bonita foto con cada uno en un chorro. Queda pendiente para una próxima ocasión.





Una ruta sencilla para disfrutar caminando entre unos parajes frondosos, rodeados de naturaleza en todo su apogeo y con unas sendas y un bosque de lo más bonito que he pisado en mucho tiempo.

(Para leer esto deberíais leer primero el comentario de Simón Corresendas y el mío que va a continuación).

Simón, en cuanto a lo de "gran montañero", espero estar sólo al principio de la escalera y disfrutar aprendiendo lo muchísimo que me queda. Añado un video donde se resume más o menos lo que pienso y además en verso. En la película, Cyrano, un momento antes de esta secuencia, le dice a Richelieu: "No consiento que me cambien una coma". Pues eso, no le cambio ni una coma. Y lo de la última palabra: "solo" es matizable. No es un deseo. Es como uno se siente ante circunstancias de la vida por intentar mantener una identidad. (Jo con la vena lírica... si es que la primavera...) Saludos.

video


Podéis descargar el track pulsando aquí: PABLOONCE
Un saludo a todos y hasta la próxima.

4 comentarios:

  1. Cuánta razón tienes de que es una preciosidad de ruta? disfrutamos a lo grande, conociendo muy buenos amigos.
    Qué bonitas fotos!, qué gran montañero eres! y qué gran poeta te estás haciendo!
    Eres una caña, macho, pero sigue sin creértelo.

    Simon Corresendas

    ResponderEliminar
  2. Gracias Simón. Aprecio muchísimo tus consejos y más viniendo de alguien de tu experiencia. Tengo presente que la humildad es una virtud que hay que mimar día a día y que es directamente proporcional a la grandeza de espíritu sin perder, claro, la propia identidad.

    Edito la crónica e incluyo un video al final que viene al pelo de lo que estamos hablando.

    Un abrazo,
    Pablo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, la verdad es que la ruta no es completamente mia, es un resumen de rutaas que he ido aprendiendo de Carles Janes, Xavier Goterris y otros muchos senderistas con los que he compartido camino.

    Lo que mas me encanta de esto, es que una ruta se haya realizado y publicado tres veces en poco mas de un mes, eso le asegura que sea transitada y mantenida por mucho tiempo.

    Aunque todavia es un poco pronto, pero como te he enlazado creo que ya es momento, echale un ojo a www.senderist.es mas adelante ya recibiras un correo explicando mas de que va el tema.

    ResponderEliminar
  4. Hola Toni, se me olvidó poner en la crónica que no sé quien se habrá encargado de limpiar y mantener este grupo de sendas sin homologación, pero están recientemente limpias y recortadas y no te arañabas ni enganchabas en ningún momento. Un 10 para el que corresponda.

    ResponderEliminar

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.